Aterosclerosis coronaria. Hipertension Arterial y Diabetes Mellitus. Patomorfometria
Autor: MSc. Yanira Noalis Díaz Valdés  | Publicado:  27/04/2009 | Anatomia Patologica , Cardiologia , Endocrinologia y Nutricion | |
Aterosclerosis coronaria. Hipertension Arterial y Diabetes Mellitus. Patomorfometria.1

Aterosclerosis coronaria. Hipertensión Arterial y Diabetes Mellitus. Patomorfometría.

 

MSc. Yanira Noalis Díaz Valdés 1. MSc. Myrna I. Moreno Miravalles 2. MSc. Bárbara M. Paula Piñera 3. MSc Nilda E. Gutiérrez Alba 4. MSc Alain Serra 4. Dr. C. José E. Fernández- Britto 5

 

  1. Especialista 1er grado Anatomía Patológica. Prof. Auxiliar Facultad de Ciencias Medicas Dr. Miguel Enríquez.
  2. Especialista 2º grado Anatomía Patológica. Profesor Auxiliar Facultad de Medicina Finlay Albaran.
  3. Especialista 2º grado Anatomía Patológica .Profesor Instructor Facultad de Medicina Finlay Albarrán.
  4. Especialista 1er grado Anatomía Patológica. Facultad Finlay Albarán.
  5. Especialista 2º grado Anatomía Patológica. Profesor Titular Director el Centro de Investigación y Referencia de Aterosclerosis de la Habana (CIRAH)

 

 

Resumen

 

Con el objetivo de caracterizar la distribución y frecuencia de las lesiones ateroscleróticas de las Arterias Coronarias, se estudian mediante el Sistema Aterométrico, 150 fallecidos necropsiados en el Hospital Carlos J. Finlay de 36 a 65 años, según grupos de edad, sexo, hipertensión, diabetes y sin estos factores de riesgo conocido. Resultados: En los más jóvenes existe diferencia en el proceso a favor de los hombres, en el grupo más anciano no hallamos significación estadística. En la Arteria Descendente Anterior hallamos más placas fibrosas y graves. Las variables que representan gravedad del proceso aterosclerótico alcanzan sus medias aritméticas valores superiores en hipertensos y diabéticos. Conclusiones. La severidad de las lesiones aumenta con la edad en ambos sexos, las mujeres se afectan tardíamente por el proceso. La Descendente Anterior es la arteria más afectada. La Hipertensión Arterial y la Diabetes Mellitus, son catalizadores del proceso aterosclerótico.

 

Palabras clave: Aterosclerosis coronaria, Autopsia. Factores de riesgo.

 

Introducción

 

La aterosclerosis, enfermedad metabólica, cuyo órgano diana es la pared arterial con sus nefastas consecuencias, se convierte en un potente enemigo para el hombre, por ser la primera causa de muerte en el mundo desarrollado y en nuestro país, donde el ataque vascular oclusivo evoluciona progresiva y silenciosamente debutando de forma súbita, grave y mortal, el infarto del miocardio. La Aterosclerosis ataca al hombre cuando es más útil, a él mismo, a su familia y a la sociedad. (1). En 1956, Virchow definió que la aterosclerosis se producía como resultado de los fenómenos hemodinámicas del flujo sanguíneo, la sangre y sus componentes y los elementos constituyentes de la pared arterial; estos criterios han sido reforzados (2), interpretándose como una respuesta defensiva del tejido conectivo de la pared arterial ante una agresión permanente y exponencial, manifestándose la proliferación fibroblástica y la respuesta inflamatoria. Los síndromes de cardiopatía isquémica son manifestaciones tardías de una aterosclerosis coronaria, que probablemente comienza desde la infancia y su transformación es acelerada en hipertensos, diabéticos, fumadores y obesos (3). La progresión de la placa , con la hemorragia intraplaca, trombosis, disrupción y ruptura pone de manifiesto la asociación entre las lesiones y los consecuentes daños en los órganos dependientes, la cual está dada por la proliferación de la matriz de tejido conectivo ó capa fibrosa que aísla el núcleo lipídico de la circulación general y la acumulación de lípidos que gradualmente crecen hacia la luz vascular, ocluyendo la misma y posibilitando el desarrollo de sus complicaciones, como la hemorragia intraplaca y la trombosis. La disrupción de la placa y la ruptura inician los mecanismos que llevan a la formación del trombo, los cuales dependiendo de su magnitud serán responsables de diferentes cuadros clínicos, jugando un papel importante en la oclusión arterial y en el Síndrome Coronario agudo (4).

 

Problema científico: ¿Cuál es la distribución y frecuencia de las lesiones ateroscleróticas en las Arterias Coronarias Epicárdicas: Coronaria Descendente anterior, Coronaria Circunfleja Izquierda y Coronaria Derecha, en una población de fallecidos necropsiados, según grupos de edad, sexo, hipertensión arterial (HTA), Diabetes Mellitus (DM), y un grupo sin estos factores de riesgo (SFRC)?

 

Objetivos

 

Caracterizar la distribución y frecuencia de las lesiones ateroscleróticas en las arterias coronarias epicárdicas, según sexo y edad. Comparar la distribución y frecuencia de las lesiones ateroscleróticas de las arterias coronarias de tres grupos de necropsias, uno afectado por hipertensión arterial, otro afectado por diabetes mellitus y otro sin estos factores de riesgos. Evaluar la utilidad del sistema aterométrico en el estudio de la caracterización de las lesiones ateroscleróticas.

 

Material y Método

 

Se realiza un estudio descriptivo y analítico de las Arterias Coronarias Epicárdicas: (arteria coronaria derecha - CD, arteria descendente anterior - DA, arteria circunfleja - CI) de 150 fallecidos de 36 a 65 años, ne­cropsiados en el Hospital Carlos J. Finlay, en grupos, según sexo (67.3% hombres y 32.7% mujeres); edad en G-I (36 -45 años, n=29) ; G-II (46-55 años, n=59) y G-III (56-65 años, n=62) y según la presencia de factores de riesgo en: hipertensión arterial (HTA) n=42 y Diabetes Mellitus (DM) n=16 y SFRC n=99. Se analizaron las variables arteriales: estrías adiposas (X), placas fibrosas (Y), placas graves (Z), índice de obstrucción (Ω), total de aterosclerosis (∑), índice de estenosis (P), índice de benignidad (B) para su caracterización, según el Sistema Aterométrico (SA) descrito por Fernández-Britto (5) y se utilizaron para el procedimiento estadístico la Media Aritmética; Desviación Estándar y Test “t” de Student.

 

Resultados

 

Predominó en el estudio el sexo masculino, el grupo de 56 a 65 años y los hipertensos. Al analizar el G-I (más joven) según sexo, existe significación estadística (p ≤ 0.05) en las variables: (Y), (Σ), (Ω), (P) e (B) de las arterias coronaria derecha (CD) y circunfleja izquierda (CI). (Figura 1)

 

patomorfometria_DM_HTA/diabetes_hipertension_arterial

 

En G-II de 36 a 45 años, hay significación estadística (p ≤ 0.05) en las variables placas graves (Z) de coronaria derecha (CD) y descendente anterior (DA). En el G-II de 56 a 65 años (el más viejo), no se encontró significación estadísti­ca que hiciera a los grupos diferentes según sexo. Al comparar G-I y G-II hallamos significación (p ≤ 0.05) en las variables Y, Σ, Ω, B en la descendente anterior (DA). Entre G-II y G-III hay diferencias signifi­cativas en las variables del Sistema Aterométrico (SA): X, Y de coronaria derecha (CD). Entre G-I y G-III (los más jóvenes y los más viejos) existe significación (p ≤ 0.05) en las variables: Y, Σ, Ω, B para las tres ramas arteriales; X, Ω en descendente anterior (DA) y Z en circunfleja. (Figura 2).

 

patomorfometria_DM_HTA/hipertension_arterial_diabetes

 



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924