Trastornos de la conduccion
Autor: Dr. Amaury Flores Sánchez | Publicado:  16/08/2010 | Cardiologia , Imagenes de Cardiologia | |
Trastornos de la conduccion .1

Trastornos de la conducción.

Dr. Amaury Flores Sánchez 1, Dra. Damaris Hernández Veliz 2, Dr. Pedro Flores Anahua 3.

1. Especialista en Cardiología, Investigador agregado. Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, La Habana, Cuba.
2. Especialista en Cardiología, Instituto de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, La Habana, Cuba.
3. Especialista en Pediatría, Profesor Consultante, Facultad Salvador Allende, La Habana, Cuba.

Resumen:

Los trastornos de la conducción de todo el sistema eléctrico del corazón desde el nodo sinusal hasta las fibras de Purkinje son comunes y en ocasiones son expresiones de enfermedades del mismo, que pueden incluso requerir un tratamiento de urgencia. En esta sencilla monografía se detallan las características electrocardiográficas más importantes de estos trastornos que permiten identificarlos.

Palabras clave: bloqueo sinoauricular, bloqueos de rama, bloqueos fasciculares, bloqueos auriculoventriculares.

TRASTORNOS DE LA CONDUCCIÓN

Sistema eléctrico del corazón

Las células especializadas en el nódulo sinusal envían impulsos eléctricos que se diseminan y estimulan a las aurículas. El nodo sinusal está ubicado en la aurícula derecha alta, cerca de la desembocadura de la vena cava superior. Su automaticidad determina impulsos eléctricos superiores al resto del sistema eléctrico del corazón, con una frecuencia de emisión de impulsos entre 60 y 100 veces por minuto.

• Nodo auriculoventricular (nodo aurículo-ventricular (AV)). Está situado en la parte alta del septum ventricular
• Haz de His
• Ramas del haz (derecha, izquierda que se subdivide en hemifascículo anterior y posterior)
• Fibras de Purkinje: diseminadas en la superficie endocárdica ventricular.

Trastornos de la conducción intraauricular

Bloqueo sinoauricular:

1- ocurre durante el tiempo entre la descarga real del nodo sinoauricular y el arribo del impulso en el tejido auricular.
2- Por lo tanto no hay activación auricular u onda P.
3- La barrera en la conducción se asume que esté en el nodo sinoauricular (SA) en sí mismo o en la zona perinodal.

Bloqueo sinoauricular (SA) 1er grado: es oculto debido a que la descarga real del nodo sinoauricular no es vista en la superficie del electrocardiograma (EKG) y debido a que todos los impulsos son conducidos a un intervalo fijo. Un bloqueo sinoauricular (SA) de 1er grado no complicado en el electrocardiograma (EKG) es indistinguible del ritmo sinusal normal. Puede ser identificado durante estudios electrofisiológicos por registro directo o estimación indirecta del tiempo de conducción sinoauricular (SA).

Bloqueo sinoauricular (SA) de 2do grado: puede ser tipo I o II y es comparable al bloqueo aurículo-ventricular (AV) de 2º grado.

Tipo I: período de Wenckebach sinusal. Existe un alargamiento progresivo del tiempo de conducción sinoauricular hasta que finalmente un latido sinusal no es conducido a la aurícula. Debido a que la descarga sinusal es un evento silente, esta arritmia puede ser inferida solamente debido a una onda P ausente y el efecto de alargamiento de los tiempos de conducción sinoauricular (SA) en los intervalos PP.

Los signos de Wenckebach vistos en este tipo de arritmia son:

1. latidos agrupados
2. acortamiento de los intervalos PP
3. Pausas que son menores que el doble del ciclo más corto.

Bloqueo sinoauricular tipo II: ondas P que desparecen sin prolongación progresiva de los tiempos de conducción (y por tanto sin acortamiento progresivo de los intervalos PP).

El ciclo de la onda P ausente es exactamente igual a 2 de los ciclos sinusales básicos. Algunas veces 2 o más impulsos sinusales consecutivos son bloqueados dentro del nodo sinoauricular (SA), que crea pausas prolongadas considerables.

Bloqueo sinoauricular (SA) 3er grado: es usualmente compensado por un ritmo de escape auricular. Con el bloqueo completo en la conducción sinoauricular (SA) no hay ondas P sinusales, pero el nodo sinoauricular (SA) continua descargando a intervalos regulares. Este tipo de bloqueo no puede diferenciarse clínicamente de la pausa sinusal, que es una cesación total de la formación del impulso dentro del nodo sinoauricular (SA).

El retardo en la conducción dentro de la aurícula altera tanto la duración como el patrón de las ondas P. Cuando la conducción desde la aurícula derecha a la izquierda dentro del haz de Bachmann está retardada, la duración de la onda P está prolongada más allá de 120 milisegundos y las ondas P parecen tener 2 gibas o jorobas. En DII (P mitral). Con bloqueo más avanzado, los impulsos sinusales alcanzan la aurícula izquierda solo después de pasar inferiormente cerca de la unión aurículo-ventricular (AV) y luego superiormente a través de la aurícula izquierda. En este caso las ondas P son anchas y bifásicas en las derivaciones inferiores.

Retardo en la conducción intraventricular.

El bloqueo de las ramas del Haz es la interrupción parcial o completa de la conducción de los impulsos por una rama del haz. El bloqueo fascicular es la interrupción parecida en un hemifascículo del haz. Los 2 trastornos suelen coexistir. El diagnóstico es por electrocardiograma (EKG).

Resulta de la conducción retardada o bloqueo en cualquiera de los sitios del sistema de conducción intraventricular izquierda:

• 1. rama izquierda del haz de His
• 2. cada uno de los 2 fascículos.
• 3. sistema de conducción distal del VI.
• 4. fibras del haz de His que se convierte en la rama izquierda(menos común).

Bloqueo de rama izquierda.

• Duración del QRS prolongado. (>120 milisegundos).
• Patrones del QRS anormales.
• Anormalidades del segmento ST y onda T
• Ondas R anchas con una muesca vertical que se registra en las derivaciones precordiales izquierdas (V5, V6) y usualmente DI y aVL.
• onda r inicial pequeña o ausente seguida por una onda S profunda en V1y V2.
• Ondas Q septales ausentes en derivaciones izquierdas.
• Deflexión intrinsecoide prolongada (>60 milisegundos) en V5 y V6.
• El eje del QRS medio es altamente variable, puede ser normal, desviado a la izquierda y menos frecuente a la derecha.
• La dirección del segmento ST y de la onda T es opuesto a la de la dirección del QRS.
• En complejos QRS positivos en las derivaciones DI, aVL, V5 y V6 el segmento ST y las ondas T son invertidas.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924