Hipocrates, al servicio de la vida
Autor: Dra. Malena Balbis Cabrera | Publicado:  15/02/2012 | Etica, Bioetica. Etica medica. Etica en Enfermeria , Historia de la Medicina y la Enfermeria , Articulos | |
Hipocrates, al servicio de la vida .1

Hipócrates, al servicio de la vida

Dra. Malena Balbis Cabrera. Especialista de 1er grado en Estomatología General Integral.
Msc. Dra. Cleopatra Cabrera Cuellar. Especialista 2º grado en Neonatología. Profesor Auxiliar ISCM Cienfuegos.

Resumen:

Hipócrates es representado a menudo como paradigma del médico antiguo. En concreto, se le atribuye un gran progreso en el estudio sistemático de la Medicina clínica, reuniendo el conocimiento médico de escuelas anteriores y prescribiendo prácticas médicas de gran importancia histórica. Teniendo en cuenta el método de investigación histórico-lógico y el método de análisis y síntesis se realiza este trabajo que pretende establecer de manera sencilla el vínculo existente entre las doctrinas hipocráticas y los principios que rigen la Medicina general integral dentro del sistema de salud pública en Cuba y resaltar el profundo interés que sentía este gran médico por la ética médica a través de sus doctrinas de pensamiento y sus escritos al respecto como el Juramento hipocrático.

Palabras clave: Medicina general integral, pensamiento hipocrático.

Key words: Integral general medicine, hippocratic thoughts.

Objetivos

1. Establecer el vínculo existente entre las doctrinas hipocráticas y los principios que rigen la Medicina general integral dentro del sistema de salud pública en Cuba.
2. Resaltar el profundo interés de Hipócrates por la ética médica a lo largo de la historia.

Introducción

La ética médica tiene su punto de partida antes de nuestra era, simbolizada por el más ilustre médico de la antigüedad, Hipócrates, cuya doctrina ha tenido una gran influencia en el ejercicio de la profesión médica en los siglos posteriores. A cada régimen social correspondió una ética médica subordinada a los intereses de las clases dominantes y muy influidas desde el medioevo por la moral religiosa, a través de las enseñanzas doctrinarias que tratan de dar razón de lo religioso. Este concepto tiene estrecha vinculación con la deontología médica que es el conjunto de principios y reglas éticas que han de inspirar y guiar la conducta profesional del médico. (1) Los deberes que se imponen obligan a todos los médicos en el ejercicio de su profesión independientemente de la modalidad e igualmente tiene su fundamento en las métodos hipocráticas de siglos anteriores.

Hipócrates de Cos (460 a. C. - Tesalia c. 370 a. C.) fue un médico de la Antigua Grecia que ejerció durante el llamado siglo de Pericles. Es considerado una de las figuras más destacadas de la historia de la Medicina y muchos autores se refieren a él como el «padre de la Medicina» (1- 2- 3) en reconocimiento a sus importantes y duraderas contribuciones a esta ciencia como fundador de la escuela que lleva su nombre. Esta escuela intelectual revolucionó la Medicina de la Antigua Grecia, estableciéndola como una disciplina separada de otros campos con los cuales se la había asociado tradicionalmente (notablemente la teúrgia y la filosofía), convirtiendo el ejercicio de la Medicina en una auténtica profesión. (4- 5)

En la antigua Grecia la práctica de la Medicina siguió dos tendencias divergentes: la mística sacerdotal de Aclepsios y la racional científica de Hipócrates. De la última se conservan escritos en una colección denominada Corpus hippocraticum, por atribuir su autoría al célebre fundador de esa escuela aunque con seguridad intervinieron otros galenos de los siglos V y VI a.C. (6) De dicho conjunto, dos son los documentos mejor estudiados: el Juramento (Hórkos) y los Aforismos (Aphorismoí). El primero es el tratado más breve (una sola página) y célebre, ya que durante siglos ha representado el ideal ético en Medicina y ha influido, hasta nuestros días, en la deontología médica de Occidente. (7)

El análisis de Juramento hipocrático pone de manifiesto numerosos valores: el respeto por la vida humana y por la dignidad del hombre; la gratitud, la compasión, justicia, honestidad, humildad, santidad, integridad y confidencialidad. (8)

El Juramento ha sido motivo de polémicas acerca de su validez, significado y conveniencia de emplearlo como principio deontológico en Medicina. En tiempos más recientes dicho documento ha sido criticado por invocar a los dioses, y considerado el recuerdo de un ideal glorioso. Incluso hay quienes han pretendido modificarlo hasta hacerlo irreconocible, incluyendo en él problemas nada relacionados con el texto original, como el sida. Para otros, sólo sirve para ser recitado por los estudiantes de Medicina en la ceremonia de graduación. (9-10)

No falta quienes lo aprecien como la base de los estándares de la ética médica moderna. Numerosas escuelas han creado sus propios juramentos médicos, retomando los principios de beneficencia y no-maleficencia del hipocrático. El mismo preámbulo de los principios de ética médica de la Asociación Médica Americana sostiene: “La profesión médica ha suscrito desde siempre un conjunto de declaraciones desarrolladas principalmente para el beneficio del paciente” (11)

De igual manera perduran hasta nuestros días principios de tratamientos y teorías hipocráticas que se han puesto de manifiesto en las bases de la Medicina general integral; como la influencia del medio ambiente en la salud de los seres humanos, el ver a estos en su conjunto y no por sistemas aislados y el efecto de la psiquis en el estado de salud, así como la necesidad de prevenir enfermedades y educar a la población en el cuidado de la salud.

Es fácil deducir entonces que tanto los preceptos de Hipócrates como las ideas plasmadas en el texto de su famoso Juramento no ha perdido vigencia y que en los inicios del siglo XXI y los albores del tercer milenio sigue siendo tan valedero como lo fue hace 2500 años por lo que sería absurdo tratar de modificarlo en su forma o contenido. Como una de las tradiciones médicas más antiguas sería deseable que sus conceptos fueran motivo de estudio profundo por parte de los estudiantes de las numerosas escuelas de Medicina en el país, como base para la preparación en la bioética y humanismo médicos, tan necesarios para regir la conducta durante el ejercicio profesional.

Desarrollo

Puntos de encuentro entre las tesis de Hipócrates la medina general integral actual.

Hipócrates es considerado el primer médico que rechazó las supersticiones, leyendas y creencias populares que señalaban como causantes de las enfermedades a las fuerzas sobrenaturales o divinas. (12) Los discípulos de Pitágoras lo consideraban el hombre que unió la filosofía y la Medicina. (13) Separó la disciplina de la Medicina de la religión, creyendo y argumentando que la enfermedad no era un castigo infligido por los dioses, sino la consecuencia de factores ambientales, la dieta y los hábitos de vida. De hecho, no hay ni una sola mención a una presunta enfermedad mística en todo el Corpus hipocrático. (14-15)

La etapa hipocrática de la Medicina comienza a partir del año 500 a.n.e, Hipócrates fue el más alto representante de la famosa escuela médica de Cos, sus tesis se pueden resumir de la siguiente manera:

• Búsqueda de las causas materiales de la enfermedad y su relación con el medio ambiente.
• Necesidad de observar el curso de la enfermedad
• La enfermedad era una manifestación de la vida del organismo como resultado del cambio del substrato material y no una manifestación de la voluntad divina.
• Valora las causas naturales de las enfermedades como el medio que rodea al hombre como la temperatura del aire, el clima, las características el lugar etc.
• Valorar también causas individuales como la dieta, la edad, el modo de vivir.
• A partir de la concepción dialéctica predominante en esta etapa del mundo griego Hipócrates consideraba a la enfermedad como un proceso general de todo el organismo y tendía a comprender el organismo y sus procesos en su unidad e integridad.
• Según la concepción humoral adoptada por Hipócrates la vida del organismo es determinada por cuatro humores (humedades o líquidos): sangre, moco (flema), bilis amarillas y bilis negra.
• El temperamento de cada persona se correspondía con el predominio de un humor.
• Partía de la observación y la experiencia por lo que auscultaba el tórax con el oído.
• En general la escuela de Cos le daba gran prioridad al pronóstico e individualizaba el tratamiento
• Al reconocer la causa natural de las enfermedades consideraba que su cura consistía en que el médico utilizara las cualidades naturales del organismo. La tarea del médico, teniendo en cuenta las peculiaridades del organismo, es ayudar a las fuerzas de la naturaleza: “La naturaleza es el médico de las enfermedades”.
• Utilizaba en el tratamiento el método de lo “contrario con lo contrario”: “Lo demasiado repleto hay que descargarlo y al contrario: el descanso cura del trabajo y viceversa, el trabajo del descanso. En una palabra lo contrario es el medicamento de lo contrario. Ya que la Medicina es la suma y la resta: la sustracción de todo lo que está demás y la adición de todo lo que le falta”.
• Hipócrates plantea: “me parece que lo mejor que puede hacer el médico es cuidarse de la capacidad de prever”

En general Hipócrates trataba de encontrar la unidad de lo multiforme y buscaba las respuestas en la filosofía de la naturaleza en particular en la atomística de Demócrito y en la doctrina de Empédocles sobre los cuatro elementos como base material del mundo. Por otro lado en Hipócrates hay una gran preocupación por la ética de ahí que nos legara un código que sentó las bases de todos los códigos de ética médica posteriores. (16)

Existen diversos puntos o criterios en los que tienen similitud la Medicina general integral de nuestros días y las principales tesis planteadas por Hipócrates que nos hacen pensar que éste fue un hombre muy adelantado a su época capaz de vislumbrar aspectos que hasta el momento habían sido desconocidos por los médicos de la época. A través de un análisis comparativo trataremos de demostrar hasta qué punto estaban acertadas sus teorías y planteamientos según nuestro sistema de salud pública vigente.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924