Determinacion de concentraciones sericas de oxido nitrico en mujeres con embarazos normales a termino y con preeclampsia
Autor: Eliana López Viloria | Publicado:  15/02/2010 | Ginecologia y Obstetricia | |
Concentraciones de oxido nitrico en mujeres con embarazos normales a termino preeclampsia .1

Determinación de concentraciones séricas de óxido nítrico en mujeres con embarazos normales a término y con preeclampsia, en una población del Estado Carabobo.

 

Eliana López Viloria.

 

Resumen:

 

Titulo: Determinación de concentraciones séricas de óxido nítrico en mujeres con embarazos normales a término y con preeclampsia, en una población del Estado Carabobo.

 

La preeclampsia (PE) es uno de los estados hipertensivos mas frecuentes del embarazo, afectando aproximadamente 7% de todas las gestaciones en el mundo. Es una enfermedad multiorgánica y de etiología desconocida. Hoy día, diversos estudios apoyan la presencia de una disfunción endotelial como alteración relevante en este cuadro, y se ha involucrado al óxido nítrico (NO) por ser el principal agente vasoactivo liberado por el endotelio. Nuestro estudio consistió en determinar las concentraciones séricas de óxido nítrico (Reacción de Griess) en 18 pacientes con preeclampsia y 18 pacientes con embarazo normal a término (ENT) incluyendo un grupo control de 18 mujeres no gestantes.

 

El promedio de las concentraciones séricas de óxido nítrico tanto en preeclampsia como en el grupo de embarazo normal a término, fueron significativamente mayores que el promedio las concentraciones observadas en el grupo no gestantes. (embarazo normal a término: 103,6±22,4 uM vs.31,9±5,54 uM; preeclampsia 86,2±10,3 uM vs. 31,9±5,5 uM. P<0,05). Al comparar el grupo embarazo normal a término, con el grupo de pacientes con preeclampsia, se evidenció que, el promedio de las concentraciones séricas de óxido nítrico, en el grupo embarazo normal a término, fue significativamente mayor que el observado en el grupo preeclampsia (103,6±22,4 uM vs. 86,2±10,3 uM. P<0,05). En este estudio, se demostró que existe una disminución significativa en la concentración de óxido nítrico en las pacientes con preeclampsia, lo que pudiera estar influyendo en la elevada resistencia vascular sistémica observada en este tipo de pacientes, debida a una vasoconstricción sistémica sostenida.

 

Palabras Clave: Óxido nítrico, preeclampsia, disfunción endotelial, reacción de Griess

 

Abstract: Determination of serum concentrations of nitric oxide in women with normal pregnancies to term and with preeclampsia, in a population of the Carabobo State

 

Pre-eclampsia (PE) is the more frecuent hipertensives states, affecting about 7% from all gestations to world level. It is an multiorganic illness of unknown etiology, however nowdays, diverse studies support the presence of an endothelial dysfunction, as outstanding alteration in this sindrom, and it has been involved the nitric oxide (NO) to be the main vasoactiv agent liberated by the endotelial cells. Our study consisted on determining the serum concentrations of NO (Griess reaction) in 18 patients with PE and 18 patients with normal pregnancy to term (NPT) including an control group of non gestate women.

 

It was evidenced that, the average of the serum concentrations of nitric oxide as much in PE as in NPT, were significantly higher that the average of concentrations observed in the non gestate group. (NPT: 103,6 ± 22,4 uM vs.31,9 ± 5,54 uM; PE 86,2 ± 10,3 uM vs. 31,9 ± 5,5 uM. P < 0,05). When comparing the group NPT, with the group PE, it was evidenced that, the average of serum concentrations of nitric oxide, in the group NPT, was significantly higher that the one observed in the group PE (103,6 ± 22,4 uM vs. 86,2 ± 10,3 uM. P < 0,05). In this study, it was demonstrated that exists a significant decrease in the concentration of nitric oxide in the patients with PE, what could be influencing in the systemic vascular resistance observed in this type of patients, due to a systemic sustained vasoconstriction.

 

Key Words: Nitric oxide, pre-eclampsia, endothelial dysfunction, Griess reaction

 

Introducción

 

El embarazo forma parte de un estado especial en el cual se producen profundas adaptaciones anatómicas, fisiológicas y bioquímicas (1).

 

Por otro lado, siendo un estado fisiológico, es un tiempo delicado en el cual la madre puede ser víctima de diversos trastornos que se encuentran bajo la influencia de múltiples factores tanto maternos, como fetales e incluso del medio externo, lo que hace que no siempre sea fácil llegar a conocer la causa exacta del trastorno (1, 2).

 

Los trastornos hipertensivos del embarazo son una de las complicaciones más comunes y temidas de la gestación, y se considera que, junto a las infecciones y las hemorragias, ocupan las principales causas de mortalidad materna y perinatal en todo el mundo (3). Estos estados hipertensivos del embarazo son un conjunto de patologías distintas pero con muchas similitudes clínicas, siendo actualmente 5 las entidades incluidas según la clasificación del Working Group of the National High Blood Pressure Education Program (NHBPEP) (2000): preeclampsia, eclampsia, hipertensión crónica del embarazo, preeclampsia sobreimpuesta en una hipertensión crónica e hipertensión gestacional (4, 5).

 

De todos los trastornos mencionados anteriormente la preeclampsia ocupa un lugar especial, pues ella es el primer paso para una eclampsia y a su vez puede complicar hipertensiones preexistentes (4). Por lo tanto, de manera directa e indirecta la preeclampsia se relaciona con 3 de las 5 entidades que forman los estados hipertensivos del embarazo (4, 5). De hecho, se estima que 5 – 7% de todos los embarazos se ven afectados por esta patología (4, 6). En Venezuela en un estudio realizado en la Maternidad Concepción Palacios la preeclampsia fue la segunda causa de muerte materna (3).

 

La preeclampsia se caracteriza, en esencia, por un estado de hipertensión, disfunción orgánica múltiple, proteinuria y edemas (4-6). Los criterios diagnósticos son: incremento de la presión arterial de al menos 140/90 mmHg después de la semana 20 de gestación, un incremento en la presión sanguínea diastólica de al menos 15 mmHg respecto a un nivel previo a la semana 20, combinado, ambas, con proteinuria mayor a 300 mg en 24 horas en ausencia de infección urinaria alguna (7).

 

Aunque desde hace muchos años se estudia esta patología todavía, hoy día, resulta difícil determinar su causa y mecanismos fisiopatológicos. Rayers Landmarck fue uno de los primeros en intentar dar una explicación lógica y seria al problema, y para 1841 vinculo una falla renal como productora del edema en la preeclampsia, y ya, para 1843, Lever reportó definitivamente el hallazgo de proteinuria (8). Esto llevó a que por mucho tiempo se pensara que el desorden primordial se encontraba en los riñones. Sin embargo, hoy día se sabe que no es así y que el problema es mucho más complejo. La preeclampsia es llamada por algunos autores como la enfermedad de las teorías (9). Algunas de estas teorías son: daño a la célula endotelial, fenómeno de rechazo, compromiso de la perfusión placentaria, reactividad vascular alterada, desbalance entre tromboxano y prostaciclinas, disminución de la filtración glomerular, disminución del volumen vascular, isquemia uterina, coagulación intravascular diseminada, factores dietéticos y genéticos (4). Lo importante es que todas las teorías hacen referencia a que en la preeclampsia hay más que una simple hipertensión.

 

Actualmente, las tendencias buscan el origen en alteraciones de moléculas activas reguladoras, y se le está dando más importancia a la disfunción de tipo endotelial, ya que el endotelio vascular es responsable de la producción de sustancias moduladoras; y desequilibrios en sustancias como las prostaciclinas, endotelina-1 y el factor de relajación derivado del endotelio hoy día llamado óxido nítrico (NO) pueden conllevar a una inapropiada vasoconstricción y agregación plaquetaria (4, 10).

Así por ejemplo, se han reportado evidencias de que existe un estrés oxidativo, lo que afectaría las funciones vasodilatadoras y antiagregantes del endotelio por disminución de la liberación de agentes como el óxido nítrico (8-11). Algunos autores aseguran que la preeclampsia comienza con una pérdida de la refractariedad vascular a los agentes vasoactivos, seguida de una vasoconstricción. La sensibilidad vascular con la vasoconstricción consecutiva sería debida a una disminución del volumen intravascular por la pérdida, a través de capilares, con “fugas” hacia el espacio extravascular. Todo esto condiciona un endotelio defectuoso (12).

 

Como ya se dijo, son muchas las sustancias vasoactivas presentes en el endotelio. Una de las consideradas de mayor importancia es el óxido nítrico por ser el vasodilatador más potente conocido. Es producido por una amplia variedad de tipos celulares que incluyen células epiteliales, nerviosas, endoteliales e inflamatorias. Se sintetiza por la acción de la enzima sintetiza del óxido nítrico (NOS) sobre el aminoácido L-arginina produciendo óxido nítrico y L-citrulina (13, 14). Según su ubicación en el ser humano, el óxido nítrico producido a partir de esta enzima cumplirá diferentes acciones, su función de relajación endotelial se basa en la estimulación de la guanilato ciclasa, la cual a su vez aumenta la concentración celular de guansina monofosfato cíclico (GMPc) lo que regula el calcio (Ca++) y su homeostasis por la activación de las bombas de Ca++ del sarcoplasma (8, 14). Esto resulta en un secuestro sarcoplásmico de este ión con su consecuente disminución citoplasmático, por lo que el músculo liso vascular se “relaja” (8).




Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924