Sexualidad en personas con lesion medular
Autor: Jon Pagazaurtundua Isusi  | Publicado:  28/10/2010 | Neurologia , Sexualidad – Sexología | |
Sexualidad en personas con lesion medular .2

4. Terapia oral.

a) Sildenafil: Debe ser utilizada con una adecuada estimulación psicológica y física. Es conocido por el nombre comercial Viagra. Es un potente vasodilatador. Se ha desarrollado una forma oral, cuyo efecto máximo se alcanza una hora después de la ingesta.
Existe otra forma masticable (efecto máximo al de 15 minutos después de la toma). La dosis recomendada es la de 25 – 50 mg.
Este fármaco no actúa con ausencia de estimulación sexual.

b) Tadalafil (Cialis): Es un inhibidor oral de la enzima PDE5. Es eficaz durante las 24 a 48 horas después de la ingesta. Se le conoce como la píldora del fin de semana.
c) Vardenafil (Levitra).

d) Zaprinast

e) Apormorfina SL (Uprima): Escaso éxito. El laboratorio que comercializó el producto bajo el nombre de Uprima no ha renovado su oferta.

5. SARS:
Estimulación de raíces sacras. Es un sistema que se implanta en los nervios sacros a su salida de la médula. Permite a los lesionados medulares un control de la micción para lograr el vaciamiento de la orina de una manera natural. Produce una erección del pene.

Está formado por 3 componentes. Los electrodos que se implantan por pares en S2, S3,S4; una placa receptora del impulso eléctrico que se coloca en el abdomen por debajo de la piel y que va conectada a los electrodos por un sistema de cables muy fijos y, por último, un estimulador externo (es la parte del sistema que va por fuera del cuerpo).

El estimulador genera la señal eléctrica que va hacia los nervios y a través de estos a la vejiga. Puede ser llevado en el bolsillo del pantalón.

6. Prótesis Intracavernosas:

Son irreversibles. Hay diferentes tipos desde las rígidas hasta las inflables. Las inflables imitan la fisiología normal, pero aumenta el porcentaje de fallos por causa del material. El principal riesgo es la infección. Son de alto coste.
El paciente debe conocer la posibilidad de un fracaso o de la falta de adaptación.

7. Prótesis externas o exoprótesis:

Es un preservativo semirrígido (formado por dos láminas de silicona íntimamente adosadas, entre las que existe un espacio virtual) donde se introduce el pene. A través de un macarrón que va unido a esa prótesis, el propio paciente aspira con su boca, realizando un vacío que provoca que el pene se rellene de sangre, y se ponga rígido hasta ocupar el espacio del preservativo. Este método esta indicado en pacientes que no pueden tener erecciones reflejas.

• Eyaculación: Muy Baja

Las posibilidades de eyaculación del lesionado medular por medios naturales son escasas. Según algunos estudios (Comarr et al) sólo un 5% de los varones con lesiones medulares completas consigue eyacular por masturbación o coito.

a) Lesión por encima del Centro Toracolumbar: Muy poco probable. El centro sacro inhibe el Toracolumbar.
b) Lesión del centro Toracolumbar: No hay eyaculación.
c) Lesión por debajo del Centro Toracolumbar: Pueden ocurrir eyaculaciones goteantes.

Existen numerosos métodos para la obtención seminal, entre los que destacan:

1. Métodos naturales (masturbación o coito).
2. Métodos farmacológicos: Fisostigmina subcutánea: Alfa-adrenérgico que facilita la eyaculación. Presenta algunos efectos secundarios (mareos, vómitos.).
3. Métodos mecánicos: Vibro estimulación del pene o vibradores: Se aplican en pacientes con lesión medular por encima de D10, que cursan con espasticidad y lleven más de un año de evolución de la lesión. Se aplica una frecuencia de 85-100 hz, en la “V” del glande del pene. Ejerciéndose con presión y con movimiento circular.
4. Métodos de estimulación eléctrica: Electroestimulación rectal: Se aplica con corriente eléctrica alterna, a través de dos electrodos situados en la punta de una sonda rectal rígida.
La sonda con lubricante se introduce en el recto colocándose en la región subprostática para excitar la región hasta producir la eyaculación. Se aplican en lesiones medulares por debajo de D10 hasta L1-L2 y también en lesiones por encima de D10 cuando el método de vibración resulta negativo.
5. Métodos quirúrgicos: Punción directa del deferente: Esta técnica va dirigida hacia la inseminación “in vitro”

• Calidad deficiente del semen:

a) Conteo de espermatozoides normal.
b) Movilidad de espermatozoides alterada:
La mayoría de los espermatozoides están muertos.
La baja movilidad no se relaciona con la edad, tiempo de lesión medular, alteraciones hormonales.
c) Cambios bioquímicos en el plasma seminal.
d) Las alteraciones del plasma seminal se observan a cualquier nivel de lesión medular.


PSICOFISIOLOGÍA DE LA SEXUALIDAD EN LA MUJER CON LESIÓN MEDULAR:

En la mujer la erección es la tumescencia del clítoris y labios menores, la emisión es la contracción de la musculatura lisa de las trompas y útero; y la eyaculación son las contracciones rítmicas de los músculos del perineo.

Las funciones del aparato eréctil (cuerpo cavernoso del clítoris y bulbo vaginal), y las funciones del aparato excretor (glándula de Skene y de Bartolino), se ven afectadas.

El modelo trasmitido de sexualidad en la mujer es menos genito-coital que en el varón, aunque siempre hay excepciones. Las encuestas así lo reflejan. Por todo ello tienen menos problemas que el hombre.

Por otra parte, tienen mayor resistencia en el entorno si desean vivir la sexualidad después de la lesión medular.

VENTAJAS EN LA MUJER MEDULAR SOBRE EL VARÓN

a) Mejor adaptación a la sexualidad no genital y a vivencias orgásmicas menos dependientes de los genitales. El orgasmo es algo más que un hecho neurofisiológico. Es una vivencia global placentera. Existen muchas técnicas de desarrollo y amplificación sensorial.
b) Los problemas de lubricación se solucionan con cremas y lubricantes.
c) Las mujeres tienen zonas erógenas más desarrolladas que los varones en zonas no afectadas por la lesión, como el cuello, lóbulos de orejas, mamas, etc.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924