Medicina humana y Medicina veterinaria unidas para proteger la salud humana y animal
Autor: Oscar Rivera García | Publicado:  12/12/2009 | | |
Medicina humana y Medicina veterinaria unidas para proteger la salud humana y animal .1

Medicina humana y Medicina veterinaria unidas para proteger la salud humana y animal

 

Oscar Rivera García. M.V.Z. de la Universidad de Caldas egresado en el año, 1957. Decano de la Asociación Colombiana de Médicos Veterinarios y Zootecnistas Especialistas en Avicultura (AMEVEA) Coordinador del PRIMER CONGRESO COLOMBIANO DE ZOONOSIS. Manizales-Caldas-Colombia-Septiembre-2008. Miembro del Comité Organizador del II CONGRESO PANAMERICANO DE ZOONOSIS Bogotá-Colombia-2009

 

medicina_veterinaria_humana/medicina_veterinaria

 

Ojala este slogan fuera replicado en todos los países del mundo

 

Las alteraciones originadas por el cambio climático indudablemente desde ya deben poner a reflexionar tanto a los Médicos Humanos, Médicos Veterinarios, Zootecnistas, Epidemiólogos, Biólogos y en general a todos los profesionales encargados de la Vigilancia y Control tanto de la salud Humana como Animal.

 

La destrucción del hábitat natural de muchas especies animales por culpa de la tala de bosques, incendios forestales (Grecia, España, Brasil, Estados Unidos, Italia, Australia, Paraguay) y el humo producido por estos, diluvios, inundaciones (Asia, Estados Unidos, Inglaterra, Argentina, Colombia, China, Venezuela, Corea del Norte, Filipinas) temperaturas extremas ya de calor o de frío (Rusia, Bulgaria, Rumania, Italia, Japón, Alemania, Holanda,) nevadas inusuales (Argentina, Sudáfrica), sequías (Paraguay, Brasil, Australia, China, Bolivia), lluvias intensas, tornados, huracanes, ciclones, tifones (China, Japón, Corea del Sur), tsunamis, vientos monzónicos, erupciones volcánicas, tormentas eléctricas, construcción de presas y sistemas de regadío, contaminaciones del agua potable, polución de todo tipo, amén de muchos otros fenómenos naturales, son hechos devastadores y desastrosos que cada día se reportan con más frecuencia.

 

La preocupación mundial es alarmante y toda la humanidad es testigo que los desastres naturales se están incrementando en frecuencia, alcance y capacidad destructiva.

 

No debe descartarse la alta contaminación atmosférica en algunas regiones del planeta en donde el grado de polución es tan fuerte que el azul del cielo se ve muy esporádicamente y ella afecta tanto a la población rural, urbana como intradoméstica.

 

En muchos países subdesarrollados un alto volumen de habitantes aún preparan sus alimentos usando leña, carbón y otros materiales como hojas, materias fecales secas de bovinos, etc., porque carecen en un todo de combustibles y equipos elementales para poder cocinar.

 

Inclusive ya se han visto alteraciones en la iniciación de las estaciones y vale la pena recordar lo acaecido en Diciembre del año pasado cuando en algunas zonas del Canadá el invierno se retrasó y debieron pasar una navidad sin nieve y sin poder esquiar porque las pistas estuvieron cerradas.

 

Cambios de hábitat:

 

Todas esas alteraciones en el medio ambiente están originando a pasos gigantescos grandes modificaciones en el comportamiento de infinidad de especies animales muchas de las cuales han migrado a zonas que antes no eran su hábitat habitual y natural.

 

Las condiciones que favorecen la supervivencia de muchas especies incluyendo la humana empeoran a pasos gigantescos.

 

Ante este panorama ya se vislumbra la aparición de enfermedades emergentes y reemergentes en áreas y países en donde antes no se conocían las mismas o su presentación era escasa como el dengue en Tailandia, Cólera en la India. Por el aumento de la temperatura el ciclo vital del Plasmodium dentro del mosquito Anofeles se está acelerando y por la misma razón se ha incrementado la presencia masiva de mosquitos trasmisores de la malaria en zonas antes frías y que hoy son templadas en las cuales este vector puede sobrevivir.

 

Esto explica el por qué se están comprobando casos de malaria en regiones en donde antes no se conocía esta enfermedad e igualmente el por qué cada vez se diagnostican más casos de paludismo e igualmente está ocurriendo con otras entidades patológicas transmitidas por vectores.

 

Todo lo anterior queda enmarcado en un cuadro de lógica y sentido común la cual debe recibir la máxima atención y prioridad posible por parte tanto de los centros académicos como de todos los gobiernos y esto tiene nombre propio:

 

Bioseguridad y zoonosis:

 

Desafortunadamente en muchas Facultades de Medicina, Veterinaria, Zootecnia, Enfermería, Salud Pública, Ingeniera de Alimentos, Biología, Ingeniería Sanitaria, etc., las cátedras específicas de ZOONOSIS y BIOSEGURIDAD, brillan por su ausencia y se reducen a unos elementales conocimientos que ni dejan preparados a los futuros profesionales ni quedan estimulados para continuar investigando y vincularse a estas temáticas.

 

Unidas por un bien común:

 

Ante el futuro que se ve venir por la irresponsabilidad humana al ocasionar tantos daños al planeta, muchos de ellos irreparables, sin lugar a dudas tanto la Medicina Humana como la Veterinaria deben trabajar cada vez más unidas y preparadas en todo lo relacionado con Bioseguridad y Zoonosis y no es nada raro que dentro de unos años, por órdenes gubernamentales, en todo hospital, clínica, centro de emergencias, Cruz Roja, Centros Médicos en aeropuertos, terminales marítimos, etc., deban existir equipos de galenos especializados en estas temáticas para atender casos de emergencia.

 

Estas posibilidades no deben interpretarse como predicciones apocalípticas y de terrorismo y para ello debemos analizar la situación presente y futura.

 

-- Se estima que en este momento la población humana está cerca de los 8.000 millones de habitantes y que dentro de veinte años será, aproximadamente, de 10.000 millones.

 

-- En igual forma crece la población animal especialmente las explotaciones avícolas, porcícolas, ganaderas, amén de otras especies animales.

 

-- El turismo intercontinental cada vez es más voluminoso y según cifras de toda credibilidad entre el año 2005 y 2006, creció un 6.7% y continuará su incremento.

 

-- El contrabando de aves vivas y sus productos igualmente va en crecimiento.

 

-- Y que decir del Libre Comercio y la Globalización que permitirá la entrada masiva de toda clase de productos en donde por más atención de vigilancia y control sanitario que impongan los gobiernos en todos los sitios de entrada, las fallas serán cada vez mayores.

 

-- La impresionante acumulación de desechos de todo tipo.

-- En algunas regiones del planeta, especialmente Asia y África, el régimen de lluvias ha disminuido ostensiblemente y se ha incrementado el número de insectos que devoran las cosechas.

 

-- La emanación de gases al medio ambiente provenientes de rellenos sanitarios antitécnicos, localizados en muchas ciudades, pequeñas poblaciones y sectores rurales, se considera por muchos científicos como una gran fuente de contaminación e igualmente piensan sobre los gases producidos por las materias fecales de bovinos y porcinos.

 

-- La destrucción inmisericorde de todas las formas de biodiversidad.

 

--Algo muy preocupante entre las autoridades médicas es el comprobar el notable aumento de casos de cáncer de la piel debido a que los rayos ultravioletas del sol son cada vez más fuertes.

 

-- Para acabar de completar el Cambio Climático con todas sus alteraciones y consecuencias continuará implacable mientras no se vislumbre una conciencia global para detener sus desastrosas consecuencias.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado