Explicacion de la esquizofrenia desde la perspectiva del atavismo lombrosiano-criminologico
Autor: Wael Hikal | Publicado:  6/03/2009 | Medicina Forense y Legal , Psiquiatria | |
Explicacion de la esquizofrenia desde la perspectiva del atavismo lombrosiano-criminologico.1

Explicación de la esquizofrenia desde la perspectiva del atavismo lombrosiano-criminológico.

 


Wael Hikal, Licenciado en Criminología por la Universidad Autónoma de Nuevo León, Presidente de la Sociedad Mexicana de Criminología Capítulo Nuevo León A.C. Miembro de la Sociedad Internacional de Criminología. Facultad de Derecho y Criminología.

 

Palabras Clave: Esquizofrenia, Criminología, Psicoanálisis. 

Key Words: Schizophrenia, Criminology, Psychoanalysis. 

 

 

CRIMINOLOGÍA Y PSIQUIATRÍA

 

El origen de este trabajo surge una noche de guardia en un Centro Psiquiátrico en el que laboraba como enfermero psiquiátrico, en el que había pacientes esquizofrénicos y con psicosis leves. Días atrás se había dado lectura al libro “Etiología de la esquizofrenia” (1) compilado por D. Jackson, Jefe del Departamento de Psiquiatría de la Clínica Médica de Palo Alto, California. En éste se menciona a César Lombroso por sus estudios sobre la anatomía de los delincuentes a lo que él llamo como “delincuente nato”. De la misma manera en tal libro se hacía mención acerca de la anatomofisiología de los trastornados…

 

La lectura a tal, permitió reflexionar sobre las primeras veces que se observó a los pacientes, y que a dicha vista, se dio cuenta que comparten características físicas similares; por ejemplo, ojos saltones pero hundidos, frente y pómulos sobresalientes, a esto el Director del Centro le llamaba como “facia psicótica”, en la que se notan ciertas características físicas de los esquizofrénicos.

 

En los aspectos antropológicos, Lombroso comparaba a los delincuentes con seres primitivos que se dejaban guiar por sus instintos, por satisfacer, robar, matar, violar, golpear, etc.  Son seres atrapados en sus orígenes arcaicos, atrapados en la evolución que no alcanzaron.

 

En los orígenes de su teoría describe la crueldad que existe en los niños, en los animales y en las plantas; por ejemplo, los niños hacen críticas fuertes, golpean y en ocasiones no se dan cuenta del daño que hacen y existe la ausencia de remordimientos en ellos. (2) En los animales se da la equivalencia de lesiones, robo, homicidio, entre otros, y en las plantas se da el homicidio igualmente; es decir, en las carnívoras. Sin entrar en más detalle, los niños realizan actos no solamente crueles sino otros actos que parecen normales o considerados normales; o sea, la conducta infantil normal de la edad, y esto es porque son niños, no hay patología, pero en un adulto esto representa un trastorno grave de su personalidad.

 

Por lo anterior, se va a describir al paciente esquizofrénico como un ser encerrado en su pasado, en su niñez. Lombroso decía que los criminales tenían características físicas compartidas y que eso predisponía a los sujetos a ser delincuentes. Se podría pensar que una persona con las características que postuló Lombroso, es un sujeto natamente criminal (frente resbaladiza y baja, gran desarrollo de los pómulos, irregularidades craneales, altura anormal del cráneo, orejas en forma de agarradera y mandíbula inferior muy desarrollada, falta de remordimiento, promiscuidad, tendencia a los excesos, entre otras, ).

 

Tal vez parezca raro hacer mención de un tipo criminal general, ya que no todos los seres humanos con estas características serán o son delincuentes, pero sí se puede reconocer una similitud entre éstos. Se dice que las teorías lombrosianas están completamente superadas; pero no del todo, Lombroso señalaba ciertas características antropológicas, sociales y psicológicas de los criminales; ahora bien, algunas de estas características eran la falta de remordimientos, la crueldad, la inestabilidad, el uso de tatuajes y la incapacidad para sentir dolor, entre otras más. En lo personal, se considera que no están del todo superadas; ya que, el “Manual diagnóstico y estadística de los trastornos mentales” (3) de la Asociación Americana de Psiquiatría señala al trastorno de la personalidad antisocial en el que se marcan los criterios diagnósticos para estos sujetos, en los cuales se mencionan los siguientes: la falta de remordimientos, la incapacidad para mantener un trabajo, la inestabilidad en el carácter, en las relaciones afectivas y el uso de tatuajes, entre otros. (4) Tomando esto y compararlo con las teorías de Lombroso, se puede dar cuenta que aún persiste, los criminales actuales y los antisociales (sean o no delincuentes juzgados) cuentan con estas características. Así, se puede notar la influencia que ha tenido Lombroso en la Psiquiatría.

