Perforacion intestinal por espina de pescado. Caso clinico
Autor: Dra. María del Mar de Luna Díaz | Publicado:  17/05/2011 | Cirugia General y Digestiva , Articulos , Imagenes de Radiodiagnostico y Radioterapia , Imagenes de Cirugia General y Digestiva , Imagenes , Casos Clinicos de Cirugia General y Digestiva , Casos Clinicos | |
Perforacion intestinal por espina pescado. Caso clinico .1

Perforación intestinal por espina pescado. Caso clínico.

María del Mar de Luna Díaz (1), Adolfo Cruz (1), Miriam Rocha (2), Yelda Mª Hernández Montes (3), Francisco Javier Fonseca (3), Miguel Ruiz (1), Francisco Sánchez (1), Isidro Moreno (1), Elisa Lopera Lopera (4), Francisco Báez (5).

1. FEA del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo.
2. Residente de tercer año de Medicina Familiar y Comunitaria.
3. Especialista de Medicina Familiar y Comunitaria. FEA del Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias.
4. Especialista de Medicina Familiar y Comunitaria. Jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos y del Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias.
5. FEA del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo. Jefe del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo.

Centro de trabajo: Hospital Comarcal “Valle de los Pedroches”. Avda. Juan del Rey Calero, S/N. 14400. Pozoblanco. Córdoba.

RESUMEN

El diagnóstico preoperatorio de la ingestión de cuerpo extraño es un desafío clínico porque el paciente no suele recordar lo sucedido. Además, la presentación clínica es inespecífica. Entre los factores de riesgo que conducen a la ingestión de cuerpo extraño se incluyen la edad avanzada, la incapacidad de formar bolo alimenticio, la enfermedad inflamatoria y las dentaduras postizas.

PALABRAS CLAVE: Perforación intestinal, cuerpo extraño intestinal.

INTRODUCCIÓN

A continuación relatamos el caso de un paciente con perforación yeyunal por una espina de pescado.

CASO CLÍNICO

Paciente varón de 82 años con antecedentes de intolerancia a betabloqueantes, hipercolesterolemia, hiperuricemia, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, diabetes mellitus tipo II, fibrilación auricular, cardiopatía isquémica, insuficiencia renal, accidente cerebrovascular agudo hace un año, anticoagulado e intervenido de nefrectomía derecha.

El paciente acude a urgencias por cuadro de vómitos, molestias abdominales y cuadro confusional iniciado 12 horas antes.

A la exploración presenta abdomen blando y depresible, doloroso de forma difusa con dudosos signos de peritonismo.

Parámetros de laboratorio: Leucocitos: 14720, Neutrófilos: 86,5%, Actividad de protrombina: 50%, INR: 1,65. Resto de los valores tanto de hemograma, como de bioquímicas normales.

Rx Tórax: Sin hallazgos significativos (Foto 1).

Rx abdomen: Dilatación de intestino delgado y estómago (Fotos 2 y 3). No se observa imagen de neumoperitoneo. Imágenes sugestivas de litiasis biliar.

Ante la sospecha de perforación se realizó TAC abomino-pélvico donde se apreció dilatación importante de asas de intestino delgado (Foto 4) y estómago, así como engrosamiento parietal de un segmento corto de intestino delgado. No se evidenció gas ni líquido extraluminal (Foto 5).

Se volvió a evaluar al paciente y ante el incremento del dolor y el discreto peritonismo se indicó intervención quirúrgica urgente.

En la misma se encontró una perforación intestinal en un segmento de yeyuno con dos orificios puntiformes (flechas negras) con salida de cuerpo extraño por uno de ellos - una espina de pescado- y aflorando su extremo opuesto por el otro (Flecha verde) (Foto 6). Se procedió a realizar resección intestinal en cuña y anastomosis término-terminal.

El paciente evolucionó satisfactoriamente marchando a su domicilio al 8º día postoperatorio con buena tolerancia y tránsito intestinal.

En la revisión al mes en la consulta el paciente se encontraba asintomático dándose el alta desde el punto de vista de la cirugía.

DISCUSIÓN

La perforación intestinal por un cuerpo extraño es poco común, ya que la mayoría de cuerpos extraños se eliminan con las heces y sólo el 1% de ellos perforan el tubo gastrointestinal, por lo general en el nivel ileal (1).

La perforación puede ocurrir en cualquier tramo del tubo gastrointestinal pero generalmente sucede en las zonas de angulación o de luz estrecha como el píloro o el íleon distal (2).

En nuestro caso se produjo a nivel yeyunal. La perforación del yeyuno, como el ocurrido en nuestro caso, es relativamente rara y tiene una incidencia de 14.3% aproximadamente (4).

La espina de pescado es el cuerpo extraño más frecuente encontrado en la perforación gastrointestinal siendo por lo general radiotransparente y por ello no se ve en la radiografía (1, 2 y 3).

La observación de neumoperitoneo es poco frecuente, pues la perforación suele estar sellada por las estructuras adyacentes (4, 5 y 6). 

perforacion_intestinal_espina/rx_torax_normal

Foto 1 

perforacion_intestinal_espina/dilatacion_intestino_delgado_rx

Foto 2 



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924