La optica del cuidado humano en salud reproductiva en un enfoque transdisciplinario
Autor: Lic. Rosa Y Reina C | Publicado:  13/04/2009 | Ginecologia y Obstetricia , Enfermeria | |
La optica del cuidado humano en salud reproductiva en un enfoque transdisciplinario.1


La óptica del cuidado humano en salud reproductiva en un enfoque transdisciplinario.

 

Rosa Reina.

 

Docente Universidad de Carabobo, Facultad de Ciencias de la Salud, Escuela de Enfermería Dra. Gladys Román de Cisnero. Venezuela

 

Doctoranda en Cuidado Humano en Enfermería.

 

 

Resumen

 

La salud reproductiva implica que las personas puedan tener una vida sexual satisfactoria y segura, la capacidad de tener hijos y la libertad de decidir si quieren tenerlos, cuándo y con qué frecuencia. En esta última condición está implícito el derecho de hombres y mujeres de estar informados y tener acceso a métodos de regulación de la fertilidad de su preferencia que sean seguros, eficaces, asequibles y aceptables, y el derecho a acceder a servicios de salud adecuados que permitan a la mujer llevar a término su embarazo y dar a luz de forma segura.

 

La salud tanto en su concepción individual como colectiva es producto de complejas interacciones entre procesos biológicos, ecológicos, culturales, económicos y sociales, que se dan en la sociedad. En el trabajo transdisciplinario se propone que el propio individuo, acompañado de la familia, asuma el papel como directo responsable del proceso de formación, llegando a convertirse en su propio terapeuta integral, asesorado por un equipo de profesionales, según sus necesidades individuales y sociales. Este equipo evalúa tales necesidades, posteriormente analiza la situación con base en el conocimiento compartido y llega a una propuesta de atención en conjunto con el usuario y su familia, con miras a una real integración social y apego por lo que se quiera interpretar en salud.

El objetivo de este artículo es develar la óptica del Cuidado Humano en Salud Reproductiva en un enfoque Transdisciplinario que obedece a esa búsqueda del saber epistémico que le dé un realce al quehacer de enfermería. La metodología utilizada fue la documental.

 

 

Palabras Clave: Cuidado Humano, Salud Reproductiva, Transdisciplinariedad

 

 

Introducción

 

La salud reproductiva involucra, la protección al sistema reproductor de la pareja a través de fases inmersas en el cuidado humano que investiga y asiste a que funcione correctamente. De la misma manera, también ayuda a repararlo o curarlo cuando algo no va bien; por eso, se centra en la prevención y en el bienestar de la pareja.

 

La Organización mundial de la Salud (OMS) define Salud Reproductiva como una condición de bienestar físico, mental y social en los aspectos relativos al sistema reproductivo en todas las etapas de la vida. La salud reproductiva implica que las personas puedan tener una vida sexual satisfactoria y segura, la capacidad de tener hijos y la libertad de decidir si quieren tenerlos, cuándo y con qué frecuencia.

En esta última condición está implícito el derecho de hombres y mujeres de estar informados y tener acceso a métodos de regulación de la fertilidad de su preferencia que sean seguros, eficaces, asequibles y aceptables, y el derecho a acceder a servicios de salud adecuados que permitan a la mujer llevar a término su embarazo y dar a luz de forma segura (1)

 

En este sentido, el ser humano busca proteger su salud desde el inicio de la humanidad, tomando en cuenta esta afirmación se puede decir que la salud reproductiva ha estado desde el origen del hombre. La persona humana no es un que, si no un quien; no es un algo, si no un alguien personal, es la libertad y el dinamismo en su obrar: ser persona aparece para los filósofos personalistas como una tarea a realizarse, dado el carácter abierto e inacabado del hombre (2).

 

El cuidado prenatal y materno se considera parte del cuidado de la salud reproductiva para las mujeres embarazadas y su feto en el vientre. De la misma manera, el cuidado prenatal se centra en la salud del producto de la concepción que aún no ha nacido. Asimismo, el cuidado materno se centra en la salud de la madre durante el embarazo y que la sigue al puerperio, de allí hacia la planificación familiar.

Por lo tanto, la persona en sus diferentes etapas del ciclo vital realiza como respuesta a los diferentes estados, estímulos o circunstancias que debe afrontar para guardar el equilibrio. (3)

 

En este sentido, los profesionales de enfermería están enfrentados a desarrollar estrategias teórico prácticas para comprender e intervenir problemas de la salud en general y los del cuidado de enfermería en particular cuando la sociedad demanda intervenciones efectivas en los campos de la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, el apoyo profesional en los procesos de rehabilitación y de muerte y un cuidado que además de tener la calidad científica técnica además sea humano.

 

Estar al corriente que para lograr esta transformación positiva requiere construir una visión universal y local de los problemas; cuestionar paradigmas tradicionales en los campos de la salud y enfermería, formularnos preguntas profundas y complejas, para buscar solución en el terreno de la salud, la disciplina y profesión; fundamentar la búsqueda de respuesta a problemas complejos, apoyados en evidencias, teniendo presente que la práctica orientada solo por la experiencia conduce al inmovilismo y nos mantiene en el pasado haciendo que nuestro quehacer y hacer sea invisible en todos los aspectos culturales de nuestra sociedad en general.

 

Cabe destacar que Colliere, clasifica los cuidados en función de la finalidad que se persiguen reseñándolos de esta manera: estimulación, conservación, continuidad de la vida, compensación, confirmación, auto imagen y de sosiego (4).

 

La salud tanto en su concepción individual como colectiva es producto de complejas interacciones entre procesos biológicos, ecológicos, culturales, económicos y sociales, que se dan en la sociedad. Dentro de los determinantes internos que propician el bienestar que satisface las necesidades básicas de los seres humanos, están sus creencias, conocimientos, formación, inteligencia y emociones. Con razón se ha dicho que la enfermera es educadora por excelencia y que dentro de sus funciones toma importancia primordial, la de realizar promoción de salud, sin olvidar que la misma está obligada para su eficacia a estudiar u observar el comportamiento individual de la persona, familia o comunidad, sobre la cual se quiere mejorar estilo de vida y lograr en ellos cambio de conducta.

 

Tradicionalmente el individuo, pareja o sociedad, espera que la institución de salud asuma un papel como principal responsable de la salud sexual y reproductiva, asumiendo un papel de pasividad, mientras el equipo de salud realizan la evaluación y exámenes necesarios para la realización de un diagnostico, enmarcando de esta manera una visión clínico-asistencialista tradicional.

 

Es por ello que la transdisciplinariedad, surge cuando se busca el origen del cuidado en lo más profundo y complejo de la necesidad existencial del ser humano, la procreación del hombre y la necesidad de conservación de la especie; entonces surge la comunicación como fenómeno de por sí transdisciplinario que permite la mejor comprensión del mundo presente, por intermedio del diálogo entre las diversas disciplinas y los diversos actores de esta realidad tridimensional y multifacética en la cual consiste la vida humana, el ser humano se desarrolla y evoluciona dentro de variados niveles de realidad que él mismo construye o lo afectan.

 


La transdisciplinariedad supone para Vasallo de López: “movimiento hacia la superación de los límites entre las especialidades cerradas y jerarquizadas y el establecimiento de un campo de discurso y prácticas sociales”, el cual se legitima en función de las explicaciones que va produciendo. (5)

 

 Así, la transdisciplinariedad en la Salud Reproductiva, no puede tomar al hombre como individuo objeto de estudio, sino como unidad biopsicosocial, en su realidad, en su medio ambiente, con sus objetivos y sus fines. Es por lo tanto una reacción contra la atomización del conocimiento y la homogenización de la persona para verla como especie que aborda la integralidad del ser y del saber.

 

Morin, uno de los eruditos en el término de transdisciplinariedad, la considera como una categoría que tiene una función organizacional en el seno del conocimiento científico (6); entonces, la Salud Reproductiva, asume por medio de este enfoque un papel provocador para el análisis de los potenciales cambios que debe asumir una persona durante su crecimiento y desarrollo, en conjunto con su familia, el equipo profesional en el área de la salud.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924