Respuesta sexual en mujeres pre y postmenopausicas
Autor: Emilio Mora | Publicado:  13/03/2009 | Geriatria y Gerontologia , Ginecologia y Obstetricia , Otras Especialidades | |
Respuesta sexual en mujeres pre y postmenopausicas.1

Respuesta sexual en mujeres pre y postmenopáusicas.

 

Emilio Mora, Ilsmen Viloria, Edibel Vicent, Teresita Villarroel, Liliana Libreros, Saúl Mederos.

 

Departamento de Salud Pública de la Universidad de Carabobo, Consulta de Ginecología del Hospital Universitario “Ángel Larralde, Valencia, Estado Carabobo.

 

 

Resumen

 

Objetivo: Describir la respuesta sexual en mujeres pre y postmenopáusicas. Pacientes y Métodos: estudio comparativo y transversal; la muestra estuvo conformada por 120 mujeres entre 45 y 55 años de edad que acudieron a la consulta de ginecología del Hospital Universitario “Ángel Larralde” en Valencia, Estado Carabobo, durante Julio – Agosto 2007. Se utilizó un cuestionario para la recolección de la información que indago datos demográficos y 8 preguntas relacionadas a la respuesta sexual con alternativas de respuesta en escala de likert. Resultados: El 45,07% de mujeres premenopáusicas y el 36,67% de las postmenopáusicas catalogan su vida sexual como buena, muy buena y excelente. Un 35% de las mujeres premenopáusicas y un 16,66% de las postmenopáusicas manifestaron deseo para mantener relaciones sexuales en un rango entre 8 y 25 veces y más en las últimas 4 semanas. Un 42,5% de las mujeres premenopáusicas y un 39,1% de las postmenopáusicas se sienten excitadas con la estimulación táctil, mientras que con la estimulación visual logran la excitación un 15,83% de las premenopáusicas y un 9,17% las postmenopáusicas. El 45% de mujeres del grupo de premenopáusicas y el 39,1% de postmenopáusicas respondieron lubricar casi siempre y siempre durante las relaciones sexuales. Las pacientes premenopáusicas expresaron en un 32,5% y las postmenopáusicas en un 15% alcanzar varios orgasmos durante una relación sexual, El 45,8% de las premenopáusicas y el 41,6% de las postmenopáusicas se sienten siempre y casi siempre satisfechas luego de haber mantenido relaciones sexuales. El 74,17% de las mujeres estudiadas nunca realizan auto actividad sexual o masturbación. El grupo de las pacientes premenopáusicas son las que refieren realizarlo en mayor porcentaje (15,84%) en comparación con las postmenopáusicas que reportaron realizarlo en un 10%. Conclusión: Las pacientes describieron más la disminución del deseo sexual que la disminución en la lubricación vaginal en mayor porcentaje las postmenopáusicas; el grupo de mujeres premenopáusicas reseñan experimentar más orgasmos que las postmenopáusicas durante la relación sexual; los dos grupos de pacientes refieren casi nunca y nunca realizar la autofunción sexual o masturbación así mismo refieren sentirse satisfechas física y emocionalmente luego de haber mantenido relaciones sexuales.

 

Palabras clave: Respuesta sexual, menopausia, deseo sexual, excitación, lubricación, orgasmo, satisfacción sexual, autofunción sexual.

 

 

Introducción

 

La respuesta sexual es la forma que tiene nuestro cuerpo de reaccionar a la estimulación erótica. Es un proceso complejo que incluye las actividades cerebral, hormonal y la cognitiva, englobando esta última tanto las experiencias sexuales como sus motivaciones e intereses (1- 2).

 

Para comenzar una relación sexual es indispensable el deseo sexual, que se refiere al querer mantener un contacto sexual con otra persona o el querer masturbarse uno mismo; el cual está directamente relacionado con la hormona sexual masculina llamada testosterona, la cual es necesaria para mantener intacto el deseo tanto en hombres como en mujeres, pero por sí sola no es suficiente. Cuando el cuerpo responde al deseo, se logra la excitación sexual, que puede ser física, psicológica o una combinación de ambas (2).

 

En la mujer la primera señal de excitación sexual, es la aparición de la lubricación vaginal, que se inicia de diez a treinta segundos después del principio de la estimulación sexual y su densidad, cantidad y olor varían de una mujer a otra y en una misma mujer de un tiempo a otro. El orgasmo, que es la culminación del placer sexual ya sea en una relación sexual o a través de la masturbación; se caracteriza en la mujer por las contracciones simultáneas y rítmicas del útero, el tercio exterior de la vagina y del esfínter anal. Existen tres áreas de influencia en la obtención del orgasmo femenino: fisiológica, que son las reacciones y condiciones físicas; psicológica, que va a estar dada por la orientación psicosocial y receptividad para la obtención del orgasmo y la sociológica, que va a depender de los factores sociales, ambientales y culturales que inciden sobre la frecuencia o habilidad orgásmica (2).

 

La percepción de la importancia que tiene la satisfacción sexual para hombres y mujeres, ha cambiado destacando la creciente valoración que este indicador estaría teniendo para las féminas; muchas buscarían estrategias para aumentar su placer sexual, si evalúan negativamente su satisfacción sexual, ya sea, buscando nuevas parejas sexuales o presionando a sus respectivas parejas sexuales para que le brinden placer. Estos cambios estarían asociados a una creciente transformación en la forma de vivir la sexualidad y la conyugalidad en el mundo (3).

 

Por consiguiente, la satisfacción sexual, ha sido conceptualizada de diversas formas, si bien ha predominado su asociación con la frecuencia de las relaciones sexuales y el orgasmo, recientemente, han destacado la importancia de una serie de variables afectivas y relacionales, como el amor, las sensaciones post relaciones sexuales, la comunicación con la pareja o la iniciativa para tener relaciones sexuales (4).

 

Durante las etapas de pre y pos menopausia, se presentan factores que pueden incidir en la respuesta sexual y por ende modificarla, entre éstos se encuentran condiciones físicas como por ejemplo cambios hormonales, disminución en la lubricación; condiciones psicológicas como estrés o depresión. Todas estas modificaciones en la sexualidad de la mujer están en relación con la menopausia, que es un periodo de la vida femenina en la que ocurren numerosos cambios físicos, mentales, psicológicos y emocionales, en este proceso, la mujer cesa su función reproductiva, lo que en muchos de los casos produce estados depresivos, por creer que esta condición puede afectar su salud sexual, privándola del placer y satisfacción sexual. (5). La edad de aparición de la menopausia es muy variable según el criterio de diferentes autores y países, generalmente oscila entre los 47 y 52 años de edad (6).

 

Estudios realizados han reconocido la “vulnerabilidad” de la vivencia del proceso de la menopausia, que supone la confluencia de diversas circunstancias, que conducen a las protagonistas, no solo a enfrentarse con cambios físicos, emocionales y socioculturales, propios de esta etapa, sino a la realización de una evaluación retrospectiva crítica y profunda de la experiencia de vida, de la autobiografía. (7) Otros estudios reportan la baja prevalencia de disfunción sexual en pacientes con menopausia precoz, lo cual indica que el factor biológico hormonal es importante pero no determinante (8).

 

Por consiguiente, resulta interesante investigar la respuesta sexual durante las etapas de pre y pos menopausia porque es en esta etapa y durante la pubertad donde la sexualidad de la mujer se ve afectada por factores hormonales, psicológicos y socioculturales afectando su vida sexual, y de pareja; de allí la importancia de conocer más la sexualidad de la mujer para proponer alternativas de solución que mejoren su calidad de vida.

 

Pacientes y Métodos

 

El estudio fue comparativo y el diseño transversal, en el cual se incluyeron 120 mujeres entre 45 y 55 años de edad quienes participaron voluntariamente en la investigación (60 premenopáusicas y 60 postmenopáusicas), las cuales acudieron a la Consulta de Ginecología del Hospital Universitario “Ángel Larralde”, de la ciudad de Valencia, Estado Carabobo, durante el período julio – agosto 2007.

 

La información se obtuvo mediante un cuestionario estructurado en 2 partes; la primera parte con 6 ítems que indago datos personales y algunas características de la vida en pareja, la segunda, conformada de 8 preguntas, que midieron: intensidad, deseo sexual, excitación, lubricación vaginal, frecuencia de orgasmos, satisfacción sexual y frecuencia de la auto actividad sexual o masturbación; las alternativas de respuestas fueron diseñadas según la escala de Likert. (Anexo 1).

 

La validación del instrumento se determinó mediante el juicio de expertos en las áreas de sexología, ginecología y metodología de la investigación, los cuales evaluaron el contenido del cuestionario para darle los aportes necesarios para su aplicabilidad (Anexo 2).



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924