La remodelacion cardiaca en la enfermedad hipertensiva. Tratar o prevenir. Dilema del siglo XXI
Autor: Dr. Yuri A. Rodríguez Hernández | Publicado:  16/02/2012 | Cardiologia , Articulos | |
La remodelacion cardiaca en la enfermedad hipertensiva. Tratar o prevenir. Dilema del siglo XXI .1

La remodelación cardíaca en la enfermedad hipertensiva. Tratar o prevenir. Dilema del siglo XXI.

Dr. Yuri A. Rodríguez Hernández. *
Dr. Alfredo Arredondo Bruce. MsC. **
Dr. Gustavo Guerrero Jiménez. MsC. ***

* Especialista de 1er grado en Medicina Interna. Hospital Amalia Simoni. Camagüey. Cuba.
** Especialista de 2º grado en Medicina Interna. Profesor Auxiliar. Máster en enfermedades infecciosas. Hospital Amalia Simoni. Camagüey. Cuba.
*** Especialista de 1er grado en Medicina Interna. Profesor Asistente. Máster en enfermedades infecciosas. Hospital Amalia Simoni. Camagüey. Cuba.

Resumen.

Introducción. Dentro de las enfermedades no trasmisibles la hipertensión arterial, constituye un grave problema de salud, recientemente ha sido demostrada su estrecha relación con el remodelado cardíaco como paso previo para la hipertrofia del músculo cardíaco, siendo este el momento óptimo para la intervención terapéutica y lograr la reversión de esta alteración.

Material y métodos. Se realizó un estudio observacional descriptivo transversal en 150 pacientes. Las variables estudiadas fueron datos sociodemográficos, control y tiempo de evolución de la hipertensión arterial, y los patrones geométricos de remodelación cardiaca, mediante ecocardiografía y electrocardiografía los datos fueron tabulados y procesados utilizando el programa estadístico SPSS-10.

Resultados. En la distribución de los patrones de remodelado ventricular el grupo más representativo fue el de 50-59 años con 42 sujetos, de los cuales el 71,4% de ellos mostró un patrón de hipertrofia ventricular izquierda (HVI), se observo un predominio del sexo masculino, con una distribución de los patrones de remodelado ventricular previo a la instauración de la hipertrofia del ventrículo izquierdo.

Discusión. Es conocido que la regresión de la remodelación cardiaca es un hecho logrado entre otros factores por el tratamiento farmacológico, por lo que proponemos detectar el grupo poblacional con cifras de TA normales o ligeramente elevadas, y con factores de riesgo para el daño cardiaco para detectar a tiempo el remodelado cardiaco, y tomar las medidas necesarias para evitar su desarrollo.

Conclusiones. El remodelado ventricular prevaleció en sujetos de 50 a 59 años de edad, masculinos, con más de 20 años de evolución de la hipertensión arterial, que en el momento de la consulta no mostraron control de las cifras de tensión arterial.

Palabras clave. Remodelado cardiaco, hipertrofia del ventrículo cardiaco, hipertensión arterial.

Introducción.

Dentro de las enfermedades no transmisibles, la hipertensión arterial (HTA) constituye un problema de salud a nivel mundial, pues el 30% de la población sufre de sus consecuencias, lo cual origina 7.1 millones de muertes a nivel mundial, que representa un 13% de la mortalidad total. La hipertensión arterial (HTA) es responsable de discapacidad, y origen de muertes prematuras con un 11% de años de vida perdidos. La encuesta nacional cubana de factores de riesgo, detectó una prevalencia en Cuba de 33.5% en el año 2001 y solo un 45% de los pacientes se encontraban bajo control. (1).

La hipertensión arterial (HTA) constituye la segunda causa de insuficiencia renal crónica (IRC) terminal y un determinante etiológico fundamental en la aparición de enfermedad cerebrovascular (ECV), de hipertrofia ventricular izquierda (HVI), de insuficiencia cardiaca (IC) y de remodelado vascular generalizado, por lo que se hace necesario su diagnóstico precoz y control adecuado a nivel poblacional con el fin de evitar el daño hipertensivo de órganos. (1)

Ha sido demostrado a nivel internacional que dos tercios de los sujetos hipertensos presentan criterios ecocardiográficos de hipertrofia ventricular izquierda (HVI), lo que aumenta el riesgo de muerte súbita de origen cardíaco, enfermedad arterial coronaria, insuficiencia cardíaca y arritmias ventriculares. (2)

En el estudio Heart Outcomes Prevention Evaluation (HOPE) se encontró una baja incidencia de muerte cardiovascular, infarto del miocardio y accidente vascular encefálico en sujetos con regresión de la hipertrofia ventricular izquierda (HVI). Mientras que en otros se demostró que la presencia de criterios electrocardiográficos de hipertrofia ventricular izquierda (HVI) se asocia generalmente con factores de riesgo cardiovascular. (3)

Los avances en la fisiopatología de la hipertensión arterial (HTA), así como de los procesos diagnósticos de sus efectos a corto y largo plazo han experimentado un salto cualitativo en la última década, la ecocardiografía se ha erigido como método fundamental para la evaluación del hipertenso, entre otras razones por su fiabilidad, su carácter no invasivo y que ha podido complementar y superar el tradicional estudio electrocardiográfico.

Considerando estudios epidemiológicos nacionales se estima que el 20% al 25% de la población mayor de 18 años presenta valores de tensión arterial superiores a 120/80 mm de Hg, igualmente para la provincia de Camagüey se reporta en el año 2008 una incidencia de 1.1% y una prevalencia de 25.4%. (4) Se proyecta para el 2015 en nuestro país incrementará en un 30% el porcentaje de sujetos adultos hipertensos.

Lo más significativo es la evolución del concepto de hipertensión arterial (HTA) en los últimos años han sido propuestos cambios conceptuales donde el Prof.Thomas D Giles, MD (Luisiana State University School of Medicine, New Orleans), Presidente de la American Society of Hypertension, en el 20° Encuentro y Exposición Anual de La Sociedad Americana de Hipertensión en 2006 la definió como “Una compleja alteración cardiovascular, caracterizado más que por un aumento de las cifras de tensión arterial, sino por un síndrome cardiovascular secundario a muchas causas que resulta en cambios funcionales y estructurales del corazón y el sistema vascular, que comienza antes de que el paciente desarrolle cifras elevadas de tensión arterial, y que puede progresar a un daño irreversible del corazón, los riñones, el cerebro, los vasos u otros órganos llevando a una morbimortalidad prematura”.

De igual manera, se avizoran en el horizonte nuevas estrategias para el control de la hipertensión arterial (HTA). A raíz del Congreso Anual de la American College of Cardiology (ACC) realizado en marzo del 2009 en Orlando, Florida, donde las líneas para el trabajo futuro se orientan hacia la propuesta de nuevos algoritmos de tratamiento, en respuesta a la complejidad creciente de los protocolos, como consecuencia de la inmensa cantidad de información que se genera acerca del tema constantemente. (5)

La hipertrofia ventricular izquierda (HVI) es un fenómeno en principio adaptativo, que se produce como resultado de la mayor carga sistólica que se le impone al ventrículo izquierdo y representa a un poderoso factor de riesgo independiente de morbilidad y mortalidad cardiovascular. (6) Varios estudios epidemiológicos han demostrado que la aparición de una hipertrofia ventricular izquierda (HVI) aumenta el riesgo de muerte súbita de origen cardíaco, enfermedad arterial coronaria, insuficiencia cardíaca y arritmias ventriculares. (7)

El estudio longitudinal Bronx en edades avanzadas (6), encontró que la presencia de una hipertrofia ventricular izquierda (HVI) en un electrocardiograma (ECG) es un predictor independiente de toda causa de muerte. La asociación de hipertensión arterial (HTA) y diversos factores de riesgo produce un incremento exponencial en el riesgo de muerte, esto fue conocido de forma segura de los clásicos estudios en Framingham (8) donde se demostró por primera vez que la hipertrofia ventricular izquierda (HVI) es un fuerte predictor de complicaciones, y que en su presencia se producen 5 veces más accidentes vasculares encefálicos, 4 veces más cardiopatía isquémica, y entre 6 y 10 veces más insuficiencia cardiaca congestiva.

En el estudio Heart Outcomes Prevention Evaluation (HOPE) se encontró una baja incidencia de muerte cardiovascular, infarto del miocardio y accidente vascular encefálico en sujetos con regresión de la hipertrofia ventricular izquierda (HVI). (3)

La hipertrofia ventricular izquierda (HVI) es un factor de riesgo independiente que incrementa subsecuentemente el riesgo de enfermedad cerebrovascular (ECV). Con un manejo agresivo de la PA se consigue la regresión de la hipertrofia ventricular izquierda (HVI), incluyendo el bajar de peso, restricción de sodio, y tratamiento con todas las clases de fármacos antihipertensivos, excepto los vasodilatadores directos hidralacina y minoxidil. (9) Mientras que en el estudio Losartan Intervention for Endpoint (LIFE) (10) se demostró que la presencia de criterios electrocardiográficos de hipertrofia ventricular izquierda (HVI) se asocia generalmente con factores de riesgo cardiovascular.

En la fisiopatología de la hipertrofia ventricular izquierda (HVI) se invoca una primera fase llamada remodelado concéntrico, donde no hay hipertrofia ventricular izquierda (HVI) propiamente dicha aunque puede evolucionar en ese sentido, este remodelado concéntrico evita el estrés parietal y mantiene el equilibrio en el consumo de oxígeno, cuando la hipertensión arterial (HTA) sostenida rompe este delicado equilibrio aumenta el stress sobre la pared ventricular, así como el aumento del consumo de oxígeno, constituyendo este el primer paso hacia la cardiopatía estructural. (10,11)



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924