El cuidado enfermero: un arte
Autor: Lic. Rosa Y Reina C | Publicado:  26/07/2010 | Enfermeria | |
El cuidado enfermero: un arte .1

El cuidado enfermero: un arte

Rosa Reina 1,2; Nelly Arenas 3

1: Docente Universidad de Carabobo, Facultad de Ciencias de la Salud, Escuela de Enfermería Dra. Gladys Román de Cisnero. Venezuela
2: Doctoranda en Cuidado Humano en Enfermería Universidad de Carabobo Venezuela.
3: Dra. en enfermería. Comisión Coordinadora del Doctorado en enfermería Universidad de Carabobo. Venezuela.

RESUMEN

El cuidado enfermero: un arte

La historia nos indica, que la enfermería ha tenido avances muy importantes, por lo que hoy puede dar razones de este progreso que se ha hecho irreversible para convertirse en una profesión sin perder la originalidad de su condición, el arte de cuidar. El propósito de esta investigación es construir un aporte epistemológico que contribuya a fortalecer la práctica profesional y el componente de conocimiento estético que envuelve el objeto formal de Enfermería, el cuidado como arte. El enfoque fenomenológico, está acompañado del método de la teoría fundamentada en los datos, en virtud de que el propósito es construir la aproximación de un aporte teórico.

Los resultados preliminares indican que de la categoría 1: Describiendo el arte de cuidar se derivo dos subcategoría: Tener Conocimiento; los resultados obtenidos hasta los momentos revelan que describir el arte de cuidar de las enfermeras (os), se fundamenta en la forma de hacer las cosas con conocimiento y la subcategoría Cualidades Artísticas los entrevistados expresaron que el arte de cuidar implica comportamiento, respeto, convivencia, interrelación, compromiso. Asimismo en la categoría 2: Transformando el cuidado con una subcategoría Evolucionando el cuidado, los entrevistados expresan que el cuidado se ha perdido un poco, y que tiene que ver con la formación de hogar, los planes de estudio, la disminución de personal, la remuneración.

Palabras Claves: Enfermería, Cuidado, Arte

INTRODUCCIÓN

Desde siempre el ser humano ha requerido la atención y el cuidado de otros para mantener su salud o para recuperarla; actualmente esta sigue siendo la misma necesidad tanto del individuo, la familia, como de la comunidad; por lo cual el arte de cuidar ha sido construido por la riqueza simbólica y estética conciliada con la práctica en los diferentes escenarios de la salud.

De acuerdo con los historiadores, la enfermería como actividad ha existido desde el inicio de la humanidad, pues siempre han existido personas con problemas de salud que han ameritado cuidados y personas con la disposición de cuidar.

Sin cuidado, los seres humanos no podrían existir. No se concibe la vida misma si no existiera el cuidado. Sin cuidado, la persona pierde su estructura, pierde sentido y muere. Este hecho marca la existencia humana y muestra el verdadero origen del cuidado, el cual al estar influido por la cultura, es diverso, plural y universal. (1)

La historia nos indica, que la enfermería ha tenido avances muy importantes, por lo que hoy puede dar razones de este progreso que se ha hecho irreversible para convertirse en una profesión sin perder la originalidad de su condición, el arte de cuidar.
El propósito de esta investigación es construir un aporte epistemológico que contribuya a fortalecer la práctica profesional y el componente de conocimiento estético que envuelve el objeto formal de Enfermería, el cuidado como arte. El trabajo está adscrito a la línea de investigación Práctica de Enfermería, Cuidado Humano, Salud y Educación del Doctorado en Enfermería de la Universidad de Carabobo.

La investigación es un diseño de tipo cualitativo por ser un proceso de estudio con abordaje fenomenológico donde el investigador no solo está interesado en observar para conocer el fenómeno, sino que va más allá, en virtud de que mantiene una conversación abierta, prolongada, cara a cara con los actores sociales para comprender en la conciencia del otro el significado del fenómeno.

El enfoque fenomenológico, está acompañado del método de la Teoría Fundamentada en los datos, en virtud de que el propósito es construir la aproximación de un aporte teórico. La técnica de recolección de la información es la entrevista en profundidad y la observación interpretativa, a enfermeras y como agentes externos, pacientes hospitalizados, guardando en todo momento el rigor metodológico y lo convenido en el consentimiento informado.

El ser humano es arrastrado en su quehacer por el poder de la ciencia y de la técnica, sufre una crisis de civilización y se comporta como mero espectador ante el mundo. La aparición del fenómeno del descuido, la indiferencia y el abandono, conducen a la pérdida de la conexión con el todo. Surge la necesidad de una nueva filosofía que se presenta como holística, ecológica y espiritual, una alternativa con capacidad de devolver al ser humano el sentimiento de pertenencia a la familia humana, a la tierra, al universo. (2)

Partimos de que el cuidado es una cuestión de actitud que involucra un sentimiento, es parte de la esencia de la enfermera cuando aplica el cuidado como arte; permitiéndole apreciar, sentir y comunicar, las expresiones, los sentimientos, las creencias, los valores, las normas, el respeto a la dignidad humana y a los diversos patrones culturales de las personas a quienes cuida.

Sin embargo, en los contextos de cuidado, surgen situaciones inevitables provocadas por las condiciones físicas y emocionales del personal de salud, especialmente las condiciones en que se ejercen los cuidados de la enfermería, en los cuales a veces se reflejan hitos de desatención en medio de un conflicto social, político e institucional; aspectos que impactan en el prestigio de la enfermería; opacando todo lo que hasta hoy se ha logrado en el reconocimiento social, profesional y disciplinar, respaldado por el arte de cuidar y corriendo el riesgo de desvirtualizar a la enfermera (o) en su rol de cuidadora profesional.

La concepción de enfermería como el arte de cuidar viene desde su origen como profesión, a mediados del siglo XIX, cuando nuestra pionera Florence Nightingale (1850), sostuvo: “La enfermería es un arte, y si se pretende que sea un arte, requiere una devoción tan exclusiva, una preparación tan dura, como el trabajo de un pintor o de un escultor; pero, ¿cómo puede compararse la tela muerta o el frío mármol con tener que trabajar con el cuerpo vivo, el templo del espíritu de Dios? Es una de las bellas artes; casi, diría, la más bella de las Artes”. (3)

Según Planchart (1990) “es el arte como virtud, disposición y habilidad para hacer alguna cosa. Arte como conjunto de preceptos y reglas necesarios para hacer bien alguna cosa” (4). Diríamos el arte como desarrollo de habilidades para procurarse y administrar los recursos con creatividad, pertinencia, equidad y eficiencia como lo hizo Florence Nightingale en Crimea. Ella tenía todas las herramientas para hacer renacer, para recuperar de las tinieblas a la enfermería.

El contexto actual del cuidado de enfermería

Las enfermeras de hoy, tienen la oportunidad y la autonomía profesional de cumplir objetivos mediante herramientas de cuidado esencial para dar seguridad, proteger la salud física, psicológica y espiritual, en aras de evitar complicaciones para el paciente.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924