Revision Bibliografica. Traumatismo toracoabdominal en Pediatria
Autor: Dra. Ana Milagro Pascual Héctor | Publicado:  13/08/2012 | Pediatria y Neonatologia , Articulos | |
Revision Bibliografica. Traumatismo toracoabdominal en Pediatria .1

Revisión Bibliográfica. Traumatismo toracoabdominal en Pediatría

Dra. Ana Milagro Pascual Héctor. MSc. Atención integral al niño, Especialista Primer Grado cirugía pediátrica, Instructor UCMVC.
Dra. Deysi Rivero Valerón. MSc. Atención integral al niño e Infectología, Especialista de Segundo Grado en MGI y Pediatría, Profesor Auxiliar.
Dra. Carmen Gómez Maciñeira. Especialista de I grado en Cirugía Pediátrica.
Dr. Ismael Polo Amorin. Especialista de II grado en Cirugía Pediátrica.


El traumatismo constituye un problema de aparición frecuente en nuestros días. El hombre al interactuar con el medio desde los tiempos remotos no solo ha tratado de conocerlo y dominarlo, sino también de modificarlo. Los logros obtenidos en plano científico y técnico nos han reportado mayor bienestar social, pero también nos han ocasionado miles de accidentes. Al escuchar la palabra accidente, de inmediato pensamos en el accidente de tránsito, pero como bien lo señalará el profesor Jordán, sin pretender disminuir la importancia de los mismos, hay que tener en consideración que más de la mitad de los que ocurren no están relacionados con el tránsito. (1-5)

Los accidentes a consecuencia de quemaduras, por objetos perforo-cortantes, las caídas y explosiones ocasionan lesiones en la infancia que precisan de un tratamiento urgente. (6)

A pesar de lo esfuerzos desplegados por nuestro sistema de salud para conservar la vida en nuestros niños, cada día los traumatismos cobran mayor importancia en la morbimortalidad infantil.

Teniendo en cuenta la importancia que requieren la prevención y correcto tratamiento de los trauma toracoabdominal en pediatría y unido a la elevada frecuencia con que se presentan hemos realizado la actual revisión para alertar a la comunidad científica en el conocimiento y adecuado manejo de el trauma toracoabdominal. (7-8)

La existencia del hombre como ser social, lleva implícita la lucha de este por conocer y dominar la naturaleza, es por ello que desde tiempos remotos en la historia de la humanidad el hombre se enfrenta a los accidentes como un problema social.

Desde el año 1964, con motivo de la celebración de XVI Jornada Nacional de Pediatría, en Varadero Matanzas, se incluyó por primera vez en un evento pediátrico en nuestro país y en una sesión plenaria el tema de los accidentes).

En 1966, en Ginebra la Organización Mundial de la Salud, consideró los accidentes como un problema de Salud e instó a los países miembros a tomar medidas para su prevención. En esos años ocupaban los accidentes el primer lugar como causa de muerte en el grupo de edad de 5-14 años. Estos resultados fueron presentados en el XII Congreso Internacional de Pediatría.

En el niño por cada muerte debida a un accidente, hay más de 500 accidentes no mortales, incluyendo 100 hospitalizaciones y un promedio de 3 con invalidez permanente. Rivera Gómez, L en un estudio realizado en la provincia de Villa Clara para la reducción de la morbilidad e invalides por accidentes. plantea que uno de cada 4 niños se accidenta al menos una vez al año; 1 de cada 7 sufre un accidente que requiere atención médica y 1 de cada 20 acude al servicio de urgencia del Hospital Pediátrico José Luis Miranda.

Las lesiones toracoabdominales son frecuentes en el niño politraumatizado y requieren de un diagnóstico certero y un tratamiento adecuado.

Se considera como trauma torácico todas aquellas lesiones que ocurren en los pulmones, en la caja torácica así como en el corazón, grandes vasos intratorácicos y el resto de las estructuras mediastínicas. La caja torácica del niño es más compresible; la transmisión de grandes fuerzas a las estructuras de la misma pueden producir lesiones en el parénquima aún sin evidencia de trauma externo, por lo que lesiones significativas pueden ser no sospechadas o subestimadas. El tórax en edad pediátrica presenta características anatómicas especiales que en ocasiones lo hacen resistente al trauma, lo que lleva implícito; que cuando éstas ocurren entrañan gravedad marcada. El tórax del niño es elástico y flexible no solo por el alto componente cartilaginoso; sino también por la flexibilidad propia de las costillas y sus articulaciones, por tanto este es más móvil que el del adulto. Las costillas más comúnmente lesionadas son de la quinta a la novena y suelen lesionarse a nivel de sus arcos anteriores y laterales, mientras que las lesiones de las dos primeras suelen asociarse a un trauma grave del tórax.

La hipoxia es la consecuencia más importante en el trauma de tórax y es la principal batalla que debemos vencer sobre cualquier otra situación acompañante.

La mayoría de las lesiones graves se diagnostican por la semiología y con una simple radiología de tórax ya que las más comunes son las pleuropulmonares, siendo por suerte sumamente infrecuentes las lesiones de corazón y grandes vasos.

Los traumatismos torácicos pueden clasificarse como:

• Lesiones con Peligro Inminente para la vida:

1. Obstrucción de la vía aérea.
2. Neumotórax a tensión.
3. Neumotórax abierto
4. Tórax inestable.
5. Taponamiento cardíaco
6. Hemotórax masivo

• Lesiones Potencialmente Letales:

1. Contusión pulmonar.
2. Contusión miocárdica.
3. Ruptura de grandes vasos.
4. Hernia diafragmática traumática.
5. Ruptura traqueo-bronquial.
6. Ruptura esofágica

• Lesiones con escaso peligro de muerte:

1. Neumotórax simple
2. Hemotórax pequeño
3. Fracturas costales
4. Contusión de la pared torácica.
5. Ruptura del conducto torácico.

Otra forma de agrupar las lesiones torácicas son de la siguiente manera:

• Traumas Abiertos: los cuales pueden responder a varias causas y ser de diferentes tipos como:

1. Penetrante: penetra la cavidad pero permanece dentro de ella.
2. No penetrante: son aquellos donde permanece indemne la pleura parietal.
3. Perforante: es cuando el agente causal entra y sale de la cavidad torácica.

• Traumas cerrados o contusos

Neumotórax: Es conocido por todos que es la presencia de aire en la cavidad pleural con el consiguiente colapso pulmonar originando un síndrome de compresión endotorácica. Tiene tres formas de presentación: Abierto, Cerrado y A tensión. El Neumotórax origina una Hipertensión endotorácica con colapso pulmonar y aumento de la resistencia vascular.

La Contusión Pulmonar es una lesión a nivel de la pared capilar alveolar que lleva al colapso pulmonar y a la consolidación pulmonar. El grado de lesión está en relación directa con la cantidad de hemorragia intersticial y edema alveolar. La circulación alveolar es dañada y se produce una disminución en la secreción del surfactante. La ventilación del área dañada disminuye, la atelectasia y la infección comienzan a ser importantes factores en la hipoxia después de las 24-48 horas del traumatismo.

En la traumatología moderna se maneja el término de Síndrome de Tórax Agudo Traumático para denominar a todos aquellos politraumatismos toracoabdominales que requieren de tratamiento quirúrgico urgente.

Las situaciones que este síndrome comprende son:

1. Compresión endotorácica (Taponamiento Cardíaco por hemopericardio con retorno venoso insuficiente)
2. Hemotórax Hipertensivo (Colapso pulmonar con insuficiencia respiratoria grave y bamboleo mediastinal)
3. Fracturas Múltiples especialmente las que comprometen el esternón. (10)



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado