La Internet. Nuevas posibilidades, nuevos problemas y nuevos desafios en la prevencion del suicidio
Autor: Dr. Sergio A. Perez Barrero | Publicado:  26/08/2006 | Informatica Medica , Psiquiatria , Psicologia | |
La Internet. Nuevas posibilidades, nuevos problemas y nuevos desafios en la prevencion del suicidio.

Introducción:

La Internet ha contribuido al desarrollo vertiginoso de las comunicaciones y tal expansión ha permitido que se puedan realizar diversas acciones entre los usuarios de la red de redes, como también se le conoce las cuales no eran posibles con otras técnicas de comunicación previas.

En la actualidad mediante la Internet, las personas que tienen acceso a dicha tecnología, pueden comunicarse con sus seres queridos que se encuentran distantes, sus amigos o conocidos, con organizaciones, instituciones y también con desconocidos mediante determinados sitios a los que se puede acceder para conversar, chatear o expresar sus opiniones en determinados foros.

Para hacer uso de esta forma avanzada de comunicación se necesitan determinados medios que, por lo general, solo están presentes en aquellos lugares donde existe cierto desarrollo económico y social y que los individuos hayan cubierto sus necesidades básicas para poder dedicarse a este tipo de comunicación. Se infiere entonces que es muy poco probable que sea la Internet el medio de comunicación principal entre los negros de una tribu africana o de los indios de una tribu del Orinoco.

Este medio en si es de una utilidad nada despreciable aunque tiene sus inconvenientes por la posibilidad de acceder a ella cualquier persona.

Desarrollo:

La Internet es un medio de difusión masivo, mucho más que los tradicionales, pues las televisoras de algunos países solamente se observan en el país en las que se originan, o las emisoras de radio solo son escuchadas hasta donde llegue la potencia de sus transmisores. Esto no ocurre con la Internet que ha globalizado las comunicaciones y si es empleada de una manera razonable, inteligente, adecuada, se globalizará lo razonable, lo inteligente y adecuado. Pero si es utilizado con fines sórdidos, enfermizos y mezquinos se globalizará la sordidez, la enfermedad y la mezquindad.

Por tanto, la Internet ha ofrecido nuevas posibilidades en la prevención del suicidio y existen diversas organizaciones encargadas de diseminar sus puntos de vista, unos más científicos que otros, acerca de la forma de evitar esta causa de muerte.

Es posible mediante la utilización profesional de la Internet realizar consultas e intervenciones en situación de crisis suicida cuando el presunto suicida recaba ayuda a través de este medio con resultados satisfactorios en muchos casos. (Perez Barrero SA Psicoterapia en la Internet. Inédito)

Se realizan congresos de Psiquiatría online en los que en la temática de urgencias psiquiátricas se incluyen el suicidio y su intervención. Asimismo, aparecen libros electrónicos sobre la prevención del suicidio (1)

Las principales organizaciones de salud cuentan en sus páginas con investigaciones en las que el tema del suicidio y su prevención son obligados (2, 3,4) así como en revistas y boletines electrónicos (5, 6) en las cuales han sido publicados múltiples artículos sobre dicha temática.

La búsqueda de datos y cualquier otra información sobre el tema se facilita extraordinariamente cuando se accede a la Internet.

Sin embargo, no todo es ventajoso, pues las primeras manifestaciones de suicidios a través de Internet fueron detectadas a fines de los años 90 y se han extendido, alcanzando en los últimos tiempos cifras alarmantes en varios países.

El termino Cybersuicidio se refiere precisamente a la Influencia de la información sobre suicidio aparecida en Internet en la incidencia de los suicidios en quienes navegan en la red de redes. Se pueden encontrar juegos suicidas, chistes suicidas y música para suicidas de preferencia rock metálico. Uno de los grupos más activos es alt. suicide. Holiday (ash) aparecido en la década de los 80, para aquellos que quieren discutir las opciones suicidas y para los que consideran el suicidio como una posibilidad abierta a todos. Se describen los métodos suicidas, desde los más conocidos y eficaces hasta los más frívolos, llegando a más de 40. Pueden aparecer notas suicidas y anuncios incitando al suicidio. (7)

En un reciente despacho de prensa anunciaba el arresto de un estadounidense de 26 años que planeaba a través de Internet un suicidio colectivo para el 14 de febrero o Día de San Valentín. Gerald Krien que así se llama el promotor del suicidio masivo, fue descubierto y detenido por la policía bajo la acusación de “instigación al suicidio”.

A través del correo electrónico, este individuo logró convencer al menos a 32 personas, entre estadounidenses y canadienses para que todos se mataran al mismo tiempo en una suerte de ritual. Krien fue descubierto cuando una mujer que de inicio aceptó la idea de un suicidio colectivo, denunció la trama, espantada por la confesión de otra participante quien pensaba asesinar a sus dos hijos antes de matarse.

Se extienden en la Internet los mensajes de personas desajustadas que desean cometer suicidio y en vez de ser ayudadas a salir de la crisis suicida se les persuade para que realicen dicho acto o se les invita a unirse a otros que han pensado de manera similar con frases como “Necesito alguien que muera conmigo”, “Deseo suicidarme acompañado” “Si estas convencido de morir, nosotros te llevaremos hasta la muerte” y otras expresiones similares.

Recientemente se ha informado la ocurrencia de varios episodios de suicidios colectivos en Japón. En la isla septentrional japonesa de Hokkaido cuatro jóvenes acabaron con su vida inhalando monóxido de carbono de seis hornillos en el interior de un vehículo. Otras nueve personas acabaron con su vida en las provincias de Kanagawa y Shizuoka, en el sur y oeste de Japón, respectivamente.

En la provincia de Tochigi, al norte de Tokio al menos siete individuos se suicidaron inhalando monóxido de carbono en dos grupos separados de tres y cuatro personas en un aparente "pacto de muerte". Otro suicidio con similares características incluía a tres hombres y una mujer quienes fueron encontrados dentro de un automóvil en la ciudad turística de Nikko, también en Tochigi. El último pacto suicida de esta serie ocurrió en Ninomiya, localidad de Tochigi, cuando dos hombres y una mujer murieron tras inhalar monóxido de carbono desprendido por varios hornillos de carbón.

La asfixia colectiva ha causado en los últimos cinco meses medio centenar de muertos en Japón, principalmente jóvenes quienes suelen acordar el lugar y momento del suicidio por Internet; después acaban con su vida en un automóvil cerrado y con las ventanas selladas en cuyo interior encienden los braseros que producen el mortal monóxido de carbono.
En el 2003, 34 personas murieron de esta manera, alcanzado los 55 en el 2004 y los 91 en el 2005.

En Zamora, España, tres jóvenes pactaron el suicidio pero fueron descubiertos antes de cometerlo por dos periodistas que según los medios noticiosos “se introdujeron en un foro de salud y se convirtieron en dos anónimas participantes que hicieron creer a sus compañeros cibernéticos que a ellas también les rondaba esa misma idea por la cabeza”.

Los expertos advierten que Internet de forma aislada no puede ser culpado de incitar al suicidio, pero destacaron que la intensidad de algunas salas de conversación (chateo) sobre suicidios podía empeorar el estado psicológico de los implicados.

Estos episodios de suicidios colectivos suicidios utilizando la Internet han sido considerados como pactos suicidas pero a juicio del autor del presente articulo no cumplen todos los requisitos tradicionales para ser considerados como tal pues un pacto suicida, por definición, es el acuerdo mutuo entre dos o más personas para morir juntos al mismo tiempo, usualmente en el mismo lugar y mediante el mismo método. Generalmente se trata de parejas muy vinculadas afectivamente como cónyuges, familiares o miembros de una misma organización política o secta religiosa.

En tales casos no existe ese vínculo afectivo previo entre los participantes, muchos no se conocen, nunca se han visto ni tienen historias en común antes de conectarse a través de la Red. Algunos se encuentran en locaciones distantes en el momento de cometer el acto de suicidio, mientras que otros se pueden reunir por primera y última vez para llevar a cabo el suicidio colectivo. Nos encontramos ante nuevas características del pacto suicida, que difieren de las que tradicionalmente se han descrito en los pactos suicidas.

Típicamente, según reporta Rajagopal, ambos miembros emplean el mismo método. De vez en cuando, ambos compañeros pueden utilizar métodos múltiples para asegurar la muerte. Alrededor de la mitad tienen desórdenes psiquiátricos y un tercio tienen enfermedades físicas.

En una comparación internacional de esta forma de suicidio, los pactos entre esposos fueron encontrados predominantemente en los Estados Unidos e Inglaterra; entre los amantes en Japón, y entre los amigos en India.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924