La odontologia y la salud bucal del paciente con trastornos de la inteligencia
Autor: Dra. Patricia Di Nasso | Publicado:  25/11/2011 | Odontologia y Estomatologia , Articulos | |
La odontologia y la salud bucal del paciente con trastornos de la inteligencia .4

Dimensión: III. Participación, interacciones y roles sociales

Aspecto fundamental. Tiene similaridad con la propuesta realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF) (2001). Evalua las interacciones con los demás y el rol social desempeñado, destacando así la importancia que se concede a estos aspectos en relación con la vida de la persona.

Mirada Odontológica.

¿Cómo interactúa el paciente con el Profesional Odontólogo?
¿Cómo interactúa el paciente con otros Profesionales de la salud?
¿Qué estrategias debería utilizar el Odontólogo para vincularse con el paciente?

Dimensión: IV. Salud (salud física, salud mental y factores etiológicos)

Aspecto fundamental. Salud para dar respuesta integrada desde una perspectiva de bienestar a estos aspectos.
Los efectos de la salud física y mental sobre el funcionamiento de la persona pueden oscilar desde muy facilitadores a muy inhibidores

Mirada Odontológica. Los ambientes también determinan el grado en que la persona puede funcionar y participar, y pueden crear peligros actuales o potenciales en el individuo, o pueden fracasar.

Por ello, es importante que el ambiente del consultorio no se muestre agresivo. Para ello, recurrir al color, las texturas, la sala de espera con rincones que posibiliten la acción lúdica y el arte como estrategia de evaluación de la madurez.

Dimensión: V. Contexto (ambientes y cultura)

Aspecto fundamental. Las condiciones interrelacionadas en las cuales las personas viven diariamente. Se plantea en tres niveles diferentes:

a) Microsistema: el espacio social inmediato, que incluye a la persona, familia y a otras personas próximas;
b) Mesosistema: la vecindad, comunidad y organizaciones que proporcionan servicios educativos o de habilitación o apoyos;
c) Macrosistema o megasistema; que son los patrones generales de la cultura, sociedad, grandes grupos de población, países o influencias sociopolíticas.

Mirada Odontológica. El Odontólogo no debe estar ajeno a la realidad del paciente, la cercana en su entorno que muchas veces participará de la higiene, la mediata en referencia a la posibilidad de acceso a centros de salud y la cobertura social, la inserción en el nivel educativo, etc.

La meta en salud para el 2010 propuesta por la Organización Mundial de la Salud, “Gente Sana para el 2010”, consiste en la reducción de las disparidades en salud de las poblaciones. La propuesta responde a diversas investigaciones que han demostrado las disparidades persistentes también en salud en términos de raza y condición socioeconómica. La disparidad también se presenta en la salud bucal de las personas con cierto aspecto de vulnerabilidad, y en ese sentido los trastornos de la inteligencia también producen indirectamente un grado de deterioro orofacial por diferentes razones.

La pobre higiene oral que presentan las personas con discapacidad tiene un efecto importante en su calidad de vida. Entre los que se pueden observar, dificultades en el hablar y comer, dolor, así como horas de trabajo y escuela perdidas, y una de las más importantes, pérdida de su autoestima. Horwitz, S y colaboradores en 2001, en su revisión sobre los problemas orales más frecuentes en las personas con retraso mental encontraron entre las diez primeras causas que limitan la actividad de estas personas “la caries dental”.

Al nivel bucodentario, podemos encontrarnos con alteraciones morfológicas que se relacionan con la enfermedad o síndrome de base que produce el retraso mental. Pueden aparecer anomalías en la morfología dentaria y en el patrón eruptivo como hipoplasias de esmalte o una erupción retrasada; un paladar alto con hipoplasia maxilar, maloclusiones con tendencia a clase II de Angle y mordida abierta, y retención en la dentición primaria.

La necesidad de tratamiento, la presencia de caries dental y la falta de higiene oral en personas con trastornos de la inteligencia han sido estudiadas en diversos países. Gizani en su estudio sobre la salud oral en personas discapacitadas, reporta que 21 % estaban libres de caries dental. Con relación a la dentición permanente, 64,1 % presentó caries en el primer molar permanente y 31,8 % una pobre higiene oral, de ellos 22,1 % correspondía a las personas con retraso mental (RM) moderado. En la presente investigación, los resultados muestran que aquellos personas con trastornos de la inteligencia presentan 50% entre los valores de elementos cariados (C) y extracción indicada (EI) que revela una situación de enfermedad bucal caries presente al momento del examen.

En cuanto al número de dientes perdidos o extraídos, se observó que 35% corresponde al dato “extraídos” en el Índice de caries CPOD. Este dato permite evaluar la oferta mutilante para resolver problemas de salud bucal de variable severidad.

Estos resultados podrían indicar la necesidad de instalar estrategias para educar a los individuos con trastornos cognitivos, así como la responsabilidad no sólo de los familiares e instituciones, sino también la responsabilidad social en la profesionalización de odontólogos y personal auxiliar en el cuidado y tratamiento de estas personas especiales.

En cuanto al tratamiento odontológico realizado, es importante que el 79% de las prestaciones se orientaron hacia las prácticas preventivas y rehabilitadoras y solo un 21% prácticas de exodoncias.

Para concluir, son muchas las causas orgánicas o síndromes que pueden dar lugar o acompañarse de retraso mental, trastornos de la inteligencia y del comportamiento adaptativo. Por ello se debe considerar en la clínica dental las posibles alteraciones sistémicas independientemente de los problemas de manejo de conducta. El manejo clínico-odontológico de estos pacientes en general dependerá del nivel de retraso mental y de la patología.

A modo de cierre, se afirma que los pacientes con discapacidad, cualquiera sea ella, pueden ser tratados con éxito en cualquier especialidad de las Ciencias de la Salud. La estrategia debe diversificarse, ningún paciente es igual a otro, y ello no debe condicionarse por la presencia de discapacidad. El eje está en la imaginación del Profesional, sus saberes, su vocación de servicio y el respeto por los tiempos del paciente, su madurez y la empatía que se entabla desde la primera sesión.

Agradecimientos:

A los estudiantes de quinto año de la carrera Odontología de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Cuyo en Mendoza, Argentina, porque año a año, aceptan nuestra propuesta pedagógica, compartimos saberes y se comprometen con la salud de sus pacientes.

Esto nos demuestra un futuro en salud para estos pacientes y futuros Odontólogos sensibles y responsables de la comunidad donde ejercerán su profesión.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Artigas-Pallarés, J., Rigau-Ratera, E., García-Nonell. C., Relación entre capacidad de inteligencia límite y trastornos del neurodesarrollo, REV NEUROL 2007; 44 (12): 739-744
Dávila, M. E., Gil, M., Daza, D., Bullones, X., Ugel, E., Salud oral de las personas con retraso mental en cuatro municipios del estado lara, 2003, Acta odontol. venez v.43 n.3 Caracas 2005
Dávila, M. E.,Gil, M., Daza, D., Caries dental en personas con retraso mental y Síndrome de Down, Revista de Salud, 2006 - scielo.unal.edu.co
Gómez, B., Badillo, V., Martínez, E. M., Planells, P. Intervención odontológica actual en niños con autismo. La desensibilización sistemática, Cient. dent., Vol. 6, Núm. 3, Diciembre 2009. Págs. 207-215.
Horwitz, S; Kerker,B; Owens P; Zigler E. The Health Status and Dental Needs. Chapter 5 Dental health among individuals with mental retardation . pg 119-129, Marzo 2001.
Kuljis, R.O., Evaluación neurológica de los trastornos del aprendizaje, RET, Revista de Toxicomanías. Nº. 33- 2002
Limanowska-Shaw, H; Paszynska,E; eregowska-Nosowicz, P; Borysewicz-Lewicka, M; Gromadzinska-Zaplata, E; Opydo-Szymaczek,J. Dental treatment needs and oral Hygiene among children with mental retardation. 2003 Disponible en: Magaña, M., Ruiz-Lázaro, P., Trastornos específicos del aprendizaje
Moret, Y., ENFERMEDADES GENÉTICAS QUE AFECTAN LA CAVIDAD BUCAL. REVISIÓN DE LA LITERATURA, Acta odontol. venez v.42 n.1 Caracas ene. 2004
Rodríguez Vargas, Relación entre el nivel de conocimiento sobre higiene bucal de los padres y la higiene bucal del niño discapacitado en el Centro Ann Sullivan del Perú, mcybertesis.edu.pe, 32 (2002)
Salud Oral en las Américas. Oficina Panamericana de la Salud. 2000. Disponible en < www.buensalud.com/OPS
Shapira, J Stabholz A, Schurr D, Sela MN, Mann J., Caries level, streptococcus mutants counts, salivary pH and periodontal treatment needs of adult Down syndrome patients. Special Care Dentistry, (1991); 11:248-51. Disponible en World Health Organization. Gingivitis. 2003, Disponible en http://www.ongactitud.org/preguntas.html.
http://iadr.confex.com/iadr/2003Goteborg/techprogram/abstract_32397.htm



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924