Prematurez y su asociacion con la edad materna en el hospital San Juan Bautista de Corrientes Argentina
Autor: Alonso Noelia | Publicado:  23/11/2007 | Ginecologia y Obstetricia , Pediatria y Neonatologia | |
Prematurez y su asociacion con la edad materna en el hospital San Juan Bautista de Corrientes Argent

Prematurez y su asociación con la edad materna en el hospital San Juan Bautista de Corrientes Argentina.

 

Alonso Noelia; Mazal Bazán Gustavo; Olivera Viviana. Dr. Rafael Conti.

Instituto Universitario de Ciencias de la Salud - Fundación H. A. Barceló

 

Resumen:

 

La edad gestacional (EG) de un recién nacido (RN) es muy importante para su desarrollo, ya que un niño con 37 a 42 semanas de gestación - edad a término - está preparado tanto orgánica como funcionalmente para crecer fuera del útero materno. Sin embargo, no todos los niños nacen en este período, sino entre las 24° y 36° semanas, lo que indica un riesgo para la sobrevida del neonato.

 

Objetivos:

 

Evaluar el número de recién nacidos pretérmino vivos; determinar si existe asociación entre la prematurez neonatal con la edad materna; considerar la ausencia del padre como factor de riesgo.

 

Resultados:

 

Se encontraron 640 registros de nacimientos entre los que se obtuvieron 632 nacidos vivos, 143 correspondieron a madres <19 años, 402 entre 20 y 34 años y 87 >35 años. Del total de recién nacidos vivos: 113 fueron prematuros: 32 correspondieron a madres <19 años, 64 entre 20 y 34, y 17 > o = 35 años. En base a esto, se obtuvieron los siguientes datos, tomando como parámetro el número de nacimientos vivos totales: de las 143 madres <19 años el 22% tuvieron niños prematuros, de las 402 madres entre 20 y 34 años 7% y de las 87 madres >35 el 36.78 % tuvo recién nacidos pretérmino. Esto nos determina un riesgo relativo (RR) de 5,14 para madres mayores de 35 años y 3,14 para madres menores de 19 años.

 

De los 632 nacimientos vivos, 411 tenían padres presentes, de los cuales 68 (16,55%), tuvieron niños prematuros y 220 (20,45%) no lo presentaban. Teniendo en cuenta el número total de nacimientos prematuros el RR para el factor “presencia del padre” fue de 0.8.

 

Conclusión:

 

Teniendo en cuenta la edad materna, se concluyó que el mayor riesgo de dar a luz un prematuro se dio en mujeres >35 años, siguiendo en frecuencia las <19 años. Con un número menor de prematuros; en madres entre 20 y 34 años; por lo que podemos decir que sería conveniente orientar la educación prenatal hacia el grupo de riesgo, o sea madres de más de 35 años, donde se vio la mayor frecuencia.

Conforme a la presencia de padres concluimos que a pesar de que hubo un menor porcentaje de prematuros en estos; no se observó como factor de riesgo la ausencia del padre.

 

 

Palabras clave: Prematurez, recién nacido, edad gestacional

 

 

 

Introducción

 

La edad gestacional (EG) de un recién nacido (RN) es muy importante para su desarrollo, ya que un niño con 37 a 42 semanas de gestación - edad a término - está preparado tanto orgánica como funcionalmente para crecer fuera del útero materno. Sin embargo, no todos los niños nacen en este período, sino entre las 24° y 36° semanas, lo que indica un riesgo para la sobrevida del neonato (1).

Las complicaciones pueden ser inesperadas y producirse sin indicios previos. En otras ocasiones, existen ciertos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de que aparezcan éstos problemas, entre ellos figuran: factores asociados al parto, factores del neonato y factores maternos (2).

