Un parametro que puede valorar el riesgo de enfermedades cronicas no transmisibles. Proteina C Reactiva ultrasensible
Autor: Josefina Ruiz Esparza C. | Publicado:  28/08/2012 | Analisis Clinicos , Otras Especialidades , Medicina Interna , Articulos | |
Riesgo de enfermedades cronicas no transmisibles. Proteina C Reactiva ultrasensible .1

Un parámetro que puede valorar el riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles: Proteína C Reactiva ultrasensible.

Josefina Ruiz Esparza C (*). Octavio Robinson Navarro (*), Raúl Díaz Molina (*).
(*) Facultad de Medicina Mexicali, Universidad Autónoma de Baja California, México.

Palabras clave: proteína C Reactiva ultrasensible, Dieta, estilo de vida. High sensitivety C-reactive protein, diet, lifestyle.

Resumen:

La proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us) es un biomarcador que ha generado interés en los últimos años, la metodóloga actual para su determinación es factible. La importancia de esta proteína, radica en su relación con procesos inflamatorios subclínicos y asintomáticos que se asocian con el incipiente riesgo de desarrollar enfermedades crónicas, principalmente cardiovasculares y diabetes. Estos procesos se favorecen con los factores de riesgo modificables como la dieta y el estilo de vida. De ahí la importancia de considerar la cuantificación de la proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us) para establecer estrategias en programas de prevención.

Abstract.

The ultrasensitive C-reactive protein (hs-CRP) is a biomarker that has generated interest in recent years. The current methodologist for its determination is feasible. The importance of this protein is its relationship with subclinical and asymptomatic inflammatory processes associated with the emerging risk of developing chronic diseases, especially cardiovascular disease and diabetes. These processes are favored with modifiable risk factors such as diet and lifestyle. The importance of considering the measurement of hs-CRP is to establish strategies for prevention programs.

Introducción.

La proteína C Reactiva (PCR) es un biomarcador que ha generado interés en los últimos años. Pertenece a una familia de proteínas pentaméricas dependientes de calcio, la molécula funcional está compuesta por cinco subunidades polipeptídicas idénticas asociadas de manera no covalente en una configuración anular con simetría cíclica (figura 1). Sin embargo hay grandes variaciones en la organización de las subunidades, en el ensamblaje proteico y en la cinética de las especies, por lo que se deben extremar precauciones al extrapolar al humano los datos obtenidos en modelos animales (1).

Figura 1 Proteína C Reactiva 

deteccion_PCR_ultrasensible/proteina_C_reactiva

(Tomada de http://www.jci.org/articles/view/18921/figure/1 )

Tradicionalmente se ha utilizado la medición en suero o plasma, como reactante de la fase aguda para el diagnóstico y monitorización de procesos inflamatorios. La proteína C Reactiva (PCR) fue descrita en 1839 dentro del grupo de las betaglobulinas, se sintetizada en el hígado. La síntesis de novo de la PCR principia a las 6 horas después de iniciado el estímulo inflamatoria y alcanza su máximo a las 24-72 horas. Su vida media es relativamente corta (19 horas), pero su concentración plasmática es constante. Una vez finalizado el estímulo la proteína C Reactiva (PCR) regresa a sus valores normales al cabo de 7 días. La concentración de esta proteína refleja en forma directa la intensidad de los procesos patológicos que estimulan su síntesis (2).

Debido al desarrollo de ensayos ultrasensibles, la medición de concentraciones relativamente bajas ha sido posible, además de equipos automatizados, por lo que se ha denominado proteína C reactiva ultrasensible (PCR-us), o por sus siglas en ingles hs-PCR (3, 4). En condiciones normales la concentración de ésta proteína debe ser menor a 1 mg/L. Ridker y cols han propuesto una clasificación de riesgo bajo, medio y alto para concentraciones menores a 1 mg/L, de uno a tres mg/L y de tres a diez mg/L respectivamente (5). Se han encontrado valores de medianas de acuerdo a la raza de 2.26 mg/L para blancos no hispanos, Asiáticos 0.97 mg/L y 2.77 mg/L en población hispana (6).

¿Es factible medir la PCR-us?

Uno de los ensayos más utilizados es el inmunoanálisis automatizado, con el nefelómetro Dade-Behring, desarrollado en Alemania en 1996, utilizado ampliamente en Europa y otros países (3). Otro ensayo inmunoenzimático es el ELISA, fue desarrollado para proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us) por Macy y cols en 1997 (4), ambos aprobados por la FDA, entre otros. Estos métodos son de uso frecuente, para realizar otras determinaciones de proteínas principalmente, en laboratorios públicos y privados, por lo que es una metodología factible de utilizar.

¿Cómo se asocia con enfermedades crónicas no transmisibles?

Los procesos de inflamación se asocian con la edad y enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT), en particular las asociadas a sociedades industrializadas, incluyen enfermedades tales como: cardiovasculares (ECV), diabetes mellitus tipo 2 (DM2), Alzheimer y algunos tipos de cáncer (7). Estos procesos de inflamación, en una etapa inicial, no presentan sintomatología aparente, de ahí la relevancia de considerar a la proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us) como un indicador, de acuerdo con Ridker y cols, entre otros autores, han medido esta proteína en grupos de población aparentemente sanos de ambos géneros, mostrando asociación de la concentración de la proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us) con el riesgo de padecer ECV y DM2, entre otras (5, 7, 8), estas evidencias sugieren que la cuantificación de la proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us) puede ser un indicador de riesgo de dichas enfermedades, sin dejar de lado otros parámetros tales como el colesterol total, lipoproteínas de baja densidad (LDL), interleucina-6 entre otros. Estos hallazgos sugieren que esta determinación puede ser manejada en programas de prevención de enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) (8, 9).

Por otro lado, se ha investigado la asociación de la proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us) con ECV en grupos de personas con Síndrome Metabólico (SM) y Diabetes Mellitus tipo 2 (DM2) (10, 11, 12) en estos casos se suma la determinación de la Hemoglobina glucosilada (HbA1c), la cual provee información del control metabólico en dichos pacientes, en un periodo anterior al ensayo de tres meses, es relevante para un buen control metabólico (5)

¿Cómo influye la dieta con la PCR-us?

La proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us) parece tener relación con el estilo de vida, la dieta y el peso corporal. El incremento de Índice de masa corporal (IMC), a valores correspondientes a obesidad, el tabaquismo y la edad se han vinculado con mayor concentración de la PCR-us. (13, 14). Uno de los principales factores que contribuyen a modificar la concentración de la PCR-us es el patrón alimentario. Quienes consumen cantidades suficientes en su dieta diaria cereales elaborados de granos enteros, frutas y vegetales los cuales son ricos en fibra y de moderado o bajo índice glucémico (IG) presentan menor concentración de proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us) (15, 16). Esta relación con el consumo de las frutas y vegetales puede ser por el contenido de ácido fólico y vitamina C, esta última por su capacidad antioxidante además de la Vitamina E, carotenos (alfa y beta-caroteno, luteína y zeaxantina) y flavonoides (17, 18,19, 20). Estas evidencias se han presentado en personas con síndrome metabólico y enfermedad cardiovascular (21) además en personas saludables (22).

La concentración de la proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us) ha sido asociada inversamente con fibra de la dieta, con el consumo de 16-25 g diarios (23), o bien cuando las personas han tomado suplementos (24).

Los alimentos con alto contenido de aceites y grasas tales como papas fritas, filetes fritos, galletas, pasteles, y alimentos fritos se asocian con mayor concentración de la proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us), se ha explicado de acuerdo con el contenido de ácidos grasos saturados y ácidos grasos trans principalmente (25, 26). Con el grupo de lácteos un autor encontró asociación significativa inversa con el consumo de al menos dos raciones de leche o derivados con la proteína C Reactiva ultrasensible (PCR-us), sin embargo es un dato aislado que sugiere mayor investigación al respecto (27).



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924