Sindrome de Munchausen por poderes. Caso unico en 41 años de vida hospitalaria
Autor: Dr. Nahim A. Pérez Ortiz | Publicado:  13/08/2009 | Psicologia , Psiquiatria , Pediatria y Neonatologia | |
Sindrome de Munchausen por poderes. Caso unico en 41 años de vida hospitalaria.1

Síndrome de Munchausen por poderes. Caso único en 41 años de vida hospitalaria.

 

Nahim Pérez Ortiz, Especialista en Pediatría. Profesor Agregado de Pediatría.

Jéssica Tweeboom, Pediatr y Cirujano Pediatra, Profesor de Pediatría.

Amarilys Córvoba A. Pediatra.

Joseila Pérez, Residente de Pediatría.

 

Entidad: Hospital “Dr. Adolfo Prince Lara”, Puerto Cabello, Estado Carabobo y Universida de Carabobo, Venezuela.

 

Resumen

 

Se describe brevemente el Síndrome de Munchausen por poderes como lo informa Meadow, en el que la sintomatología y signología simuladas son provocadas por una persona diferente al niño y que generalmente es la madre. Presentamos un caso único en toda la historia de 41 años del Hospital “Dr. Adolfo Prince Lara” de Puerto Cabello en el Departamento de Pediatría, se trata de una preescolar femenina de 4 años de edad donde la sintomatología predominante era de hemorragias, se mantuvo hospitalizada por 66 días, sometida a varias exploraciones y procedimientos, hasta descubrir que la sangre era de la madre, ambas sometidas a evaluación psiquiátrica se corroboró el diagnóstico para la menor y se constató que la madre también padece el Síndrome de Munchausen. El diagnóstico de este Síndrome es difícil, pero su detección temprana evita las múltiples intervenciones en los pacientes y los riesgos de los mismos; lo que podría evitar la hospitalización duradera y la puesta en peligro hasta de la vida misma.

 

Palabras clave: Munchausen por poderes. Preescolar. Hemorragias. Munchausen.

 

Introducción

 

El Síndrome de Munchausen por delegación de poderes: estas derivaciones del síndrome de Munchausen, es una de las formas más sofisticadas de maltratos de niños, donde la sintomatología y signología simulada o inducida por fármacos, son provocadas por una persona diferente al niño, generalmente la madre. Esto conlleva a someter al niño a una serie de exámenes y procedimientos médicos o quirúrgicos, muchos de los cuales atentan contra la salud y bienestar del menor, pudiendo llegar hasta la muerte. Las formas de manifestaciones son: Abdominal aguda que conducen a practicar laparotomías. Hemorrágicas, en la que se evidencian sangramientos a través de orificios naturales, utilizando sangre menstrual o de animales. Neurológica, en la que refieren cefaleas intensas, convulsiones, síndromes cerebelosos y parestesias. (1).

 

El cuidador simula o produce enfermedades en el niño con el propósito de incrementar el contacto con los servicios médicos. Es la forma de abuso en niños que conlleva tasas más altas de morbilidad y mortalidad, siendo un trastorno raro y difícil de diagnosticar. Es más frecuente en menores de 5 años. Los padres insisten que su hijo tiene un trastorno orgánico a pesar de todos los estudios negativos. Curso clínico atípico con hallazgos de laboratorio extraños. El cuidador pasa mucho tiempo acompañando al niño en el hospital, pero muestra poca preocupación por la gravedad del menor. (2)

 

La madre puede simular síntomas de enfermedad en su niño añadiendo sangre a su orina o heces, dejando de alimentarlo, falsificando fiebres, administrando eméticos o catárticos para similar vómito o diarrea. Puede usar otras maniobras como infectar líneas intravenosas para que el niño aparente o en realidad esté enfermo. La madre es muy colaboradora y apreciada por el personal de enfermeras. Comúnmente se le ve como devota y de una abnegación poco común, lo que hace poco probable que el personal médico sospeche del diagnostico real. El Síndrome de Munchausen ocurre por problemas psicológicos del adulto y es un comportamiento que busca llamar la atención en los demás. Una vez reconocido el síndrome, es necesario proteger al niño y retirarlo del cuidado directo de la madre o padre, se debe notificar a las autoridades y terapia psiquiátrica para el adulto involucrado. (3)

 

Muchas veces esta cuidadora estudió algo relacionado con el área de salud o cuenta con conocimientos médicos más allá de los habituales, se muestra como competente, involucrada y comprometida con el niño pero está más interesada en la atención médica que en el mismo paciente. Prefieren los subespecialistas, así tienen acceso a un mayor número de exámenes y tratamientos que perpetúan el ciclo de la enfermedad. Esta cuidadora manipula, engaña e induce a someter al niño a mayores intervenciones y puede mostrar al equipo de salud como “la familia ideal”. (4)

 

La Dra. Yamin de Barboza hace una descripción del síndrome y cita que en 1977 Meadow propuso el término se Síndrome de Munchausen por poderes para referirse a aquellos casos en los cuales la simulación de la enfermedad se lleva a cabo por una persona distinta al enfermo, generalmente la madre. Describe 5 casos observados en los últimos cinco años (1983); los tres primeros corresponden a tres niñas hijas de la misma madre, en la que la sintomatología predominante era la presencia de hemorragias por todos los orificios naturales. Una de ellas murió a consecuencia de complicación de una tercera laparotomía exploradora; El cuarto caso se trata de una diabetes simulada por la madre. El quinto caso es de una fiebre de un año de evolución por la administración de una substancia alcalina responsable de la hipertermia. Dos de las madres también presentan el Síndrome de Munchausen (5).

 

Rodríguez Jorge R. y Carvajal L. (2007), describen un caso de un escolar de 8 años de edad, que ingresó a la sala de salud mental, procedente de la sala de pediatría general con diagnóstico de síndrome asténico sin causa orgánica aparente. Egresa con el diagnóstico de Trastorno disociativo conversivo y tratamiento con clorpromacina de 25 mg media tableta al día. Reingresa a los 6 meses con astenia, [palidez y somnolencia, constipación y no podía cumplir con los actos sencillos como bañarse, mantener higiene dental y comer, tendencia al sueño permanente. Se descubre que la madre le administraba sobre dosis de clorpromacina, evidenciándose valores altos en sangre y orina de este fármaco; se concluyó como un Síndrome de Munchausen por sustitución con reacción extrapiramidal por neuroléptico (6).

 

Descripción del caso

 

Se trata de una Preescolar femenina de 4 años 5 meses, traída por su madre por presentar fiebre y epistaxis de 3 días de evolución. Antecedentes de: producto de III gestación a término, controlada en ambulatorio IVSS, Santa Rosa, Puerto Cabello, Parto normal, no recuerda medidas, pero refiere que fueron normales. Refiere hospitalizaciones: 2 en hospital de San Felipe (entidad federal vecina) por diarrea y meningitis con convulsiones y dos ingresos en el Hospital del IVSS de Puerto Cabello (ubicado en la misma zona), una por meningitis (la segunda que refiere) y otra por dengue, dada de alta en buenas condiciones generales.




Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924