Hernia inguinal por laparoscopia
Autor: Dra. Enriqueta Jiménez Cuadra | Publicado:  8/11/2011 | Cirugia General y Digestiva , Articulos , Imagenes de Cirugia General y Digestiva , Imagenes | |
Hernia inguinal por laparoscopia .1

Hernia inguinal por laparoscopia.

Autor: Dra. Enriqueta Jiménez Cuadra

Palabras clave: hernia, cirugía, laparoscopia.

Resumen

La cirugía laparoscópica por vía retroperitoneal presenta un excelente método de exploración endoscópica (1), pre y retroperitoneal. La insuflación con CO2, permite obtener un verdadero campo de actuación con una visión panorámica de la pared pélvica pre y retroperitoneal. Aquí revisaremos el tratamiento de las lesiones inguinales, mediante la colocación de una malla, por retroperitoneoscopia.

Word clave: hernia, surgery, laparoscopy.

They summarize: The surgery laparoscopica for route retroperitoneal. The blowing with CO-2, pre allows to obtain a real field of action with a panoramic vision of the pelvic wall and retroperitoneal. Here we will check the treatment of the inguinal injuries, by means of the placement of a mesh for retroperineoscopia.

INTRODUCCIÓN:

Difundido en 1979 por Hold y Rasmussen, con el nombre de pelviscopia extraperitoneal y con la difusión máxima de la laparoscopia, está adquiriendo una gran difusión aunque con indicaciones diferentes a las iniciales propuestas por sus preconizadores. 

hernia_inguinal_laparoscopia/vision_anatomica_RI

hernia_inguinal_laparoscopia/inicio_diseccion

hernia_inguinal_laparoscopia/continuacion_apertura

hernia_inguinal_laparoscopia/liberacion_saco

1. foto: visión anatómica de la región inguinal
2. foto: inicio de la disección del peritoneo parietal en el bode superior del saco herniario.
3. foto: continuación de la apertura del peritoneo parietal.
4. foto: liberación del saco herniario del cordón espermático

La insuflación con CO2, permite obtener un verdadero campo del área de actuación.

Tres son las indicaciones principales en cirugía general y digestiva, de la cirugía extraperitoneal, en cirugía general y digestiva: el tratamiento de las lesiones inguinales mediante la colocación de una malla, la simpatectomía lumbar, y la linfadenectomía pélvico-ilíaca.

Aquí nos referiremos sólo al tratamiento de las hernias inguinales, mediante la colocación de una malla técnica por retroperitoneoscopia.

La técnica que se presenta concierne al tratamiento de las hernias inguinales mediante la inserción de una malla de Prolene (6 cm por 10 cm) interpuesta entre la pared abdominal y el saco peritoneal.

Se introduce ésta prótesis en el espacio extraperitoneal. Después de crear un retro-preneumoperitoneo.

Ésta técnica representa una nueva aplicación de la cirugía endoscópica no invasiva. La técnica es una modificación de las intervenciones clásicas, que permiten la inserción de prótesis entre la pared abdominal y el peritoneo.

Después de reducir el saco herniario y de la parietalización del cordón espermático. No obstante, se realiza ésta técnica a través de retroperitoneoscopia (3). La operación que puede realizarse uni o bilateralmente, precisa instrumentos adaptados y una técnica de alta precisión. Revisando los estudios bibliográficos se observa un buen resultado con ésta técnica, los estudios bibliográficos hablan de excelentes resultados en 40 pacientes, con un seguimiento de 18 meses.

MATERIAL:

Para la intervención se necesita un laparoscopio tal como se suele emplear en la cirugía laparoscópica. 

hernia_inguinal_laparoscopia/posicion_trocares

Posición de los trócares

Se necesitan tres trócares de 11 mm, uno umbilical, el otro para la fosa ilíaca contralateral, así como un tercer trocar de 5 mm, el cual se introduce en una posición suprapúbica.

Además (4) de éstos trócares disponemos de 3 guías o mandriles, con una torunda de espuma (teflón), que ayudan para la disección del espacio retroperitoneal.

Método:

Se coloca al enfermo en decúbito supino. El cirujano se pone de pie en el lado contrario de la hernia. Se introduce el laparoscopio por el borde inferior del ombligo.

Se atraviesan los planos músculos aponeuróticos, bajo control visual directo hasta el peritoneo por su cara externa.

Se introduce un segundo trocar de 5mm, en posición suprapúbica, y a continuación Se retira para dejar insertada una cánula que permite la introducción de un segundo mandril de espuma. Este último disecará el peritoneo, hasta visualizar el saco herniario.

Se coloca un tercer trocar de 11 mm, en la fosa ilíaca. Por este orificio se introducen las microtijeras, ahora se diseca lentamente el saco herniario, liberado de su orificio abdominal.

Los elementos del cordón espermático, entonces se diseca. Se identifican el ligamento de Cooper, y el músculo psoas, ya que representan los puntos de anclaje de un parche protésico. A través del trocar-cánula introducido en la fosa ilíaca se inserta la malla protésica de Prolene (6cm por 10cm).

RESULTADOS:

Revisando la bibliografía (5), se han intervenido 40 pacientes con ésta técnica.

La indicación fue una hernia inguinal, que era fácilmente reductible. En la bibliografía ya que se hizo un seguimiento de éstos pacientes durante 18 meses, y se observó que las reparaciones eran firmes, intactas y que no se había registrado ninguna recidiva.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924