Perforacion rectal por sonda rectal. Caso clinico
Autor: Dra. María del Mar de Luna Díaz | Publicado:  19/05/2011 | Cirugia General y Digestiva , Articulos , Imagenes de Radiodiagnostico y Radioterapia , Imagenes de Cirugia General y Digestiva , Imagenes , Casos Clinicos de Cirugia General y Digestiva , Casos Clinicos | |
Perforacion rectal por sonda rectal. Caso clinico

Perforación rectal por sonda rectal. Caso clínico

María del Mar de Luna Díaz (1), Adolfo Cruz (1), Miriam Rocha (2), Yelda Mª Hernández Montes (3), Francisco Javier Fonseca (3), Miguel Ruiz (1), Francisco Sánchez (1), Isidro Moreno (1), Elisa Lopera Lopera (4), Francisco Báez (5).

1. FEA del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo.
2. Residente de tercer año de Medicina Familiar y Comunitaria.
3. Especialista de Medicina Familiar y Comunitaria. FEA del Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias.
4. Especialista de Medicina Familiar y Comunitaria. Jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos y del Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias.
5. FEA del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo. Jefe del Servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo.

Centro de trabajo: Hospital Comarcal “Valle de los Pedroches”. Avda. Juan del Rey Calero, S/N. 14400. Pozoblanco. Córdoba.

RESUMEN

Los traumatismos anales, rectales y colónicos son poco frecuentes. Su prevalencia es difícil de establecer debido a los diversos factores que intervienen en su origen.

Presentamos el caso de una paciente que sufre una perforación rectal iatrogénica tras sondaje rectal con una sonda flexible para colocación de un enema de limpieza lo que es muy infrecuente.

PALABRAS CLAVE

Perforación rectal, perforación rectal iatrogénica.

INTRODUCCIÓN

Se presenta un caso de una paciente con perforación rectal tras sondaje rectal.

CASO CLÍNICO

Mujer de 89 años de edad con antecedentes de intolerancia a furantoínas y ciprofloxacino, hipertensión arterial (HTA), diabetes mellitus tipo 2, dislipemia, hiperuricemia, hiperreactividad bronquial, insuficiencia renal, deterioro cognitivo, y trombocitosis. Antecedentes quirúrgicos: intervenida de cistocele.

La paciente acudió a urgencias por hematemesis franca siendo diagnosticada por endoscopia alta de úlcera subcardial sangrante, e ingresada para tratamiento. Durante su estancia, y tras la aplicación de enema con sonda rectal, comienza con dolor en periné y a nivel abdominal.

A la exploración destacaba abdomen globuloso blando y depresible con dolor abdominal difuso y discretos signos de peritonismo.

Parámetros de laboratorio: Leucocitos: 19720, Neutrófilos: 90’80, Hemoglobina: 11’3, Hematocrito: 34, AP: 90%, Glucosa: 354, Urea: 86, Creatinina: 2,3 siendo el resto de la analítica normal.

Ante estos hallazgos se decidió realizar TAC abdómino-pélvico en el que se apreció restos de contraste radiopaco en asas intestinales, engrosamiento y aumento de densidad del espacio perianal, perirrectal, presacro y grasa mesentérica pélvica izquierda con densidad aérea en su interior, por la presencia de líquido y aire en dichos espacios (Foto 1 y 2).

Ante la sospecha de perforación rectal se decidió intervención quirúrgica urgente.

Durante la cirugía no se apreció contenido fecaloideo ni gas, aunque sí mínima cantidad de líquido en espacio perirrectal, de Retzius y retrovesical. No se evidenció lesión rectal macroscópica y se descartaron lesiones asociadas abdominales, genitourinarias y osteomusculares por lo que se decidió actitud conservadora: lavado y colocación de drenajes dada la corta evolución de la perforación iatrogénica y la ausencia de peritonitis.

La paciente evolucionó de forma lenta pero favorablemente con buena tolerancia y tránsito intestinal sin incidencias.

Revisada al mes en la consulta de cirugía presentaba buen estado clínico y ausencia de síntomas por lo que se procedió al alta.

DISCUSIÓN

En España predominan como causa de traumatismos anales, rectales y colónicos los accidentes de tráfico y las lesiones iatrogénicas, frente a las lesiones por arma blanca o de fuego más frecuentes en América (1). El tratamiento se ha de individualizar en cada caso según la comorbilidad del paciente, el tiempo de evolución, la situación del intestino lesionado, el grado de contaminación fecal, las lesiones asociadas y la experiencia del cirujano.

La lesión iatrogénica rectal por sondaje rectal tras enema de limpieza es muy rara.

En los traumatismos rectales extraperitoneales se recomienda el desbridamiento de la herida y la reparación de la lesión rectal, si es posible. La indicación de laparotomía viene determinada por los signos clínicos o los hallazgos de las exploraciones complementarias. Se recomienda como gesto quirúrgico la colostomía derivativa, que en este caso no se realizó ante la ausencia de contaminación y dado el corto tiempo de evolución (2 y 3). 

perforacion_rectal_sonda/TAC_aire_perianal

Foto 1 

perforacion_rectal_sonda/TAC_liquido_perianal

Foto 2

BIBLIOGRAFÍA

1. Rodríguez J. I., Pujadas M., Martín A., Farrés R. y Olivet F.. Estado actual de los traumatismos Colorrectoanales Antonio Codina-Cazador, Cir Esp. 2006; 79(3):143-8.
2. Alós R., Buch E., Cerdán J., et al. Traumatismos ano-recto-cólicos. Cirugía colorrectal. Guías clínicas de la Asociación Española de Cirujanos. Madrid: Arán; 2000. p. 423-39.
3. Botero M., Ramírez H., Suárez R., et al. Trauma de colon y recto. Guías de actuación en Urgencias y Emergencias; Trauma. Disponible en: http://www.aibarra. Org



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924