Aspectos historicos que propiciaron el desarrollo de la etica en investigacion
Autor: Lic. José Antonio Nastasi | Publicado:  31/10/2011 | Etica, Bioetica. Etica medica. Etica en Enfermeria , Historia de la Medicina y la Enfermeria , Articulos | |
Aspectos historicos que propiciaron el desarrollo de la etica en investigacion .1

Aspectos históricos que propiciaron el desarrollo de la ética en investigación

Lic. José Antonio Nastasi

Palabras clave: Experimento, Etica, investigación
Keywords: Experiment, Ethics, investigation

RESUMEN

La ética y la moral van juntas y hace que actuemos de manera correcta en los diferentes aspectos de la cotidianeidad. En la investigación científica también hay normas éticas para guiar de la manera más moralmente posible el curso de una investigación, especialmente cuando tiene sujetos de prueba. La ética en investigación, como está establecida hoy en día, tuvo que pasar por muchos procesos catalizadores a través de la Historia, que propiciaron su desarrollo, como los experimentos en la segunda guerra mundial realizados por los nazis a los prisioneros de guerra y el experimento de Tuskegee que duró décadas hasta que se hizo público. En este articulo se explican los principios éticos establecidos en el Código de Nuremberg, la Declaración de Helsinki y el Informe Belmont.

INTRODUCCIÓN

La ética es parte de la filosofía, y es la norma por la cual nos regimos moralmente para actuar de manera correcta, y la ética como norma se aplica a diferentes aspectos de la vida cotidiana, en nuestro caso de interés en la investigación. A lo largo de la Historia hemos sabido diferenciar lo bueno de lo malo gracias a nuestro juicio moral, pero en algunas ocasiones el juicio moral parece estar diezmado pudiéndose deber por diferentes motivos, llegando a cometer actos malintencionados debido a esto. Es por eso que la ética juega papel importante para guiar la moral humana y a lo largo del tiempo ha ido en constante evolución.

EXPERIMENTOS NAZIS Y EL CÓDIGO DE NUREMBERG

En el auge de la Alemania nazi, y en su imparable búsqueda de conquista de los que se oponían a los ideales de Hitler, y también en el afán por mejorar la raza, el debate científico en aquellos tiempos bajo este régimen, eran temas como la pureza hereditaria, la eutanasia, la esterilización de los indeseables y la manera de mantener una superioridad racial mediante la práctica de la eugenesia, en concatenación también con los experimentos de supervivencia militar aplicados a los prisioneros en los campos de concentración. La figura más icónica de los experimentos llevados a cabo por el poderío nazi es el joven médico y antropólogo Joseph Mengele y colaboradores, que tuvieron la libertad de hacer lo quisieran con los prisioneros. (Vigilancia epidemiológica, 2007)

Resumiendo un poco los macabros ensayos que hicieron más que todo a personas que ellos consideraban “no dignas” para vivir, entre judíos y rusos, así como también gemelos, sordos, acondroplásicos, entre otros.

Uno de esos experimentos era el conocer hasta cuanto se podía bajar la temperatura del cuerpo hasta que la victima quedara inconsciente y muriera: las personas eran colocadas desnudas en tinas congeladas o expuestas al frío invierno. Junto a este experimento estaba el de la resurrección o calentamiento, el cual era igual de cruel y doloroso. Para este, usaban lámparas de sol que quemaban la piel de la víctima, la irrigación interior que consistía en introducirle a la víctima agua caliente en los orificios del cuerpo, el baño caliente en donde se colocaba a la victima el tinas y gradualmente se iba aumentando la temperatura.
 
Otros ejemplos fueron la unión de gemelos en cirugías bizarras para la creación de siameses, la disección de personas aun estando vivas, entre muchos otros experimentos que van contra toda moral. (Vigilancia epidemiológica, 2007)

Al finalizar la guerra, caer poderío nazi, y la comunidad internacional al enterarse de estos atroces experimentos, fue promulgado en 1947 el Código de Nuremberg, en torno a los juicios de Nuremberg contra la jerarquía nazi y la mayoría de los médicos que participaron en los experimentos. En sí, el código de Nuremberg promulga los principios para la experimentación biomédica en seres humanos.

Consta de diez puntos; en el primero se toma en cuenta el consentimiento voluntario de la persona que se somete al experimento, en el segundo se resalta que el experimento sea beneficioso para la sociedad humana, en el tercer punto se demanda que el experimento a realizar sea basado y justificado en base a resultados previos, en los puntos cuarto, quinto, sexto y séptimo se relacionan, y tocan la protección del individuo y evitar todo daño y sufrimiento tanto físico como mental, no realizar el experimento cuando existe la posibilidad de causar daño a futuro, el riesgo tomado no debe exceder la importancia que la humanidad demanda y proteger al sujeto contra la incapacidad y la muerte.
 
El octavo punto expresa que el experimento sea realizado por personas calificadas, el noveno punto dice que el sujeto, estando en cualquier etapa del experimento tiene la libertad de abandonarlo y el último punto se refiere a que el científico a cargo del experimento puede terminarlo en cualquier fase. Este código es como un prototipo y un punto de partida en lo que es la ética en investigación científica. (Observatorio de bioética y derecho de la Universitat de Barcelona, 2005)

LA ASOCIACIÓN MÉDICA MUNDIAL Y LA DECLARACIÓN DE HELSINKI

Más adelante, en el año 1964, tomando en cuenta la anterior Código de Nuremberg, la comunidad médica en ese tiempo, en un esfuerzo significativo por especificar y ahondar más en las practicas de investigación clínica, y también en una manera de autorregularse en estas investigaciones, se hace pública la Declaración de Helsinki promulgada por la Asociación Médica Mundial (AMM).
 
Entre los aspectos más resaltantes de esta declaración está el consentimiento informado, la vigilancia a lo largo de la investigación para así asegurar bienestar al voluntario, y también un aspecto importante no tocado en el Código de Nuremberg: si la persona no es competente física o mentalmente para consentir, esta responsabilidad recae ante un representante legal.

Otro aspecto que también se promulga en esta declaración, es que los autores y editores responsables de la publicación de los resultados de la investigación no salten ningún aspecto en torno a ella, como financiamiento o patrocinantes, instituciones a cargo, conflicto de intereses y promulgación de resultados objetivos, tanto positivos como negativos.

Con esta declaración hay una evolución en la ética de las investigaciones científicas, más específicamente en las investigaciones de prácticas clínicas y farmacológicas (Instituto de neurobiología de la Universidad Nacional Autónoma de México, 2002)

EL EXPERIMENTO TUSKEGEE Y EL INFORME BELMONT

Igualmente importante es citar un acontecimiento histórico, como es el Experimento de Tuskegee, un estudio clínico de tipo prospectivo que duró 40 años, entre 1932 y 1972, llevado a cabo por los servicios de Salud Pública en los Estados Unidos, en Tuskegee, Alabama.

Los sujetos de estudio eran afroamericanos, en su mayoría analfabetos, a los cuales se les hizo seguimiento de la progresión natural de la sífilis si no era tratada; en el programa se habían reclutado a 600 afroamericanos, 399 infectados y 201 como grupo de control, los cuales fueron engañados y persuadidos con tratamiento médico gratuito, transporte a la clínica, comida y seguro de sepelio.

Lo que causa mayor controversia es que estas personas no dieron su consentimiento informado y nunca fueron informadas de su diagnóstico. En 1972 se hace pública en la prensa por la Associated Press, lo que causa el fin del experimento, ya para entonces 28 personas habían fallecido, otras 100 personas desarrollaron complicaciones médicas relacionadas, 40 mujeres infectadas y 19 niños contrajeron sífilis al nacer; este experimento causó mucha indignación en la Historia de la investigación biomédica en los Estados Unidos, lo que llevó a la creación del informe Belmont. (Thomas, 2008)

El informe Belmont, a diferencia del Código de Nuremberg y la Declaración de Helsinki, toma en cuenta tres principios o normas generales a aplicar en la investigación de tipo clínica o biomédica. Estas normas generales analizadas a lo largo del informe pretenden ser un marco de referencia para problemas éticos que se originen en la investigación con seres humanos.

El primer principio es el de respeto a las personas haciendo énfasis en la autonomía de las personas, la participación voluntaria y el consentimiento informado; el segundo principio es el de beneficencia, cuyas reglas generales es no causar ningún daño, maximizar los beneficios y disminuir los posibles daños, en una valoración de los riesgos y beneficios de la investigación; y el tercer principio es el de justicia, trato equitativo, razonable, no explotador siguiendo formulaciones como: a cada persona una parte igual, a cada persona según su necesidad individual, a cada persona según su propio esfuerzo, a cada persona según su contribución a la sociedad y a cada persona según su merito, también aplicada a la selección de sujetos. (Observatorio de bioética y derecho de la Universitat de Barcelona, 2005)



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado