Hemiplejias alternas. Enfoque semiologico-clinico y conducta terapeutica ante un paciente con enfermedad cerebrovascular
Autor: Dr. José Ramón Cuba Lores | Publicado:  15/06/2011 | Neurologia , Articulos | |
Hemiplejias alternas. Semiologico clinica conducta terapeutica enfermedad cerebrovascular .1

Hemiplejias alternas. Enfoque semiológico-clínico y conducta terapéutica ante un paciente con enfermedad cerebrovascular.

Dr. José Ramón Cuba Lores. MSC en Urgencias y Emergencias Médicas. Especialista de Primer grado en Medicina Interna – Medicina Intensivista.
Dr. Reynaldo Elías Sierra. Especialista de primer grado en Cardiología. Especialista de segundo grado en M Intensiva.
Dr. Noel Zamora Román. Especialista de Primer grado en Medicina Interna- Diplomado en Emergencia y cuidados Intensivos.
Dr. Rolando Villoch Bonet. Especialista de primer grado en MGI-Diplomado en cuidados Intensivo.
Enfermera Intensivista Dunia Odanis García Meriño.

CDI “Salvador Allende". Caracas. Abril/2011

RESUMEN

El diagnóstico de hemiplejía se realiza tomando en consideración la forma de comienzo de los síntomas, y así tenemos que ésta puede ser súbita, o estar precedida de algunos pródromos (trastornos del lenguaje, cefalea), como sucede en las Enfermedades Cerebrovasculares. En cualquiera de los casos, si el enfermo no ha perdido la conciencia, un examen físico adecuado pone de manifiesto el defecto motor en uno de los hemicuerpos, como resultado de este examen, se debe establecer si el defecto motor es total (no puede realizar ningún movimiento), en cuyo caso se le llama hemiplejía.

Otro aspecto importante es establecer si la toma de los pares craneales motores (sobre todo el facial) ocurre del lado contrario al de la parálisis del brazo y la pierna, en cuyo caso estamos ante una hemiplejía alterna, la cual muchas veces pasamos por alto por verla muy poco en la práctica médica diaria, su diagnostico lo realizamos a través de las manifestaciones clínicas y estudios imagenológico, para de esta forma contribuir al conocimiento y la interpretación de estas, el tratamiento oportuno, rápido, precoz y adecuado de las Enfermedades Cerebrovasculares mejora su evolución la aparición de las complicaciones y su pronóstico.

Palabras clave: Hemiplejias Alternas, Semiología Clínica, Enfermedades Cerebrovasculares, Conducta terapéutica.

Introducción.

El cerebro es una gran masa de tejido blando compuesto de miles de millones de células nerviosas. Es el principal centro de control del organismo y nos permite ver, oír, saborear, oler, hablar y caminar. También es el centro de control de los pensamientos, las emociones, la memoria, el juicio y la conciencia.

Las células nerviosas del cerebro necesitan un suministro constante de oxígeno y azúcar (glucosa), los cuales son transportados por la sangre. Cuando la sangre no puede llegar a ciertas partes del cerebro, se interrumpe el suministro de oxígeno a esas zonas. Esto se denomina isquemia. Sin oxígeno, mueren las células cerebrales. Cuanto más tiempo esté el cerebro privado de sangre, más grave será el daño cerebral. La zona de tejido muerto ocasionado por la isquemia se denomina infarto.

El flujo de sangre al cerebro puede interrumpirse de dos maneras:

• Cuando un grumo de sangre, lo que se denomina «coágulo sanguíneo», obstruye una arteria del cerebro o del cuello.
• Cuando se rompe una arteria debilitada del cerebro.

Como las células cerebrales controlan el movimiento, parte del cuerpo puede quedar paralizado tras un accidente cerebrovascular. Si éste afecta al lado derecho del cerebro, el lado izquierdo del cuerpo puede quedar paralizado. Si afecta en cambio al lado izquierdo del cerebro, el lado derecho del cuerpo puede quedar paralizado.

Los efectos de un accidente cerebrovascular pueden ser leves o graves, transitorios o permanentes. Algunos pacientes se restablecen completamente en cuestión de días, mientras que otros nunca se restablecen. La gravedad de un accidente cerebrovascular depende de:

1- la región del cerebro que haya sido afectada,
2- la extensión del daño en las células cerebrales,
3- la rapidez con la que el organismo logra restablecer el flujo sanguíneo a las partes lesionadas del cerebro,
4- la rapidez con la que las zonas intactas del cerebro logran compensar, suplir o asumir las funciones que antes eran realizadas por la zona lesionada.

SÍNDROME HEMIPLÉJICO. Síndrome neurológico caracterizado por parálisis de los músculos estriados de un hemicuerpo, por alteración funcional u orgánica en un trayecto cualquiera de la vía piramidal y extrapiramidal (en la unión de las fibras córtico – extrapiramidales).

Variedades clínicas:

• Hemiplejia fláccida
• Hemiplejia espástica
• Hemiplejia mixta o flaco-espástica

CLASIFICACIÓN DE LAS HEMIPLEJÍAS

- Directa y simétrica (total o proporcional)
- Alterna

DIAGNÓSTICO TOPOGRÁFICO.

- Directa o Simétricas: Lesión por encima del tronco encefálico: cortical, Subcortical, capsular, talámica y piramidal.
- Indirecta o alternas: Lesión en tronco encefálico y por debajo de la cápsula interna: peduncular, protuberancial y bulbar.

Hemiplejías Pedunculares:

a)- Síndrome de Weber.

- La lesión afecta al haz piramidal, que ocupa el pie del pedúnculo y a las fibras radiculares del III par (Disminución de los músculos que inerva (esfínter liso pupilar, recto superior e inferior, recto interno y elevador del parpado superior, oblicuo menor).

-Se produce una hemiplejia completa del lado opuesto a la lesión, asociada a parálisis del III par del mismo lado de la lesión (hay ptosis palpebral del lado de la lesión, midriasis y ojo desviado hacia bajo y afuera).

b)- Síndrome de Benedikt o Peduncular Posterior.

- Lesión del casquete peduncular, (especialmente núcleo rojo, fibras cerebelosas y la cinta de Reil o lemnisco medio.).
- Hemiasinergia, hemiataxia, hemihipotonía, hemianestesia parcial y hemitemblor del lado opuesto a la lesión.
- Hemiparesia del lado opuesto a la lesión.
- Parálisis de motor ocular común y facial central del lado de la lesión.

c)- Síndrome de Foville superior o Foville Peduncular.

- Síndrome de Weber.
- Cuando la lesión que determina el síndrome de Weber comprende también a las fibras que marchan por el fascículo longitudinal medio
- Se caracteriza por añadirse a la hemiplejia y a la parálisis del motor ocular común.
- Parálisis de la mirada hacia el lado opuesto de la lesión. (El paciente mira hacia el lado de la lesión. Ver anatomía del III, IV, VI).

Hemiplejías Protuberanciales.

a)- Síndrome de Millard-Gubler o Síndrome Protuberancial Anterior.

- Lesión afecta al pie o región anterior de la protuberancia. Está lesionado el haz piramidal.
- El paciente presenta, Hemiplejía del lado opuesto de la lesión que respeta la cara del mismo lado.
- Parálisis facial periférica del mismo lado de la lesión con o sin parálisis del motor ocular externo del mismo lado de la lesión.

b)- Síndrome de Foville inferior o Foville Protuberancial.

- Cuando la lesión que produce el síndrome de Millard-Gubler alcanza las fibras oculógiras (haz longitudinal medio).
- Hay Hemiplejia del lado opuesto de la lesión que respeta la cara.
- Parálisis facial periférica del lado de la lesión y una parálisis de la mirada lateral hacia el lado de la lesión.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924