Electricidad y cancer
Autor: Dr. P. García Férriz | Publicado:  28/06/2010 | Otras Especialidades , Oncologia | |
Electricidad y cancer .5

Conclusión: si no hay energía eléctrica no pueden producirse acciones bioquímicas; si no hay energía química no se puede generar corriente eléctrica. Para que se produzca el cáncer, se necesita que las células se muestren excitables. Sobre ello ya hemos comentado lo suficiente.

Hasta aquí hemos reflejado cuales fueron nuestras primeras observaciones en la investigación sobre la etiopatogenia tumoral. Con ello damos cumplimiento a varios investigadores que querían conocer los primeros pasos, el inicio de nuestras investigaciones. Y así lo hemos hecho, corrigiendo los errores que suelen cometerse inevitablemente en toda investigación científica, y más aún, cuando ésta se presenta altamente difícil y compleja. Y como fruto de estos benditos errores, hemos podido conocer, ampliar y perfeccionar nuevas investigaciones, que sucesivamente hemos ido publicando.

Resumiendo: cualquier excitante, tanto endógeno como exógeno, puede producir, entre otros nefastos efectos, la destrucción de la estructura celular (radiolisis).

Para que sea válida, toda investigación tiene que ser demostrada. Hemos procurado demostrarlo, describiendo detalladamente el proceso tumoral desde su iniciación hasta su fase final. El proceso, resumido, es el siguiente: excitación celular (sin excitación no hay conducción nerviosa), electricidad (iniciada en la membrana celular), efectos eléctricos (radiaciones ionizantes, radiolisis, radicales libres y calor, entre otros efectos). Estos efectos provocados por grandes intensidades eléctricas dan lugar a disfunciones de la molécula de ARN que actúa como mensajero. Así, el ADN ya no puede recibir órdenes o mensajes procedentes del ARN que le son vitales para ejercer sus habituales funciones de coordinador y relacionador molecular, repercutiendo por tanto en el metabolismo y en el factor genético.

El aspecto monstruoso que presenta la célula maligna es posible que sea producido por la hiperactividad del isótopo radiactivo 40K, junto al aumento de calor provocado por la intensidad eléctrica.

Toda esta patología electrobioquímica que se produce en un punto inicial es la misma que se produce en sus puntos terminales, según la ley de Maxwell (Fig. 2); y así se producirá la metástasis, de la que nos ocuparemos en el próximo trabajo.

Figuras

Figura 1. Célula nerviosa. Mecanismo electroquímico. 

electricidad_cancer/celula_nerviosa_electroquimica

Figura 2. Cáncer y metástasis en el sistema nervioso autónomo. Ley de Maxwell. 

electricidad_cancer/metastasis_sistema_nervioso

electricidad_cancer/sistema_nervioso_autonomo

Bibliografía

1. KANDEL E., JESSELL TH. M. y SCHWARTZ J.; Neurociencia y Conducta; 2a edición. Páginas 37, 41, 47, 62, 72, 73, 114, 117, 123, 125, 128, 133, 136, 139, 140, 144-146, 149, 153, 161, 176, 186, 187, 197, 213, 235 y 312. Ed. J. Stummpf, ed., Impr. Grafilles, Madrid (1999).
2. THOMAS GINGERAS – EDUARD POUNSET; Canal +; Culturales; 16 XI–2009.
3. GONZÁLEZ BARÓN, M.; Cáncer y Medio Ambiente. Páginas 43, 49, 51, 59, 62, 63, 67. Ed. Noesis-Ma¬drid (1997).
4. JAMES CLERK MAXWELL; Electricity and magnetism. Colección Grandes Pensadores. Página 67.Ed. Centro Editor PDA, S.L. Espasa Calpe, S.A. (2007).
5. SODI PALLARÉS, D.; Magnetoterapia y Cáncer; 2ª edición. Páginas 111, 141, 175, 184-186, 188, 189, 193, 194, 198, 199. (1995).



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado