Estudio imagenologico de la patologia mamaria
Autor: Dr. Jorge Luis Mendieta Domínguez  | Publicado:  4/08/2008 | Ginecologia y Obstetricia | |
Estudio imagenologico de la patologia mamaria.2

En el cuadro Nº 7 se muestra la distribución de los procesos según la imagen ultrasonográfica, en los benignos predominó la ecogénica bien delimitada (20, 23.80%), en los premalignos solo se le realizó a 3 casos y en los malignos predominó la ecogénica no bien delimitada (6, 40%),

 

La sensibilidad y la especificidad de la mamografía y el ultrasonido se reflejan en el cuadro No. 8, la mamografía mostró una mayor sensibilidad que el ultrasonido (86.66% vs 60.00) y el ultrasonido una mayor especificidad (100.0% vs 89.28%),

 

Discusion

 

Como se esperaba, las exploraciones normales tuvieron una incidencia muy alta ya que el pesquisaje se realizó a pacientes supuestamente sanas (9). Dentro de los caos con patología hubo un predominio de los procesos benignos que se corresponden con la literatura revisada (5,10,11,12).

 

Al comparar nuestros resultados con la literatura revisada, coincide en que el cáncer mamario se refleja en mujeres mayores de 60 años (13,14,15), ya que la frecuencia de esta entidad comienza a elevarse después de los 35 años, haciendo su primer pico entre 40 y 50 años, ascendiendo posteriormente hasta alcanzar su mayor incidencia después de los 60 años. Se encontró asociación estadística significativa en la predilección de procesos benignos y premalignos para encontrarse en el grupo de 50 a 59 años (p < 0.001), no así en los procesos malignos (p > 0.05)

 

Cuando se analizo el resultado del examen clínico es importante señalar de que las mujeres se encontraban asintomáticas desde el punto de vista clínico en 74 casos (58.6%) se encontraron alteraciones, pero más aún 3 fueron premalignos y 14 malignos, esto demuestra que el autoexamen mamario es un factor muy importante a divulgar para que se practique de forma sistemática. Así mismo la práctica del examen de mama por el médico de la familia como labor diaria sería un pilar fundamental a nivel de la asistencia primaria para detectar casos con signos clínicos tempranos (4).

 

Cuando se analizo la distribución de los procesos patológicos, observamos que no hay unanimidad de criterios, para unos es la mama derecha (11,16) y para otros la izquierda (12). El cuadrante más afectado es el supero externo con 66 casos (78.55%), hecho lógico si tenemos en cuenta que este cuadrante tiene la prolongación axilar de Bleffel, que da mayor área de tejido mamario. De manera general se hicieron agrupaciones en la categoría de variables en estudio, asumiendo lesiones benignas o no (premalignas y malignas) y en hemisferio superior e inferior en un caso y hemisferio externo e interno en otro, no encontrando asociación estadística significativa en la predilección de estos tipos de lesiones para ubicarse en los distintos hemisferios seleccionados (p > 0.25).

 

En las imágenes obtenidas en la mamografía encontramos que en el 73.33% de los casos malignos se obtuvieron imágenes típicas de malignidad lo cual se corresponde con la literatura revisada (11,17,18,19); podemos observar que en el 82.14% de los casos los patrones que predominaron son los que se consideran benignos lo cual se corresponde con la literatura revisada (11). Es importante tener en cuenta que las microcalcificaciones no son patognomónicas de los procesos malignos ya que se pueden ver en algunos procesos malignos como la hiperplasia epitelial y la papilomatosis múltiple (11). Al comparar estos resultados con la literatura revisada observamos que existe correlación (11, 20, 21, 22, 23, 24), encontrándose una asociación significativa entre ambas variables benignas o no y ecogénicas de bordes bien delimitados o no, presentando una proporción muy superior de procesos benignos con nódulos bien delimitado y malignos con los nódulos no bien delimitados (p<0.0001).

 

En la bibliografía revisada se corrobora que la mamografía es más sensible y el ultrasonido más especifico en el diagnóstico de la patología mamaria (25,26). Los falsos negativos encontrados en la mamografía se debieron, a un tumor maligno con imagen benigna (Carcinoma medular) y a un tumor sin imagen radiológica (tumor en región retroareolar); la causa de los 8 falsos positivos, se debieron a 4 casos con displasia fibroquística, a 2 con hiperplasia epitelial y en los restantes, adenosis. Los falsos positivos del ultrasonido fueron por errores de interpretación en mamas muy displásicas.

 

En nuestro trabajo llegamos a la conclusión que los procesos benignos fueron los más frecuentes dentro de los casos patológicos, y que estos junto a los procesos premalignos se observaron con más frecuencia en el grupo de 50 -59 años y los malignos en el de 60 y más. Los patrones que predominaron al examen físico, la imagen mamográfica y del ultrasonido se corresponden con los descritos en cada patología. La mama derecha y el cuadrante supero externo fueron los más afectados de forma general y que la mamografía presentó mayor sensibilidad y el ultrasonido mayor especificidad.

 

Cuadro Nº 1. Distribución de las pacientes examinadas según resultado diagnóstico.

 

imagenologia_patologia_mamaria/mama_diagnostico

 

Fuente: Historias Clínicas

 

Cuadro Nº 2. Distribución de los resultados diagnósticos según la edad.

 

imagenologia_patologia_mamaria/mama_diagnostico_edad

 

Fuente: Historias Clínicas

 

Cuadro Nº 3. Distribución de los resultados diagnósticos según el resultado del examen físico.

 

imagenologia_patologia_mamaria/diagnostico_examen_fisico

 

Fuente: Historias Clínicas

 

Cuadro Nº 4. Distribución de los resultados diagnósticos según la  ubicación topográfica.

 

imagenologia_patologia_mamaria/localizacion_ubicacion

 

Fuente: Historias Clínicas

 



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924