 

La mortalidad neonatal aumenta a medida que disminuye la edad gestacional, además la incidencia de recién nacidos prematuros varía de una comunidad a otra y depende en gran medida del nivel socioeconómico y cultural de la población (bajo nivel socioeconómico, analfabetismo, mala nutrición materna, madre adolescente, edad materna avanzada, mal control prenatal, mala atención del parto, etc.). (14)

 

Por otra parte existen neonatos que presentan determinados trastornos orgánicos por lo que no pueden mantener un equilibrio, esto motiva a menudo la necesidad de su ingreso a Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) (2,14). Se han observado como motivos de internación en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN): prematurez y las patologías asociadas a ésta (1,13). También hay una asociación entre el ingreso a Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) y las edades maternas extremas (menos de 19 y más de 35 años de edad). (2)

 

Los factores que más determinan la sobrevida del recién nacido son su madurez, expresada en la edad gestacional y el peso al nacer. Considerando estos dos parámetros, los recién nacidos se han clasificado de la siguiente manera:

 

• RNT (Recién nacido de término): los nacidos con 37 y <42 semanas de gestación.

• RNPR (Recién nacido pretérmino): los nacidos con <37 semanas de gestación. En esto seguimos el criterio de la OMS, ya que la Academia Americana de Pediatría considera pretérmino a los nacidos con <38 semanas.

• RNPT (Recién nacido postérmino): los nacidos con 42 semanas de gestación.

• AEG (Adecuados para la edad gestacional): cuando el peso de nacimiento se encuentra entre los percentiles 10 y 90 de las curvas de crecimiento intrauterino (CCI).

• PEG (Pequeños para la edad gestacional): cuando el peso está por debajo del percentil 10 de la curva de crecimiento intrauterino.

• GEG (Grandes para la edad gestacional): cuando el peso se encuentra sobre el percentil 90 de la curva de crecimiento intrauterino. (1,12).

 

No se halló bibliografía con respecto a que la ausencia del padre esté relacionada con la frecuencia de recién nacidos pretérmino; sin embargo hemos observado que existe un incremento de consultas de madres solteras en el HSJB, por lo que se decidió buscar a demás dicha situación como factor de riesgo.

 

Objetivos

* evaluar el numero de recién nacidos pretérmino vivos.

* determinar si existe asociación entre la prematurez neonatal con la edad materna

* considerar la ausencia del padre como factor de riesgo.

 

Materiales y métodos

Se realizó un estudio de tipo observacional, descriptivo y retrospectivo, durante el período comprendido entre el 01 de Enero y el 31 de diciembre de 2005. Dicho estudio se basó en la revisión de los registros de partos del Servicio de Maternidad, del Hospital San Juan Bautista, de Santo Tome Corrientes.

Criterios de Inclusión: todos los nacidos en este nosocomio.

Criterios de Exclusión: fetos muertos.

Recolección de Datos: la misma se realizó en forma manual y los datos fueron cargados en una planilla de Excel, tras lo cual se obtuvo el valor porcentual de los mismos. Los datos registrados fueron: nombre y edad materna, edad gestacional, presencia de padre.

 

Resultados

Se encontraron 640 registros de nacimientos entre los que se obtuvieron 632 nacidos vivos, 143 correspondieron a madres <19 años, 402 entre 20 y 34 años y 87 >35 años.

 

prematurez_edad_materna_1 

 

Del total de recién nacidos vivos: 113 fueron prematuros: 32 correspondieron a madres <19 años, 64 entre 20 y 34, y 17 > o = 35 años.

 

prematurez_edad_materna_2 

 

En base a esto, se obtuvieron los siguientes datos, tomando como parámetro el número de nacimientos vivos totales: de las 143 madres <19 años el 22% tuvieron niños prematuros, de las 402 madres entre 20 y 34 años 7% y de las 87 madres >35 el 36.78 % tuvo recién nacidos pretérmino. Esto nos determina un riesgo relativo (RR) de 5,14 para madres mayores de 35 años y 3,14 para madres menores de 19 años.

