Conocimiento y actitud que tiene el personal de Enfermeria en el manejo de sustancias psicotropicas en la Unidad de Cuidados Intensivos
Autor: Edith Mark | Publicado:  7/05/2010 | Enfermeria , Cuidados Intensivos y Cuidados Criticos | |
Conocimiento personal Enfermeria manejo sustancias psicotropicas Unidad Cuidados Intensivos .2

La Enfermería como ciencia está llamada a producir conocimiento y esta condición debe estar dentro del marco de la razón investigativa de los hechos de la práctica diaria, de los componentes o fenómenos que se observen en esta práctica y que los mismos tengan un orden lógico y razonable para ser estudiado y cuyo resultado sea un conocimiento basado en el fundamento teórico práctico y que al mismo tiempo permita el desarrollo de esta profesión como ciencia.

El conocimiento se desarrolla en forma gradual; el desarrollo cognoscitivo se logra por la interacción con las actividades que realizamos; este se encuentra íntimamente relacionado con la práctica y la práctica es proporcional al conocimiento. Enfermería como ciencia posee un cuerpo de conocimientos característicos y como arte habilidades y destrezas que se desarrollan en una sucesión de pasos llamado proceso de Enfermería. (5)

En esta perspectiva de arte y ciencia de la Enfermería es importante señalar como apropiado el uso de ciertas técnicas y procedimientos que permiten a la enfermera encontrar la naturaleza del problema del paciente y es la referida a la valoración física como parte esencial el proceso de Enfermería.

Sobre este particular se dice que el conocimiento “contribuye a tener un juicio y un fundamento para modificar los actos de acuerdo con la situación”. El conocimiento permite que la enfermera pueda valorar la situación que se le presenta y actuar de manera certera sobre esta, brindando cuidados de Enfermería basados en la teoría y fundamentados con la práctica sustentada en el conocimiento.

Por otra parte el proceso de valoración exige a la enfermera poseer extensos conocimientos sobre distintas disciplinas. Esta base de conocimiento incluye tanto a las ciencias físicas como á las del comportamiento. (6), De la enfermera se espera que domine conceptos básicos de anatomía, fisiología, química, nutrición, microbiología, psicología y sociología. Los componentes de estas bases científicas permiten a la enfermera hacer la valoración inicial del estado fisiológico y psicológico del cliente. Dichos conocimientos constituyen, también, la base para el reconocimiento de cambios durante las siguientes valoraciones. Esto facilita la identificación de los factores contribuyentes, tanto positivos como negativos, que determinan el lugar donde el cliente se encuentra dentro del ciclo salud / enfermedad.

Las base de conocimientos de la enfermera ha de incluir también las bases del análisis para la resolución de problemas y la toma de decisiones: la enfermera tiene que poder analizar los datos de la valoración, reconocer relaciones significativas entre los datos, desarrollar conclusiones válidas, y más tarde emitir unos juicios sólidos que contribuyan al progreso del cliente. La enfermera de atención directa de estas unidades tiene una gran responsabilidad para con el enfermo ya que este depende en gran parte de los cuidados que se le brinda de allí que este personal debería tener un amplio conocimiento sobre los aparatos, procedimientos y medicamentos que administra y sobre todo cuando está administra sustancias como los psicotrópicos.

Por otra parte, la actitud de Enfermería en el manejo de sustancias psicotrópicas podría estar influenciada por los valores. Los valores en abstracto son metas utópicas, expresiones idealizadas de la existencia humana que tiende a orientar toda la actividad. Por su carga utópica no se consiguen en forma operativa, son un horizonte hacia el cual caminar. Las actitudes concretan los valores, son las líneas formadoras de la personalidad: formas habituales de pensar, sentir y actuar. Las actitudes son adquiridas y mediante la educación se desvelan, refuerzan y perfilan. Este es el verdadero ámbito de la Educación en Valores, la educación de las actitudes. (7) La actitud es una predisposición conductual, que no se considera innata, sino algo que la persona adquiere, es como una propiedad de la personalidad individual aun cuando su génesis se deba a diversos factores, entre ellos los sociales.

Sobre este particular, con relación a los aspectos a que se refiere el autor sobre las actitudes y considerando la Enfermería como una ciencia, que en la práctica no es del todo autónoma sino que depende en sí básicamente de otras disciplinas. (8) Es de hacer notar que un profesional de esta rama de las ciencias de la salud debe adoptar posiciones con relación a su actuación dentro de la práctica diaria, es decir, que la acción no depende de influencias externas, sino del conocimiento que este profesional tenga para respaldar sus actuaciones o actitudes que adopte en cualquier momento.

Asimismo, la actitud que una enfermera (o) adopte en el ámbito de la práctica y específicamente en la administración de medicamentos como psicotrópicos no depende de elementos externos sino más bien del conocimiento que estos profesionales tengan sobre estas drogas y sus consecuencias para los pacientes. (9) Lo que destaca que en esta actuación o práctica predomina una actitud consciente y científica y no una actitud mediada por influencias externas. Con relación a los aspectos a que se refiere el autor sobre las actitudes y considerando la Enfermería como una ciencia, que en la práctica no es del todo autónoma sino que depende en sí básicamente de otras disciplinas. Es de hacer notar que un profesional de esta rama de las ciencias de la salud debe adoptar posiciones con relación a su actuación dentro de la práctica diaria, es decir, que la acción no depende de influencias externas, sino del conocimiento que este profesional tenga para respaldar sus actuaciones o actitudes que adopte en cualquier momento. (10)

Asimismo, la actitud que una enfermera (o) adopte en el ámbito de la práctica y específicamente en la administración de medicamentos como psicotrópicos no depende de elementos externos sino más bien del conocimiento que estos profesionales tengan sobre estas drogas y sus consecuencias para los pacientes. Lo que destaca que en esta actuación o práctica predomina una actitud consciente y científica y no una actitud mediada por influencias externas. (11)

MATERIAL Y MÉTODOS

El tipo de estudio es una investigación expofacto correlacional en la que se desea conocer la relación entre las variables. (13): Conocimiento y actitud que tiene el personal de Enfermería en el manejo de sustancias psicotrópicas en la Unidad de Cuidados Intensivos. La población estuvo conformada por 48 enfermeras que laboran en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Ciudad Hospitalaria “Dr. Enrique Tejera” en los diferentes turnos. La muestra estuvo conformada por 30 profesionales de Enfermería que laboran en la Unidad de Cuidados Intensivos que representan un 62,5%. Se utilizó un cuestionario cuya aplicación fue individual. (14) l mismo consta de tres partes: la primera se refiere a los datos demográficos: sexo, edad, turno de trabajo, nivel de formación profesional y tiempo de servicio. La segunda parte contiene 15 ítems que midieron la variable conocimiento sobre sustancia psicotrópicas y la tercera parte contiene 15 ítems que medirán la segunda variable Actitud que asumen los enfermeros (as) en la administración de sustancias psicotrópicos. Para el análisis y tabulación de los datos se presentaron en cuadros y gráficos estadísticos utilizándose para ello, el coeficiente correlacional de Pearson. (15):

RESULTADOS

Cuadro 6. Conocimiento y actitud sobre manejo de sustancias psicotrópicas. Distribución del personal de Enfermería investigado según niveles de conocimiento sobre el factor administración de opiáceos y actitud sobre el factor responsabilidad Unidad de cuidados intensivos. Ciudad Hospitalaria “Dr. Enrique Tejera”. Valencia. Noviembre 2002. 

enfermeria_psicotropos_UCI/conocimiento_administracion_opiaceos

* Porcentajes internos en relación a subtotales horizontales.
Coeficiente de correlación (r) = 0.251 (p > 0.05) no significativo
Fuente: instrumentos aplicados. Autor. Mark, E. (2003).



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924