Blogs de Medicina y Salud
PortalesMedicos.com
  Pulse aquí para crear su Blog
Buscar en todos los Blogs
Pulse aquí para ir a la PORTADA DE ESTE BLOG Contactar con el autor del Blog
Pulse aquí para avisar a PortalesMedicos.com sobre un blog que incumple las normas de uso
 

Blog de fernando pena vivero  
ultima actualizacion en: 29/10 08:26AM  
 
Categorias
trastornos de ansiedad
habilidades sociales
estado de ánimo/depresión
adicciones
pareja
trastornos de alimentación
la consulta
Trastornos sexuales
ultimos posts
Cambios en las relaciones de pareja tras el divorcio.
[29/10 08:26AM]

Cómo comunicar malas noticias a los niños.
[17/07 05:01PM]

Elegir el momento adecuado para dejar de fumar.
[13/07 06:09PM]

Cómo tener unas relaciones sociales satisfactorias. Estilos de comunicación.
[06/07 04:41PM]

¿Tengo un problema con el juego?
[04/07 12:13PM]

[10/10 05:44PM]
¿QUÉ SON LOS REFORZADORES, PARA QUÉ SIRVEN Y CÓMO APLICARLOS?
Votar por este post  

Este post lo dedicaré a explicar de forma breve el qué son y para qué sirven los refuerzos en la educación de tus hijos.

Los reforzadores son los premios que le damos a una persona, niño, adolescente… cuando creemos que ha hecho algo bien y queremos potenciar ese comportamiento. De manera que lo que conseguimos con el reforzador (o regalo, premio…) es que el niño asocie qué comportamientos son buenos (más que nada porque se le recompensan de alguna forma).

Imagina a Juan, un niño de 7 años. Si Juan se lava los dientes todos los días de la semana su madre le da tres euros (reforzador) los sábados para que se los gaste en chuches o los ahorre para algún juego. Si por el contrario no se lava los dientes todos los días de la semana no recibe los tres euros. ¿Qué pretende la madre de Juan dándole esos tres euros? Pretende reforzar, afianzar y potenciar la conducta de lavarse los dientes en su hijo Juan.

 Según la naturaleza de los reforzadores los podemos clasificar en:

·         Reforzadores Materiales: regalar o dar dinero, golosinas, una bici, una mascota, un juguete… Es decir, son regalos que podemos tocar, son materiales.

·         Reforzadores de Actividad: es decir, compensar al niño con una actividad que le guste mucho después de que haya hecho una actividad que no le gusta tanto. Este tipo de refuerzos son importantes y siguen el Principio de Premak. Te pondré un ejemplo que entenderás enseguida: a Laura le cuesta mucho ponerse a hacer los deberes así que su madre le ha prometido que siempre que termine de hacer todos sus deberes le dejará ver una película de dibujos, la que Laura elija. Esta idea le ha entusiasmado tanto a Laura que no pierde tiempo en ponerse a hacer sus deberes para poder ver luego su película de dibujos.

·         Reforzadores sociales: un abrazo, un guiño, una sonrisa, un halago son muy valorados por los niños y son refuerzos muy útiles para potenciar una conducta.

Pero el truco de los reforzadores radica en saber elegirlos bien, es decir, si a ti no te gustan las golosinas o los pasteles, por mucho que te los den después de bajar la basura no tendrán el efecto reforzador que si te dan tu refresco favorito. Para poder aplicar correctamente el sistema de refuerzos hay que seguir los siguientes pasos:

1.       Primero tienes que seleccionar con cuidado y meticulosidad la conducta que quieres potenciar o reforzar en tu hijo, sobrino, nieto… y definirla de forma operativa, es decir, no sirve “quiero que mi hijo se porte bien”. Esto es algo muy amplio, así que no podrás manejar bien la situación. ¿Qué significa que tu hijo se porte bien?, ¿Qué deje de escupir?, ¿que se no insulte a los demás?, ¿que no pegue a sus compañeros?... Tienes que definirla.

2.       Una vez hecho esto tienes que identificar los reforzadores que sabes que le gustan a tu hijo, porque sólo esos serán eficaces.

3.       Los refuerzos deberás aplicarlos de forma INMEDIATA. Esto es muy importante para que se refuerce realmente la conducta que deseas. Si dejas pasar mucho tiempo entre la conducta que quieres inculcar en el niño y el reforzador, el efecto reforzante pierde poder.

4.       Aplicarlo de forma contingente, es decir, tienes que ser coherente. Si has decidido que cuando el niño se coma las verduras después se podrá comer un postre de chocolate debes dárselo. No vale que le des el postre de chocolate cuando le hayas preparado su comida favorita porque entonces el mensaje no le llegaría claro al niño.

5.       Debes combinar distintos tipos de reforzadores para que no pierdan efecto. Para ellos debes saber distintas cosas que le gusten al niño para poder combinarlas.

6.       Además deberás estimar la cantidad óptima de reforzadores, pues no se trata de dárselos por todo y en todo momento.

7.       Ajústate al programa que te hayas marcado y síguelo

8.       Finalmente, retira poquito a poco los reforzadores para favorecer la generalización de esa conducta. Por ejemplo puedes pasar de darle un pastel de chocolate al niño después de que se haya comido el plato de espinacas a halagarlo “Hoy te has portado como todo un hombre”.

 


Trackbacks

TRACKBACK URL: http://www.portalesmedicos.com/blogs/trackback/3704

Comentarios


Escrito por: fyf | 06/11 08:07PM

Alumna de Psicologia
Su pequeña informacion me vale para trabajos. gracias
Escrito por: victoria loyola tueros | 22/12 03:35AM

psicóloga
Muy clara la exposición con ejemplos prácticos de la vida diaria. Me gustó. Gracias desde Panamá.
Escrito por: noris ortiz de mejía | 23/08 05:32PM


Publicar un comentario para este post
Nombre:


Email:


Titulo:


Comentarios:

Escriba los 5 digitos de la Imagen de Verificacion:




Fernando Pena es Psicólogo en Valencia. Tratamiento psicológico de adultos.

Para acudir a consulta visita www.miconsulta.es





Album de fotos
I Congreso Nacional de Excelencia en la Formación
Fotos de blog
Firma del convenio COP Madrid - AMA La Publicidad
Premio Psicofundación
Psicólogos Valencia


Archivos
Cómo mejorar tu autoestima y sentirte mejor contigo mismo

Mis Enlaces
Psicología
Medicina




ultimas fotos
Blogs de Salud, ofrecidos por PortalesMedicos.com