 

prematurez_edad_materna_3

 

 

De los 632 nacimientos vivos, 411 tenían padres presentes, de los cuales 68 (16,55%), tuvieron niños prematuros y 220 (20,45%) no lo presentaban. Teniendo en cuenta el número total de nacimientos prematuros el RR para el factor “presencia del padre” fue de 0.8.

 

prematurez_edad_materna_4
 

Discusión

 

La incidencia de prematurez depende del número de mujeres con factores de riesgo para parto prematuro en cada región. La literatura médica revisada indica que los riesgos de salud de la madre y del hijo se incrementan cuando la primera es una adolescente o tiene más de 35 años, debido a que las condiciones biopsicosociales repercuten en mayor cuantía y existe una incidencia más alta de gestosis, pseudogestosis e intervenciones obstétricas. A la adolescencia se le han asociado otros factores como la soltería, la baja escolaridad, la inasistencia a consultas y el hecho de que sólo la mitad consulta en el primer trimestre (3,14).

 

Se identificaron como factores de riesgo de recién nacidos pretérmino con una influencia marcada: la edad materna mayor de 35 años, la amenaza de parto prematuro, la ruptura prematura de membrana, la diabetes mellitus, la toxemia; con efecto moderado: el bajo peso materno, el período intergenésico menor de 1 año, así como la hipertensión arterial, el asma bronquial, el hábito de fumar y la sepsis urinaria; y con una influencia ligera: la edad materna inferior a los 20 años. (3, 4, 5, 6).

 

También se examinó en otros estudios si las asociaciones de determinados números de factores demográficos, sociales y médicos influyen en el embarazo y el parto prematuro. Se escogieron estos factores debido a que habían sido identificados como factores de riesgo en otros estudios: Embarazo gemelar, Antecedentes de parto prematuro, Hipertensión arterial previa, Ruptura prematura de membrana, Control prenatal, Índice de desarrollo social (1).

 

Además la combinación de factores físicos y psicosociales, asociado a un pobre control prenatal se relacionan con resultados neonatales adversos en los embarazos de las mujeres menores de 20 años. Si bien en el medio rural es común que las niñas tengan una transición a roles adultos a edades más tempranas, en el medio urbano el embarazo es un evento disfuncional del desarrollo de la adolescente que genera problemas sociales que se manifiestan como rechazo social e inestabilidad económica, e imponen una carga de estrés emocional considerable que tiene efectos negativos sobre el embarazo (16).

 

Estudios nacionales han comprobado la asociación que el embarazo en los extremos de la edad fértil es un factor de riesgo de morbimortalidad materna, perinatal e infantil (10). Las investigaciones extranjeras que evalúan el pronóstico reproductivo en mujeres de 40 o más años, señalan el mayor riesgo de muerte materna, perinatal e infantil y de bajo peso al nacer. En países desarrollados, las mejores expectativas sociales para la mujer hacen que la reproducción se desplace a edades maternas mayores (9,10, 11).

En general, mientras más inmaduro sea el prematuro, mayor es el grado del soporte de vida que necesita y más larga es la estadía requerida en una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) y los riesgos de hospitalización aumentan exponencialmente. Las consecuencias a lo largo de la vida para los niños prematuros pueden ser significativas y a menudo se requiere un amplio rango de servicios y de apoyo social. (7,8).

 

Conclusión

 

Del total de recién nacidos vivos: 113 fueron prematuros: 32 correspondieron a madres <19 años, 64 entre 20 y 34, y 17 > o = 35 años. Teniendo en cuenta la edad materna, se concluyó que el mayor riesgo de dar a luz un prematuro se dio en mujeres >35 años, siguiendo en frecuencia las <19 años. Con un número menor de prematuros; en madres entre 20 y 34 años; por lo que podemos decir que sería conveniente orientar la educación prenatal hacia el grupo de riesgo, o sea madres de más de 35 años, donde se vio la mayor frecuencia. Conforme a la presencia de padres concluimos que a pesar de que hubo un menor porcentaje de prematuros en estos; no se observó como factor de riesgo la ausencia del padre.

 

 

Referencias bibliográficas

 

1. Enrique Donoso S, Luis Villarroel del P1; “Factores de riesgo materno asociado al parto pretérmino”. Revista médica. IMSS 2005; 43:339342.

2. José Benítez1; Carolina Bordón1; María Céspedes1; Luis Duarte2; Soledad Romero3. “Factores que motivan la internación en la unidad de cuidados intensivos neonatales” – CIMEL v.9 n.1 Lima 2004 ISSN 1680-8398.

3. Guillermo Díaz Alonso1, Ileana González Docal1, Liset Román Fernández1, y Teresa Cueto Guerreiro2 “Factores de riesgo en prematuros y bajo peso al nacer”. Rev. Cubana Med Gen Integr v.11 n.3 Ciudad de La Habana mayo-jun. 1995.

4. Nandi C, Nelson M. “Maternal pregravid weight, age, and smoking status as risk factors for low birth weight births”. Public Health Rep 1992; 107(6):658-62.

5. Majnemer A, Rosenblatt B, Riley PS. “Influence of gestational age, birth weight, and asphyxia on neonatal neurobehavioral performance”. Pediatr Neurol 1993;9(3):181-6.

6. Smith GC, Pell JP, Dobbie R. “Intervalo entre Embarazos y Riesgo de Parto Prematuro y Muerte Neonatal”; BMJ 327:313, Ago 2003.

7. Bernardo Goldstein Sandoval; Carmen Zaglui Matta. “Análisis de los factores de riesgo de prematuridad en el Hospital Calderón Guardia de Enero a Agosto de 2001”. Revista de Costa Rica. Salud Pública. Vol. 12. Año 2003

8. Jorge José Santos Pereira Solla, Rosana Aquino Guimarães Pereira, María Guadalupe Medina, Lorene Louise S. Pinto y Eduardo Mota “Análisis multifactorial de los factores de riesgo de bajo peso al nacer en Salvador, Bahia”. Revista Panamericana de la salud pública. Vol. 2 n° 1. Washington Julio 1997.

9. Enrique Donoso S, Luis Villarroel del P. “Edad materna avanzada y riesgo reproductivo”. Rev. méd. Chile v.131 n.1 Santiago ene. 2003.

10. Horger EO, Smythe AR. “Pregnancy in women over forty”. Obstet Gynecol 1977; 49: 257-1.

11. Fretts RC, Schmittdiel J, Mclean FH, Usher RH, Goldman MB. “Increased maternal age and the risk of fetal death”. N Engl J Med 1995; 333: 953-7.

12. Anand D, Pharoah PO; “Errors in registered birth weight and its implications for mortality statistics”. Arch Dis Child 2000 Nov; 83(5):397-400.

13. Drs. Pedro Faneite, Clara Rivera, Rosanna Amato, Josmery Faneite, Ender Urdaneta, Fátima Rodríguez. “Prematurez. Resultados perinatales”; Rev Obstet Ginecol Venez v.66 n.4 Caracas dic. 2006;

14. Miranda-Del-Olmo H, Cardiel-Marmolejo LE, Reynoso E, Paulino OL, Acosta-Gómez. “Morbilidad y mortalidad en el recién nacido prematuro del Hospital General de México”; Rev Med Hosp Gen Mex 2003; 66 (1): 22-28.

15. Bakketeig L, Jacobsen G, Hoffman H. “Incidencia de recién nacidos prematuros extremos y factores de muerte determinantes”. -Med. Univer. 2006; 8 (30):2227.

16. Clever Humberto Leiva Herrada MD, Omar Castro Atarama MD, Jenny Liz Parra Alejandro. “La mortalidad neonatal en el Hospital de Sullana (Perú)”. Rev Electron Biomed / Electron J Biomed 2005;2:55-66.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924