Sobrepeso y obesidad en niños
Autor: Dr. Orlando Navarro Ulloa | Publicado:  12/09/2006 | Pediatria y Neonatologia , Endocrinologia y Nutricion | |
Sobrepeso y obesidad en niños.


sobrepeso_obesidad

Es impresionante el aumento del sobrepeso y la obesidad en la población infantil. Hace unas décadas cuando los niños eran delgados, llamaba mucho la atención la presencia de un niño obeso. Hoy es tan común que la proporción de niños con sobrepeso puede ser hasta 1 de cada 5 y en los Estados Unidos de América hasta 1 de cada 3.

El sobrepeso y la obesidad en niños no es un problema puramente estético; niños con estas condiciones, tienen una probabilidad de 79% de ser obesos en la edad adulta y acelerar la aparición de graves trastornos de salud como son problemas psicosociales, diabetes mellitus tipo 2 o “del adulto”, hipertensión arterial sistémica, alteraciones del colesterol en sangre y enfermedad coronaria a edades cada vez más tempranas, entre otras enfermedades.

La Asociación Americana del Corazón (American Heart Association- AHA) recomienda: “Los niños con sobrepeso tienen una mayor probabilidad de tener exceso de peso cuando sean adultos. Prevenir o tratar con éxito el sobrepeso en la infancia y la adolescencia puede reducir el riesgo de sufrir sobrepeso al llegar a adulto. Esto puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedades del corazón y otras dolencias.

La forma más aceptada para determinar la cantidad de grasa corporal es la fórmula del índice de masa corporal (IMC) que evalúa el peso en relación con la altura. Es un método útil e indirecto de medición de la composición del cuerpo ya que, en la mayoría de las personas, se corresponde en gran medida con el porcentaje de grasa corporal. El peso en kilogramos se divide por la altura en metros elevada al cuadrado (kg/m2), o bien se puede multiplicar el peso en libras por 703, dividir por la altura en pulgadas y luego volver a dividir el resultado por la altura en pulgadas. Se ha venido utilizando, de manera arbitraria, un índice de masa corporal por encima del percentil 95 para definir la obesidad, a pesar de que hay variaciones del tamaño corporal (así como aumentos de la grasa corporal) que producen un aumento del IMC.

IMC entre 18,5 y 24,9 kg/m2 se considera adecuado. De 30 en adelante hay obesidad y entre 25 y 24,9 sobrepeso.

Existen tres períodos críticos al comienzo de la vida que pueden favorecer la aparición de obesidad: el prenatal, el período de rebote de adiposidad y la adolescencia.
Hay una relación positiva entre el crecimiento intrauterino y peso al nacer con la adiposidad en la edad adulta, demostrada por el seguimiento que se ha hecho a nacimientos de madres no diabéticas.

El período de rebote de adiposidad describe el momento en el cual la curva del IMC comienza a aumentar después de un punto muy bajo que ocurre entre los 6 y 7 años. El comienzo de este rebote de adiposidad parece asociarse con un incremento de adiposidad en el adulto, incluso luego de controlada la enfermedad en los padres.

La adolescencia es un período crítico para la obesidad en el adulto. El comienzo tardío de dicha enfermedad y la maduración temprana parecen asociarse con mayor riesgo de padecer obesidad adulta. Así mismo, un grupo grande de obesos severos reporta el comienzo de su enfermedad en la niñez.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para el año 2000, los niños estadounidenses de 6 a 11 años de edad que sufrían sobrepeso:

· Blancos (sólo): 11.9% de niños y 12.0% de niñas.
· Negros o afroamericanos (sólo): 17.6% de niños y 22.1% de niñas.
· Mexicano-estadounidenses: 27.3% de niños y 19.6% de niñas.

La proporción de niños adolescentes de 12 a 19 años de edad con sobrepeso era:

· Blancos (sólo): 13.0% de adolescentes varones y 12.2% de adolescentes mujeres.
· Negros o afroamericanos (sólo): 20.5% de adolescentes varones y 25.7% de adolescentes mujeres.
· Mexicano-estadounidenses: 27.5% de adolescentes varones y 19.4% de adolescentes mujeres.

De acuerdo a los datos de las encuestas NHANES correspondientes a los años 1999–2000, el predominio de sobrepeso en los niños de 6 a 11 años de edad aumentó de 4.2% a 15.3% en comparación con los datos del período 1963–1965 y el predominio de sobrepeso en adolescentes de 12 a 19 años de edad aumentó de 4.6% a 15.5%.

Estas estadísticas demuestran que nuestra impresión sobre el aumento de la prevalencia de obesidad en niños no es errada ni exagerada. En la actualidad la prevalencia de sobrepeso en niños es de 30,4% en la población infantil de origen hispano en Estados Unidos de América y de 25,4% en los de origen del propio país.

Por ello, no es arriesgado manifestar que el sobrepeso y la obesidad es la gran epidemia del siglo XXI.

El sobrepeso y la obesidad se pueden tratar e incluso prevenir. A los condicionamientos de tipo genético, se han asociado fenómenos de transculturización que han cambiado el estilo de vida tradicional imponiendo alimentos con exceso de calorías dadas por grasas saturadas y grasas trans o “comida chatarra” y mucho menos tiempo para actividades al aire libre, deportes y ejercicio físico en general por exagerado uso de videojuegos, computadoras y televisión. Aún peor, ambas aberraciones ocurren en forma simultánea y es común observar a los niños menores y adolescentes mal acomodados en un sofá o una cama frente al televisor con su respectivo control remoto y rodeado de bebidas gaseosas y diversidad de alimentos con excesivo contenido calórico.



A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924