Estres en Anestesiologia.
Autor: Dr. Daniel J. Sanchez Silva | Publicado:  21/04/2006 | Anestesiologia y Reanimacion , Psiquiatria | |
INTRODUCCION.

La Anestesiología es una de las profesiones en donde la ansiedad y el estrés se presentan con mayor frecuencia. El riesgo que se corre cada vez que se anestesia un paciente, sumado a un número importante de turnos laborales a la semana bien sea de día o de noche. Sin el adecuado descanso que debe tener un anestesiólogo. Además de la situación de nuestros países latinoamericanos con gran inestabilidad laboral, social y política que obliga al anestesiólogo a laborar en diferentes lugares; crean en él una situación de angustia y estrés que repercutirá en su desempeño profesional. Sin hablar de la situación familiar y personal que pueda tener el anestesiólogo, ya vemos que podríamos considerarnos una profesión de alto riesgo.
El concepto de Estrés se remonta a la década de 1930, cuando un joven austríaco de 20 años de edad, estudiante de segundo año de la carrera de medicina en la Universidad de Praga, Hans Selye, hijo del cirujano austríaco Hugo Selye, observó que todos los enfermos a quienes estudiaba, indistintamente de la enfermedad propia, presentaban síntomas comunes y generales: cansancio, perdida del apetito, baja de peso, astenia, etc. Esto llamó mucho la atención a Selye, quien lo denominó el "Síndrome de estar Enfermo" (1). Hace más de medio siglo, Hans Selye definió el estrés ante la Organización Mundial de la Salud como: "la respuesta no especifica del organismo a cualquier demanda del exterior". El término proveniente del idioma inglés ha sido incorporado rápidamente a todos los idiomas, la idea, nombre y concepto se han alojado fácilmente en la conciencia popular.
El estrés de trabajo se puede definir como las nocivas reacciones físicas y emocionales que ocurren cuando las exigencias del trabajo no igualan las capacidades, los recursos, o las necesidades del trabajador. El estrés de trabajo puede llevar a la mala salud y hasta la herida. El concepto del estrés de trabajo muchas veces se confunde con el desafío, pero estos conceptos no son iguales. El desafío nos vigoriza psicológicamente y físicamente, y nos motiva aprender habilidades nuevas y llegar a dominar nuestros trabajos. Cuando nos encontramos con un desafío, nos sentimos relajados y satisfechos. Entonces el desafío es un ingrediente importante del trabajo sano y productivo. (2)


FASES DEL ESTRES.
Entre la variada fisiopatología del estrés Hans Selye describió tres fases o estados de adaptación al estrés que progresivamente van minando la salud del profesional:
1) Reacción de Alarma:
El organismo, amenazado por las circunstancias se altera fisiológicamente por la activación de una serie de glándulas, especialmente en el hipotálamo y la hipófisis ubicadas en la parte inferior del cerebro, y por las glándulas suprarrenales localizadas sobre los riñones en la zona posterior de la cavidad abdominal. El cerebro, al detectar la amenaza o riesgo, estimula al hipotálamo quien produce "factores liberadores" que constituyen substancias específicas que actúan como mensajeros para zonas corporales también específicas. Una de estas substancias es la hormona denominada A.C.T.H. (Adrenal Cortico Trophic Hormone) que funciona como un mensajero fisiológico que viaja por el torrente sanguíneo hasta la corteza de la glándula suprarrenal, quien bajo el influjo de tal mensaje produce la cortisona u otras hormonas llamadas corticoides. A su vez otro mensaje que viaja por la vía nerviosa desde el hipotálamo hasta la médula suprarrenal, activa la secreción de adrenalina. Estas hormonas son las responsables de las reacciones orgánicas en toda la economía corporal.
2) Estado de Resistencia:
Cuando un individuo es sometido en forma prolongada a la amenaza de agentes lesivos físicos, químicos, biológicos o sociales el organismo si bien prosigue su adaptación a dichas demandas de manera progresiva, puede ocurrir que disminuyan sus capacidades de respuesta debido a la fatiga que se produce en las glándulas del estrés. Durante esta fase suele ocurrir un equilibrio dinámico u homeostasis entre el medio ambiente interno y externo del individuo. Así, si el organismo tiene la capacidad para resistir mucho tiempo, no hay problema alguno, en caso contrario sin duda avanzará a la fase siguiente.
3) Fase de Agotamiento:
La disminución progresiva del organismo frente a una situación de estrés prolongado conduce a un estado de gran deterioro con pérdida importante de las capacidades fisiológicas y con ello sobreviene la fase de agotamiento en la cual el sujeto suele sucumbir ante las demandas pues se reducen al mínimo sus capacidades de adaptación e interrelación con el medio.


CONDICIONES QUE PODRIAN CAUSAR EL ESTRES.
El diseño de los trabajos.
 Trabajo pesado, descansos infrecuentes, turnos y horas de trabajo largos; trabajos frenéticos y de rutina que tienen poco significado inherente, no usan las habilidades de los trabajadores, y proveen poco sentido de control.
El estilo de dirección.
Falta de participación por trabajadores en la toma de decisiones, falta de comunicación en la organización, y falta de política que está favorable a la vida de familia.
Las relaciones interpersonales.
Malos ambientes sociales y falta de apoyo o ayuda de compañeros y supervisores.
 Los papeles de trabajo.
Expectativas de trabajo mal definidas o imposibles de lograr, demasiada responsabilidad, demasiadas funciones.
 Las preocupaciones de la carrera.
Inseguridad de trabajo y falta de oportunidad para el crecimiento personal, el fomento, o el ascenso; cambios rápidos para los cuales los trabajadores no están preparados.
Las condiciones ambientales.
Condiciones desagradables y peligrosas como las áreas de trabajo atiborradas, el ruido, la contaminación del aire, o los problemas ergonómicos (2)
Podemos hablar entonces que gracias a esta fisiopatología el individuo puede desarrollar dos tipos de enfermedades dependiendo del estado de estrés en que se encuentre:
a.- Enfermedades por estrés agudo:
· Ulcera por Estrés
· Infarto al miocardio
· Neurosis Conversivas
· Neurosis Obstétrica
b.- Enfermedades por estrés crónico:
· Dispepsia
· Gastritis
· Ansiedad
· Accidentes
· Frustración
· Insomnio
· Colitis Nerviosa
· Migraña
· Depresión
· Agresividad
· Disfunción Familiar
· Neurosis de Angustia
· Trastornos Sexuales
· Disfunción Laboral
· Hipertensión Arterial
· Angina de pecho
· Adicciones
· Trombosis Cerebral
· Conductas antisociales
· Psicosis Severas

FACTORES DE ESTRES EN EL ANESTESIOLOGO.
El Dr. Gustavo Calíbrese en la guía de prevención de la CLASA nos habla de diferentes factores que pueden influir en la generación del estrés en el anestesiólogo a saber:
Los factores personales se vinculan por un lado a desajustes de las expectativas altruistas, profesionales y sociales del anestesiólogo, sumado a la potenciación de una personalidad que desarrolla un rol protagónico en su ámbito de trabajo, con una valoración de la personalidad "sobre calificada", que muchas veces se sienten "dioses blancos" resistentes a la fatiga, invulnerables, sin limitaciones, con grandes expectativas y con fuerte compromiso laboral, no apreciando los efectos adversos de una vida estresante.
Los factores profesionales se vinculan por un lado al perfil del tipo de trabajo, que se caracteriza por alta responsabilidad en cuanto a la seguridad del paciente, vigilancia sostenida, manejo de pacientes críticos, manejo de pacientes complejos, decisiones de emergencias, enfrentamiento con la muerte en definitiva en estas situaciones se "transforman emociones naturales en emociones estresantes". Por otro lado la modalidad laboral es un factor de importancia como generadora de estrés en la actualidad ya que el anestesiólogo esta inmerso en una cultura laboral de "Alta Presión" con presiones de alta productividad, competitividad, criterios de calidad sumado en general a calendarios inapropiados con exceso de horas de trabajo tanto diurnas como nocturnas, inadecuado descanso.
Los factores Institucionales en la generación de estrés laboral se vincula fuertemente a una estructura jerárquica rígida, a una difícil comunicación con autoridades y mandos medios en la organización donde es común la inseguridad laboral y la falta de políticas favorables a la vida de familia del trabajador.
Los factores ambientales se vinculan a la Infraestructura laboral Inadecuada, a protecciones Inadecuadas y a un hábitat laboral intenso, donde se desarrollan en general un clima intenso, rutinario, competitivo, hostil por momentos donde predominan las inadecuadas relaciones interpersonales tanto entre médicos, enfermería y resto del personal en el cual se percibe como un fracaso estar cansado como ideología laboral, aun cuando en realidad la falta de sueño y de la fatiga crónica acumulada son moneda corriente (3).
Consecuencias Personales
Una característica importante del estrés es que sin importar si este es físico intelectual o psicológico nuestro cuerpo siempre se moviliza por una reacción física. Cuando estos factores se acumulan y superan la tolerancia del organismo surge el estrés excesivo y nocivo que se manifiesta en:
· Enfermedades físicas entre las que destacamos gastritis úlcera gastro -duodenal hipertensión arterial, arritmias, angor.
· Deterioro psíquico - emocional como angustia, depresión y ansiedad el que puede llegar en algunos casos a ser el campo propicio para el suicidio,
· Trastornos en la conducta como alcoholismo y fármaco dependencia,
· Trastornos intelectuales como dificultad de concentración y trabajos de baja calidad
Consecuencias Familiares
Son muy graves caracterizándose por aislamiento, sentimiento de culpa, reproche familiar por exceso de trabajo pobre participación en eventos trascendentes de la vida familiar, fracaso vínculos con hijos, dificultades en la relación de pareja falta, de soporte afectivo, divorcios y destrucción familiar
Consecuencias Laborales
Entre otras se destacan la falta de interés laboral, el ausentismo laboral, el trabajo de pobre calidad pudiendo llegar mala praxis y los consiguientes problemas legales, llevando todas estas situaciones a pérdida de imagen profesional y en algunas ocasiones el abandono o el cambio del trabajo. Dentro del estrés crónico laboral hay algunas entidades clínicas, de las que destacamos el Síndrome de Burn-out o "Estar Quemado".
Síndrome de "Burnout"
El Síndrome de "Burnout", también llamado síndrome de "estar quemado" o de desgaste profesional, se considera como la fase avanzada del estrés profesional, y se produce cuando se desequilibran las expectativas en el ámbito profesional y la realidad del trabajo diario.
Este síndrome es un mal invisible que afecta y repercute directamente en la calidad de vida y fue descrito por Maslach y Jackson en 1986, como un síndrome de agotamiento profesional, despersonalización y baja realización personal, que puede ocurrir entre los individuos que trabajan con personas.
La forma de manifestarse se presenta bajo unos síntomas específicos y estos son los más habituales:
- Psicosomáticos: fatiga crónica, trastornos del sueño, úlceras y desordenes gástricos, tensión muscular.
- De conducta: absentismo laboral, adicciones (tabaco, alcohol, drogas)
- Emocionales: irritabilidad, incapacidad de concentración, distanciamiento afectivo.
- Laborales: menor capacidad en el trabajo, acciones hostiles, conflictos.
Existe un grupo de personas que sintomáticamente puede padecer esta enfermedad, estos son los profesionales con contacto con personas, como el personal sanitario, de la enseñanza, asistentes sociales, etc y que según Maslach son los profesionales de ayuda.
Las evidencias que afectan al individuo en el inicio de la aparición de esta enfermedad, se reconocen en varias etapas y son:
1.- Exceso de trabajo.
2.- Sobreesfuerzo que lleva a estados de ansiedad y fatiga.
3.- Desmoralización y pérdida de ilusión.
4.- Pérdida de vocación, decepción de los valores hacia los superiores (4).


Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924