Parto Vertical. Cambiar la forma de nacer cambiara la forma de vivir
Autor: Dr. Miguel Ángel González Pérez | Publicado:  8/11/2007 | Ginecologia y Obstetricia , Imagenes de Ginecologia y Obstetricia | |
Parto Vertical. Cambiar la forma de nacer cambiara la forma de vivir

Parto Vertical: cambiar la forma de nacer, cambiará la forma de vivir.

 

Autor: Dr. Miguel Ángel González Pérez. Hospital Comunitario de Aquismón. SSA  SLP. México.

 

Introducción:

 

El Hospital Comunitario de Aquismón se encuentra situado al sureste del estado de San Luis Potosí en la región denominada huasteca potosina a 318 km de la capital del estado. Básicamente es un centro de salud de primer nivel, el cual se encuentra a 45 km de un segundo nivel de atención, actualmente solo se cuenta con la especialidad e Pediatría en un solo turno y las atenciones son brindadas por médicos pasantes y médicos generales, a nivel nacional fue catalogado en el pasado como uno de los municipios con mayor índice de muertes materno- fetales.

 

El 80% de la población de responsabilidad pertenece a la etnia tének, un 35% son mujeres en edad fértil con vida sexual activa actualmente el índice de natalidad es de 30.5 nacimientos diariamente de los cuales un 70% son atendidas por médicos, un 15% por parteras comunitarias y el 15% restante por su pareja o por ellas mismas.

 

Uno de los motivos principales por los cuales prefieren ser atendidas por parteras que por médicos es porque no son respetadas ideológicamente sus costumbres  por muchos de los responsables de salud, algo tan importante que se puede catalogar como patrimonio nacional son las raíces culturales a las que todo mexicano pertenecemos.

 

Un 50% de las mujeres que acuden en trabajo de parto solicitan ser atendidas en posición vertical (cuclillas o paradas) y el resto tal vez no lo externan por miedo a ser recriminadas por el médico tratante.

 

En un intento de recobrar parte de lo que ancestralmente era natural, siguiendo los lineamientos y normas de evidencia científica en obstetricia se comenzó a implementar el parto vertical con el intento de posibilitar que la mujer adopte la posición que desee y contar con la presencia durante el trabajo de parto y parto del acompañante que ella elija, viabilizando el inicio temprano de la lactancia materna fortaleciendo el vinculo del binomio madre-hijo.

 

Diferentes metaanálisis concluyen que el parto en esta posición se asocia a una reducción en la duración de la fase II del trabajo de parto, reducción en el número de episiotomías innecesarias, disminución del dolor y trauma obstétrico y menos alteraciones en la frecuencia cardíaca fetal.

 

 

Objetivo:

 

Conocer las ventajas y desventajas del parto vertical en contraposición del horizontal, tanto para la madre como el producto.

 

Material y Métodos:

 

Se realizó un estudio prospectivo, descriptivo, cuali-cuantitativo y comparativo. La muestra corresponde un total de pacientes que fueron atendidas en esta institución durante el periodo de agosto del 2006 a julio del 2007, de las cuales el 60%  fueron atendidas en posición horizontal y un 40% en posición vertical.

 

El 30% del total de pacientes muestreadas fueron pacientes del área de responsabilidad con control prenatal regular sin complicaciones durante la gestación. El 40% fueron mujeres de otra área de responsabilidad con control prenatal irregular y el 30% restante fueron pacientes sin control prenatal. El 94% fueron ingresadas a labor en Trabajo de Parto fase I activo y solo un 6% en fase II activo.

  

Para atención vertical se tomaron las siguientes indicaciones previa solicitud y autorización de la paciente:

 

1.- Embarazos de 36 a 39 Semanas de Gestación por Fecha de Ultima Regla (FUR) o fetometría.

2.- Multigesta con 1 o más partos verticales anteriores.

3.- Segundigestas en adelante sin parto vertical anterior con pelvis tipo mixta.

4.- Productos menores de 3,200 gr por fetometría o regla de Mc Donald.

5.- Trabajos de Parto activos con Registro Cardio-tocografico  normal.

 

Se realizaron tomas de hemograma pre y postparto al 100% de atención vertical y a un 90% de horizontales, así como un seguimiento de puerperio en el 30% de las correspondientes al área de responsabilidad.

 

 

Resultados:

 

El 100% fueron atendidos con técnicas de sepsia y antisepsia, no se realizaron enemas ni tricotomías y se obtuvieron los siguientes resultados en promedios:

 

parto_vertical/parto_vertical_1

 

Solo un parto vertical se convirtió a horizontal por variedad occipito-posterior sin presentar complicaciones al nacimiento. Respecto a los verticales, solo el 2% mostro leucocitosis y un 6% anemia normocítica, en lo que respecta a los horizontales solo el 1% mostro leucocitosis y un 3% alteraciones del VGM.

 

En la mayoría de los casos la elección de la posición durante el expulsivo fue por sugerencia del médico, solo un pequeño porcentaje lo solicitó. El 75% de las madres estuvo acompañada durante el parto, el 100% de las madres pudo sostener al recién nacido antes de ser pinzado y cortado el cordón respecto a los verticales.

 

Discusión:

 

Se corroboro lo antes mencionado en la literatura dándole al parto vertical una mínima ventaja sobre el parto horizontal en manos de personal capacitado, manera en la cual se pudiese tomar como una opción institucional y no como sustitución del parto horizontal.

 

La media marca que la opinión de las madres sigue una tendencia positiva en cuanto a las ventajas emocionales.

 

Una forma de promover el parto humanizando y garantizar una experiencia enriquecedora es exigiendo que se respete la libertad de movimiento y la posición de las mujeres a la horas del parto… cambiar la forma de nacer, cambiará la forma de vivir. 

 

 

Imágenes del parto vertical:

 

parto_vertical/parto_vertical_2

 

parto_vertical/parto_vertical_3

 

parto_vertical/parto_vertical_4

 

parto_vertical/parto_vertical_5



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924