 

Aplicado todo lo anterior a la Psiquiatría, Lombroso estableció que los criminales pueden tener similitudes físicas; y a partir de eso, se han hecho observaciones acertadas sobre otras similitudes con personas con ciertas anomalías; por ejemplo, la Psicología buscó el parecido anatómico de un enfermo con otro, y dio resultados positivos, basta leer un libro de Psicología del Desarrollo (5) y ver las imágenes que en ocasiones se muestran sobre las anomalías físicas externas de ciertos niños, así  se pueden ver que los niños con síndrome de Down (estatura baja, cabeza redondeada, frente alta y aplanada, y lengua y labios secos) comparten características físicas y psíquicas, los niños con síndrome de alcoholismo fetal (ojos muy separados, nariz aplanada y el labio superior subdesarrollado) igual; entonces, ¿se podrá llegar a una descripción física de los esquizofrénicos? pues de hecho, los estereotipos es lo que persiste en la actualidad; por ejemplo, se identifica a alguien por su apariencia; igualmente, se reconoce a un grupo por su físico: los drogadictos comparten características físicas, la mayoría de los homosexuales también, los criminales, los vándalos, entre muchos otros más.

 

LA CAUSALIDAD EN LA PSICOSIS

 

Se considera que los seres primitivos, los niños, los delincuentes y los enfermos mentales tienen características en común. Al buscar una explicación a las esquizofrenias, el campo se cierra en esta investigación a las causas sociales, familiares y hereditarias. En entrevistas con pacientes a todos les preguntaba si habían tenido un familiar que hubiera padecido esquizofrenia anteriormente, con lo que se obtuvo muchas respuestas afirmativas; en algunas ocasiones, por la calidad desrealizada (fuera de la realidad, el espacio, el tiempo -pasado, presente y futuro-) era difícil obtener respuestas de algunos.

 

Con lo anterior se dio cuenta que las esquizofrenias son en cierta parte hereditarias, lo cual se comprobó en el momento que se estudió Psiquiatría Forense. Otra dato que se obtuvo durante las entrevistas era que los pacientes provenían de familias en las que los regaños y humillaciones eran frecuentes, así como los gritos, las groserías, los golpes, los descuidos o por el contrario, las chiflasones a los niños eran recurrentes.

 

También se pudo dar cuenta de las presiones que había sobre ellos por parte de la carga académica de la escuela, la falta de trabajo, obesidad, entre otras cosas. Todas estas condujeron a lo que ahora son: “pacientes con diagnóstico de esquizofrenia”. Es de gran importancia el papel que desempeña la interacción entre la herencia, el medio y la familia.

 

 

LA HERENCIA Y EL MEDIO EN LA FORMACIÓN DE LA PERSONALIDAD

 

Robert S. Feldman indica que: “un tema básico en el desarrollo de cualquier persona es la herencia y el medio. Determinar la influencia de uno u otro en la conducta de los seres humanos son preguntas constantes: cómo poder distinguir entre las causas ambientales del comportamiento (la influencia de padres, hermanos, familia, amigos, educación, alimentación y el resto de las experiencias a las que se expone al niño), y las causas hereditarias basadas en el conjunto genético de un individuo y que influyen en el crecimiento durante la vida”. (6)

 

Así mismo señala que: “esto es conocido como el debate herencia-medio, donde herencia se refiere a lo transmisible y medio a las influencias ambientales. Este debate tiene raíces antiguas. En el siglo XVII  el filósofo inglés John Locke creía que el ambiente actuaba como influencia única sobre el desarrollo; en oposición, en el siglo XVIII, Rousseau, sostuvo una concepción muy diferente del desarrollo, él creía que las características naturales de las personas (en particular los factores genéticos) eran más influyentes, aunque sujetas a lo que Rousseau consideraba influencias corruptas del ambiente”. (7)

 

Aun cuando la cuestión inicial era herencia contra medio, en la actualidad la Psicología, la Medicina, la Psiquiatría, la Enfermería, la Antropología y la Criminología entre otras, están de acuerdo en que ambos, tanto la herencia como el medio, interactúan para producir patrones específicos de desarrollo. El enfoque ha cambiado, de cuál influye en el comportamiento, a cómo y en qué grado el ambiente y la herencia producen sus efectos, no puede haber alguien que crezca sin haber sido influido por el ambiente, como tampoco se desarrolla sin haber sido influido por su herencia genética. A pesar de ello, el debate sobre la influencia relativa de los dos factores continúa, con enfoques diferentes y teorías del desarrollo que hacen hincapié en el ambiente o en la herencia en mayor o menor grado.

 

El mismo autor indica que: “en contraste, otros enfoques recalcan la influencia de las características psicológicas de la persona y su funcionamiento sobre el desarrollo. Estas teorías destacan el papel de la herencia y la maduración (el desarrollo de los patrones de comportamiento predeterminados biológicamente) como responsables del cambio relativo al desarrollo. La maduración puede ser vista; por ejemplo, en el desarrollo de las características sexuales que se dan al inicio de la adolescencia”. (8)



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924