La vacuna contra el virus del papiloma humano en pocas palabras
Autor: Agustín Míguez Burgos | Publicado:  30/05/2011 | Microbiologia y Parasitologia , Enfermedades Infecciosas , Ginecologia y Obstetricia , Articulos | |
La vacuna contra el virus del papiloma humano en pocas palabras .1

La vacuna contra el virus del papiloma humano en pocas palabras

Agustín Míguez Burgos. DUE. FREMAP Ciudad Jardín Sevilla.
Damián Muñoz Simarro. DUE. DCCU. Móviles Distrito Sevilla.
Susana Tello Pérez

I.- INTRODUCCIÓN

Teniendo en cuenta la tendencia actual que existe en la población a informarse sobre el virus del papiloma humano debido a la comercialización de la vacuna hace unos pocos meses, hemos querido desarrollar un trabajo enfocado a dar conocimientos que posee a la población sobre el papiloma virus y su vacuna.

Los virus del papiloma humano (VPH o HPV del inglés human papilomavirus) son un grupo diverso de virus ADN perteneciente a la familia de los Papillomaviridae. Como todos los virus de esta familia, los virus del papiloma humano (VPH) sólo establecen infecciones productivas en el epitelio estratificado de la piel y mucosas de humanos, así como de una variedad de animales. Se han identificado alrededor de 200 tipos diferentes de virus del papiloma humano (VPH), la mayoría de los cuales no causan ningún síntoma en la mayor parte de la gente. Algunos tipos de virus del papiloma humano (VPH) pueden causar verrugas o condilomas, mientras otros pueden generar infecciones subclínicas, que pueden (en una minoría de casos) dar lugar a cáncer cervical, cáncer de vulva, vagina y ano en mujeres, o cáncer de ano y pene en hombres. Todos los virus del papiloma humano (VPH) se transmiten por contacto piel a piel.

Entre treinta y cuarenta tipos de virus del papiloma humano (VPH) se transmiten normalmente por contacto sexual e infectan la región anogenital. Algunos tipos de virus del papiloma humano (VPH) transmitidos por contacto sexual pueden producir verrugas genitales. La infección persistente con algunos tipos de virus del papiloma humano (VPH) transmitidos sexualmente denominados de «alto riesgo» (diferentes de los que causan verrugas) puede evolucionar y producir lesiones precancerosas y cáncer invasivo. La infección con virus del papiloma humano (VPH) es la causa principal de casi todos los casos de cáncer cervical, aunque en la mayor parte de las infecciones con este tipo de virus no se produce ninguna patología. La mayor parte de las infecciones con virus del papiloma humano (VPH) en mujeres jóvenes son temporales, y tienen poca importancia a largo plazo. El 70% de las infecciones desaparecen en 1 año y el 90% en 2 años. Sin embargo, cuando la infección persiste —entre el 5 y el 10 por ciento de las mujeres infectadas— existe el riesgo de desarrollar lesiones precancerosas en el cuello del útero (el cérvix), que puede progresar a cáncer cervical invasivo. Este proceso normalmente lleva entre 15 y 20 años, dando muchas oportunidades a la detección y el tratamiento de las lesiones precancerosas, a menudo con altas tasas de curación.

En países con recursos financieros suficientes, se utiliza el test cervical papanicolaou (pap) para detectar células anormales que podrían degenerar en cancerosas. Un examen cervical (inspección visual) también puede detectar verrugas y otros crecimientos anormales, que aparecen como manchas blancas en la piel cuando se lavan con ácido acético. Las células anormales y cancerosas pueden eliminarse con un procedimiento simple, normalmente con un asa cauterizante o – más frecuentemente en el mundo desarrollado – por congelación (crioterapia). Recientemente se han desarrollado tests de ADN para detectar virus del papiloma humano (VPH), más sensibles que el test pap y la inspección visual. Se están desarrollando también tests de bajo coste, adecuados para centros con pocos recursos, lo que permitirá realizar tests de manera sistemática en lugares donde ahora no es posible en África, Asia y Latinoamérica.

II.- ENFERMEDADES INDUCIDAS POR EL VPH

Se han identificado más de 100 tipos diferentes de virus del papiloma humano (VPH), que se nombran con un número. Una infección persistente por el sub-grupo conocido como de «alto riesgo», que incluye cerca de 13 tipos de virus del papiloma humano (VPH) de transmisión sexual entre los que se encuentran los tipos 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 68 — diferentes de los que causan verrugas—, puede favorecer el desarrollo de:

• CIN (neoplasia cervical intraepitelial),
• VIN (neoplasia intraepitelial vulvar),
• PIN (neoplasia intraepitelial de pene), o
• AIN (neoplasia intraepitelial anal).

Esas son lesiones precancerosas y pueden progresar a cáncer invasivo.

Enfermedad - Tipo VPH

Verruga común - 2, 7
Verruga plantar - 1, 2, 4
Verruga cutánea chata - 3, 10
Verruga genital anal - 6, 11, 42, 43, 44, 55

Malignidades genitales:

• riesgo muy alto (28) : 16, 18, 31, 45
• otros de alto riesgo (28, 29) : 33, 35, 39, 51, 52, 56, 58, 59
• probables de alto riesgo (29) : 26, 53, 66, 68, 73, 82

Epidermodisplasia verruciforme - más de 15 tipos
Hiperplasia focal epitelial (oral) - 13, 32
Papilomas orales - 6, 7, 11, 16, 32

III.- VACUNAS VPH.

El 8 de junio de 2006, la FDA aprobó Gardasil, una vacuna profiláctica contra el virus del papiloma humano (VPH) comercializada por Merck & Co., Inc. Los ensayos clínicos de la vacuna, realizados entre mujeres adultas con una mediana de edad de 23, mostraron protección contra la infección inicial por los serotipos 16 y 18, que en conjunto causan aproximadamente un 70% de los cánceres de cérvix. Estos serotipos de virus del papiloma humano (VPH) también causan tumores anorrectales tanto en mujeres como en hombres.

El ensayo también mostró una eficacia del 100% frente a infecciones persistentes, no sólo frente a las agudas. La vacuna también protege contra los serotipos 6 y 11, causantes del 90% de las verrugas genitales. Las mujeres pueden ser vacunadas en un rango de edad de entre 9 y 26 años, aunque mujeres menores no formaron parte del ensayo clínico.

En la actualidad, además de Gardasil, GlaxoSmithKline ha comercializado la vacuna Cervarix. Tanto Gardasil como Cervarix protegen contra infecciones iniciales contra los virus del papiloma humano (VPH) tipos 16 y 18, causantes de la mayor parte de los casos de cáncer cervical. Gardasil además protege contra los tipos virus del papiloma humano (VPH) tipos 6 y 11: estos cuatro tipos combinados (16, 18, 6, 11) corresponden al 90% de los casos de cáncer cervical.

La vacuna proporciona poco beneficio a las mujeres que ya estén infectadas con los tipos virus del papiloma humano (VPH) 16 y 18, es decir, a la mayor parte de las mujeres sexualmente activas, ya que las vacunas no tienen ningún efecto terapéutico sobre la infección ya existente ni sobre las lesiones cervicales. Por esta razón, la vacuna se recomienda principalmente a mujeres que aún no hayan iniciado relaciones sexuales. La vacuna (tanto Gardasil como Cervarix) se administra en 3 dosis a lo largo de 6 meses. Se recomienda a mujeres entre 11 y 26 años que se vacunen, aunque niñas de incluso 9 años pueden verse beneficiadas.

Puesto que las actuales vacunas no protegen a las mujeres frente a todos los serotipos de virus del papiloma humano (VPH) que causan cáncer cervical, es importante que las mujeres sigan con las pruebas de citología y papanicolau, incluso después de haber recibido la vacuna.

Aunque las administraciones y empresas aseguren que la vacuna no tiene efectos colaterales, con excepción de dolor alrededor del área de inyección, lo cierto es que hasta la fecha en Estados Unidos han fallecido varias niñas tras ser vacunadas y más de 8.000 han sufrido eventos adversos. En España se han dado más de 100 alertas, con casos de reacciones adversas graves con cuadros de diarrea, dolor, síncope o convulsiones.

Tanto hombres como mujeres son portadores del virus del papiloma humano (VPH). Para erradicar la enfermedad, eventualmente los hombres tendrían que ser vacunados. Hoy por hoy se están llevando a cabo estudios para determinar la eficiencia de vacunar niños con la vacuna actual. En la mayoría de los países, las vacunas se han aprobado únicamente para uso femenino, pero en países como EE. UU. y Reino Unido se han aprobado también para uso masculino.

IV.- INFORMACIÓN PARA LA POBLACIÓN

A modo de folleto informativo podríamos divulgar entre la p oblación un folleto informativo donde se recogiera la siguiente información con el objetivo de que todo el mundo conociera en qué consiste el virus del papiloma humano (VPH), vacunas, por qué vacunar, etc.

¿Qué es el VPH?

El VPH (Virus Papiloma Humano) es un virus de transmisión sexual. El contagio se da por medio del contacto genital (ya sea sexo vaginal, oral o anal). El contagio también se da por el contacto de piel con piel. Al menos 50% de las personas que han tenido experiencias sexuales tendrán el virus del papiloma humano (VPH) en algún momento de sus vidas.

¿Por qué no he escuchado sobre el VPH?

El virus del papiloma humano (VPH) no es un virus nuevo. A pesar de esto muchas personas no saben de él. La mayoría de los infectados no presentan síntomas. El virus del papiloma humano (VPH) puede desaparecer por acción del sistema inmunológico de la persona afectada sin causar daños a la salud.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924