La fecha de caducidad de los medicamentos: ¿realidad o mito?
Autor: Dr. Guillermo Murillo-Godínez | Publicado:  13/04/2012 | Otras Especialidades , Farmacologia , Articulos | |
La fecha de caducidad de los medicamentos: ¿realidad o mito? .1

La fecha de caducidad de los medicamentos: ¿realidad o mito?

Guillermo Murillo-Godínez. Medicina Interna

Introducción

La fecha de caducidad de los medicamentos es un tema que se ha prestado a debate sobre todo a nivel popular, pero sobre el cual, contra lo que pudiera esperarse, la información académica existente no es extensa, por lo que éste hecho limita las explicaciones que pudiera darle el médico al paciente al respecto. Por lo anterior es pertinente hacer un breve análisis de las publicaciones sobre el tema.

Generalidades

La fecha de caducidad o de expiración o de vencimiento, se define como:

La fecha colocada en el empaque de un medicamento que indica el periodo durante el cual se espera que el producto satisfaga las especificaciones. Esta fecha se establece para cada lote mediante la adición del periodo de vida útil a la fecha de fabricación.

O también como:

La fecha proporcionada por el fabricante de una manera no codificada, que se basa en la estabilidad del producto farmacéutico y después de la cual el medicamento no debe usarse (1).

En internet (y también en la vida no virtual), se suelen ver y escuchar diálogos, sin base científica documental, tales como:

«…Cuanto tiempo después de la fecha de caducidad un medicamento puede consumirse y sus consecuencias…» ?
«…la fecha de caducidad, siempre se calcula teniendo en cuenta un periodo de seguridad que puede variar de entre 3 a 6 meses,…puede tener efecto nulo, pero algunos pueden desarrollar crecimiento bacteriano o sedimentos, por lo que la vía de administración es importante a evaluar, e incluso algunos como las tetraciclinas son peligrosísimas usadas una vez llegado el tiempo de caducidad, son nefrotóxicas y ototóxicas potenciales…» (2).

O como:

«…Una ocasión escuche que los medicamentos pueden durar inclusive años después de su fecha de caducidad. Es cierto?...»
«…Algunos si y otros no. Lo que sí es cierto es que todos tienen más vida que la de caducidad, por eso la mayoría se devuelven, y los mandan a países necesitados…» (3).
También se pueden leer afirmaciones como:
«Deshágase de los medicamentos vencidos; siempre debe retirar sus medicamentos una vez que ha pasado la fecha de expiración de los mismos», o como: «Todavía pueden funcionar, pero el fabricante ya no garantiza su efectividad» (4).

La legislación mejicana dice al respecto:

Todos los medicamentos que se encuentran en el mercado deben de tener fecha de caducidad y ésta no debe exceder a los 5 años de la fecha de fabricación (5).

La fecha de caducidad de los medicamentos se deberá expresar como: "Caducidad o Cad___" e indicar el mes con letras y el año con los dos últimos dígitos, en caracteres legibles e indelebles. El nombre del mes puede abreviarse, en su caso.

El lote y la fecha de caducidad deberán figurar en forma independiente en envase primario y secundario (6).
Quedan prohibidos la venta y suministro de medicamentos con fecha de caducidad vencida (7).

Por su parte la legislación de los EUA, exige que se incluya la fecha de caducidad del medicamento desde 1979 (4).

Los textos de farmacología por su parte refieren que:

Aunque hay excepciones, la fecha de caducidad indica que el producto conserva el 90% de su estabilidad.
Cuando la fecha de caducidad se expresa en términos de mes y año, se refiere al último día del mes.

Los posibles eventos adversos después de la fecha de caducidad, se pueden referir a falta de efectividad o a efectos tóxicos (8).

Casos particulares

El reporte de casos concretos en humanos del uso de medicamentos caducados y sus posibles efectos benéficos o adversos es limitado, las publicaciones existentes se refieren a los siguientes:

El concerniente a la nefropatía adquirida conocida como síndrome de Fanconi (También conocido como síndrome de Lignac-Toni-Fanconi o de Debré-Toni-Fanconi - en inglés se menciona como Fanconi-like síndrome), en relación con el uso de tetraciclina caducada, publicado en 1963 (9), es el caso clásico y prácticamente único referido en la mayoría de los textos de farmacología (Flórez, Velázquez, Katzung, etc.) e incluso en textos clásicos de medicina interna (Cecil); la toxicidad en este caso es debida a la epitetraciclina y ya desde 1970 se consignaba que aumentaba la formación del tóxico cuando se agregaba ácido cítrico en el excipiente (10).

Otro caso, sería el de la penicilina caducada. Las penicilinas y sus productos de degradación (peniciloato, ácido peniciloico) actúan como haptenos después de su reacción covalente con proteínas. El producto intermediario antigénico más importante de la penicilina es la fracción peniciloil (fracción determinante mayor o MDM (Major Determinant Moiety), por sus siglas en inglés), que se forma al abrirse el anillo lactámico beta, pero por lo menos 25% de las reacciones son efecto de otros productos de la degradación y la gravedad de la reacción a los diversos componentes es similar. Los productos anteriores se forman in vivo y también están en las soluciones de penicilina preparadas (11); se ha referido la expectativa de mayor probabilidad de reacciones de hipersensibilidad asociada con el uso de penicilina vencida, quizás por la degradación a los productos mencionados.

Otros medicamentos para los cuales también sería rigurosa la fecha de caducidad son la insulina y algunos antibióticos en presentación líquida (4).

En el caso de la teofilina, un reporte de intoxicación en un paciente, se debió a que se encontró estabilidad del medicamento en los comprimidos superior al 90%, luego de 35 años de almacenamiento en el hogar (12).

En el caso del ácido acetilsalicílico (aspirina ®, Bayer), un texto menciona que la posibilidad de aparición de efectos nocivos es alta cuando se utiliza este medicamento caducado (13); en cambio, también se dice que tanto el vicepresidente de la división de Bayer (Chris Allen), como un profesor emérito de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Wisconsin (Jens Carstensen), dicen que estudiando aspirinas a los 4 o 5 años de su fabricación, aún conservan el 100% de su efectividad (4).

Hay quien refiere experiencias personales con el uso de lidocaína con más de diez años de caducada, hialuronidasa liofilizada y temazepam, encontrando efectividad adecuada (14).

En un estudio hecho en conejos con autoinyectores de adrenalina (epinefrina), se encontró que la biodisponibilidad del medicamento en los autoinyectores caducados (1 a 90 meses), se redujo en forma estadísticamente significativa, en comparación con los controles no caducados (15).

En un estudio realizado en 254 muestras para evaluar la estabilidad de la epinefrina acuosa almacenada en farmacias hospitalarias de los EUA, se encontró que 23 muestras no cumplían con los requisitos de la USP y que de éstas, 7 no tenían fecha de caducidad, por lo que se infiere que habían sido fabricadas antes de 1979 (16).

Se ha publicado que la ifosfamida puede mantener su estabilidad hasta 3-5 años después de la fecha de caducidad (17).


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924