Hipotiroidismo subclinico. Desde la atencion primaria de salud
Autor: Dr. Daniel Ramon Gutierrez Rodriguez | Publicado:  28/11/2006 | Medicina Familiar y Atencion Primaria , Endocrinologia y Nutricion | |
Hipotiroidismo subclinico. Desde la atencion primaria de salud.


El hipotiroidismo subclínico es un trastorno frecuente en la población general, especialmente en mujeres de edad avanzada. Los pacientes con disfunción tiroidea subclínica moderada pueden evolucionar hacia el hipotiroidismo franco, hacia la estabilización de sus valores de tirotropina o hacia la normalización de la función tiroidea. (1) Por lo que definimos que Hipotiroidismo Subclínico es aquella alteración en que la TSH se encuentra elevada y las hormonas tiroideas están dentro de la normalidad. (2) Entre las razones aducidas para el tratamiento farmacológico de los pacientes con hipotiroidismo subclínico se encuentra el alivio sintomático, la mejoría del perfil lipídico, la mejoría en la función cardíaca, los efectos beneficiosos sobre la aterosclerosis prematura y la prevención del desarrollo de hipotiroidismo franco. El tratamiento con tiroxina, sin embargo, no está desprovisto de inconvenientes. Entre ellos, se encuentra la ausencia de beneficio, la necesidad de medicación y revisiones médicas de por vida y la posibilidad de desarrollo de tirotoxicosis iatrogénica con los consecuentes efectos adversos sobre el hueso y el sistema cardiovascular. Los expertos recomiendan instaurar tratamiento con tiroxina en pacientes con concentraciones de tirotropina superiores a 10 mU/l. En pacientes con concentraciones inferiores a este umbral se valorará también la posibilidad de tratamiento, especialmente en presencia de algunas circunstancias como embarazo, síntomas sugestivos de hipotiroidismo, bocio, anticuerpos antitiroideos positivos o elevación progresiva de las cifras de tirotropina.

En unos casos representa una fase temprana de enfermedad tiroidea con progresión hacia la hipofunción tiroidea completa, mientras que en otros sólo puede constituir una fase transitoria de elevación de TSH o bien un reajuste del tirostato con elevación mantenida, pero no progresiva, de la concentración de TSH sérica. (1)

Hay una serie de consideraciones o hechos conocidos y demostrados que justifican la detección del Hipotiroidismo Subclínico en Fase Precoz y aconsejan su tratamiento.

1.- El Hipotiroidismo Subclínico es relativamente común, sobre todo en las mujeres a partir de los 40 años. Aproximadamente un 8 % de este grupo de población.

2.- En personas con una concentración de TSH superior a 2.0 uU/ml el riesgo de que se presente un Hipotiroidismo Clínico o severo es sensiblemente más alto que en las personas con un nivel de TSH por debajo de esta cifra.

3.- La presencia de una tasa elevada de Anticuerpos Antitiroideos Antimicrosomiales (Anti-Tiroperoxidasa o anti-TPO) puede considerarse igualmente como un aviso de que con el tiempo puede producirse una Insuficiencia Funcional Tiroidea.

4.- Cuando se asocian los dos factores, TSH > 2.0 y Anticuerpos Anti-TPO elevados puede afirmarse casi con certeza que la situación va a evolucionar hacia un Hipotiroidismo Clínico.

5.- Los hallazgos más frecuentes de estas circunstancias se encuentran en mujeres mayores de 40 años ligera elevación de los niveles de colesterol, etc.

6.- Se puede conseguir una mejoría de algunos síntomas con el tratamiento con tiroxina en algunos pacientes con hipotiroidismo subclínico. Puede mejorar el perfil de los lípidos.

7.- El tratamiento con tiroxina bien controlado, manteniendo la concentración de TSH dentro de la normalidad, no tiene ningún efecto adverso.

Estas observaciones hacen aconsejable y útil la búsqueda del Hipotiroidismo Subclínico en lo que se podría denominar "grupos de riesgo". El diagnóstico, en principio, debería basarse en los síntomas, pero los síntomas son mínimos y a veces no son el motivo de la consulta. Muchos pacientes no sienten ninguna molestia y a veces no comprenden porque han de tomar una medicación como la L-Tiroxina aunque sea en dosis bajas, si ellos se encontraban bien.

Indicaciones para la búsqueda de Hipotiroidismo Clínico o Subclínico

Obligatorio: Hipotiroidismo congénito en tratamiento, hipertiroidismo que ha sido tratado en cualquier forma, antecedentes de irradiación del cuello, cirugía o irradiación de la hipófisis, pacientes que toman Amiodarona o Litio.

Conveniente: Diabetes Tipo I, Antepartum, episodio previo de tiroiditis postpartum, infertilidad sin causa justificada, mujeres mayores de 40 años con molestias inespecíficas, depresión refractaria de tipo bipolar, síndrome de Turner y síndrome de Down.

Dudoso: Demencia, pacientes con historia familiar de tiroiditis inmunitaria, embarazo (como control de tiroiditis postpartum) obesidad, edema idiopático (sin causa). (2) La insuficiencia tiroidea provoca un decaimiento general de las funciones del organismo. Los síntomas del hipotiroidismo son sutiles y graduales y pueden ser confundidos con una depresión. Las expresiones faciales son toscas, la voz es ronca y la dicción lenta; los párpados están caídos, los ojos y la cara se vuelven hinchados y abultados. Muchos pacientes con hipotiroidismo aumentan de peso, tienen estreñimiento y son incapaces de tolerar el frío. El cabello se vuelve ralo, áspero y seco, y la piel se torna áspera, gruesa, seca y escamosa.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado