Sibilancia recurrente en el niño menor de 3 años
Autor: Dra. Annia González Arencibia | Publicado:  15/12/2010 | Neumologia , Pediatria y Neonatologia | |
Sibilancia recurrente en el niño menor de 3 años .1

Sibilancia recurrente en el niño menor de 3 años

Dra. Annia González Arencibia. Especialista de primer en Pediatría. Asistente Máster Atención Integral al Niño. Investigador Agregado.

Dr. Yohel Chávez La Rosa. Especialista de primer en Pediatría. Asistente Máster Atención Integral al Niño. Investigador Agregado.

Dra. Yanery Mirabal Sabatier. Especialista de primer en Medicina General Integral

Est. Lídice Rosell Guedes. Estudiante de 5º año de medicina

RESUMEN

Las crisis de sibilancia son cuadros frecuentes sobre todo en los primeros años de vida. Se manifiestan por tos, signos de dificultad respiratoria, hiperinsuflación del tórax y por supuesto sibilancias. Se define como sibilancias recurrentes cuando el niño presenta crisis de sibilancias con frecuencia, pero tiene períodos intercríticos parcial o totalmente asintomáticos sibilancias persistente cuando los períodos intercríticos son claramente sintomáticos con sibilancias y ruidos traqueobronquiales a diario. Se revisan las causas más frecuentes de sibilancias en el niño pequeño tanto congénitas como adquiridas propias del aparato respiratorio, afecciones esofágicas y cardiovasculares, así como entidades que afectan otros aparatos o sistemas, pero que producen alteraciones importantes sobre el aparato respiratorio que dan lugar a estas manifestaciones recurrentes o persistentes.

Teniendo en cuenta que las sibilancias recurrentes se encuentran entre las primeras causas de ingreso en la edad pediátrica, y se ubican entre las enfermedades que más costo generan, pensamos que es importante su conocimiento si queremos reducir su frecuencia y mortalidad.

Introducción

Las enfermedades respiratorias constituyen la primera causa de asistencia médica en la edad pediátrica. Esta incidencia no muestra diferencia entre los distintos países, pero si se observan desigualdades con relación a la evolución y gravedad, lo que determina mayor mortalidad en los países subdesarrollados.

Las crisis de sibilancia son cuadros frecuentes sobre todo en los primeros años de vida. Se manifiestan por tos, signos de dificultad respiratoria, espiración prolongada, hiperinsuflación del tórax y por supuesto sibilancias. Al menos del 35 al 40% de los niños tienen sibilancias en algún momento en los cuatros primeros años de la vida. El 60% de los mismos presentan sibilancias transitorias y no son asmáticos (1,2).

Las crisis de sibilancias se encuentran entre las primeras causas de ingreso en la edad pediátrica, además se ubican entre las enfermedades que más costo generan lo que hace importante su conocimiento si queremos reducir su frecuencia y mortalidad.

Una serie de peculiaridades anatómicas y fisiológicas en los primeros años de vida predisponen a la enfermedad obstructiva:

1. Poca cantidad de músculo liso en las vías respiratorias periféricas, en comparación con los adultos lo que provoca un menor soporte.
2. Hiperplasia de las glándulas mucosas en los bronquios principales. Esto favorece el aumento de la producción intraluminal de mucus.
3. Unas vías respiratorias desproporcionadamente estrecha, hasta los 5 años de edad, producen una disminución de la conductancia respecto a la de los adultos, haciendo al niño más susceptible a las obstrucciones de las vías de pequeño calibre.
4. Disminución de la recuperación elástica-estática del pulmón joven predispone al cierre prematuro de la vía respiratoria durante la espiración y condiciona un desequilibrio entre la ventilación y la perfusión.
5. La disminución del número de fibras musculares esqueléticas resistentes a la fatiga en el diafragma, deja a este músculo con escasa capacidad para una sobrecarga de trabajo.

La combinación de estos cincos factores con la susceptibilidad característica de los lactantes y los niños a las infecciones virales respiratorias condiciona que este grupo de edad sea especialmente susceptible a la enfermedad obstructiva del aparato respiratorio inferior (3).

Las sibilancias que se repiten con frecuencia o que persisten sugieren diversos diagnósticos alternativos. ¿Cuándo decimos que estamos frente a episodios de sibilancias recurrente y persistentes?

Sibilancias recurrentes: es cuando el niño presenta crisis de sibilancias con frecuencia, pero tiene períodos intercríticos parcial o totalmente asintomáticos (4).

Sibilancias persistentes: en este caso aunque disminuya la intensidad o la severidad de las crisis, los períodos intercríticos son claramente sintomáticos con sibilancias y ruidos traqueobronquiales a diario (4).

Las sibilancias persistentes, aunque pueden raramente ocurrir en lactantes con asma severa, se asocian frecuentemente con daño broncopulmonar ocurrido en el período neonatal, o secundario a infecciones respiratorias virales severas (en particular por adenovirus), malformaciones cardiovasculares o traqueobronquiales, fibrosis quística, neumopatía aspirativa y otras enfermedades poco frecuentes. Muchas de las condiciones mencionadas también cursan con compromiso de la función pulmonar (que característicamente no es reversible a los broncodilatadores), hiperreactividad de vía aérea e inflamación (4).

Causas de sibilancias recurrentes o persistentes en el menor de 3 años.

Las sibilancias recurrentes o persistentes son una manifestación frecuente y especialmente molesta de una patología obstructiva de las vías respiratorias inferiores en los niños sobre todo menores de 2-3 años.

El lugar de la obstrucción puede estar localizado en cualquier punto entre la tráquea intratorácica y los bronquios pequeños o los bronquiolos grandes, pero el sonido es generado por la turbulencia en las vías respiratorias grandes que se colapsan con la espiración forzada.

En la tabla 4 mostramos cada una de las causas de sibilancias recurrentes o persistentes (4). En esta tabla están incluidas las más frecuentes y comprenden aquellas tanto congénitas como adquiridas propias del aparato respiratorio, afecciones esofágicas y cardiovasculares, así como entidades que afectan otros aparatos o sistemas, pero que producen alteraciones importantes sobre el aparato respiratorio que dan lugar a estas manifestaciones recurrentes o persistentes.

Tabla 4. Causas de sibilancias recurrentes y/o persistentes en niños menores de 3 años.

1. Neumopatías crónicas:

a. Asma
b. Cilios inmóviles
c. Fibrosis Quística
d. Hemosiderosis pulmonar
e. Bronquiolitis obliterante
f. Traqueobroncomalacia
g. Mikity Wilson o Displasia Broncopulmonar.

2. Malformaciones o inmadurez de estructuras del aparato digestivo:

a. Fisura laringotraqueoesofágica
b. Fístula traqueoesofágica en H
c. Reflujo gastroesofágico
d. Incoordinación faríngea o debilidad neuromuscular.

3. Comprensión intrínseca de vías respiratorias:

a. Cuerpo extraño y/o alimentos o contenido gástrico.
b. Masas endobronquiales.

4. Comprensión extrínseca de vías respiratorias:

a. Adenopatía
b. Anillo vascular
c. Tumores de mediastino
d. Quistes broncogénicos

5. Infecciones:

a. Aspergilosis alérgica
b. Larva migran
c. Eosinofilia tropical

6. Otras causas:

a. Cigarro
b. Insuficiencia cardiaca
c. Neumonitis por hipersensibilidad



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado