Importancia de la educacion sanitaria en una unidad de corta estancia
Autor: E. Benítez Negro | Publicado:  25/01/2012 | Medicina Preventiva y Salud Publica , Gestion Sanitaria | |
Importancia de la educacion sanitaria en una unidad de corta estancia .1

Importancia de la educación sanitaria en una unidad de corta estancia.

Benítez Negro E. Enfermera del Hospital de Basurto.
Tíscar González V. Enfermera del Hospital de Basurto.
Fernández Román C. Enfermera del Hospital de Basurto.
Castillo Corrales P. Enfermera del Hospital de Basurto.
Fernández Fernández MA. Enfermera del Hospital de Basurto.
Díaz Zuluaga A. Enfermera del Hospital de Basurto.
San Juan Alcalde S. Enfermera del Hospital de Basurto.
Castaños Paisan C. Enfermera del Hospital de Basurto.

RESUMEN

Las unidades de corta estancia se crean para reducir el tiempo de hospitalización de los pacientes y mantener los niveles de calidad, contener el gasto hospitalario y reducir las listas de espera. La educación sanitaria se convierte así en un pilar importante para garantizar la buena evolución del paciente y la vuelta temprana a su domicilio.

Desde nuestro papel de sanitarios, debemos potenciar y favorecer la autonomía del paciente y facilitarle nociones básicas en el cuidado de su proceso y asegurarnos su comprensión para la puesta en práctica más tarde en su domicilio.

ABSTRACT

Short-stay units are created to reduce the period of the patient care, while maintaining quality levels, containing hospital expenditure and reducing waiting lists. The health education, becomes an important pillar to ensure good patient outcome and early return to his/her home.

In our role of healthcare personnel, we must strengthen the patient autonomy, providing the basic knowledge in caring for their process, ensuring its understanding, to put into practice later at home.

PALABRAS CLAVE: unidad de corta estancia; educación sanitaria; cuidados de enfermería.

INTRODUCCIÓN

En los últimos años, la cirugía mayor ambulatoria y de corta estancia se ha convertido en un método eficaz y seguro gracias a la adecuada selección de los enfermos, a la utilización de técnicas mínimamente invasivas y a una infraestructura adecuada.

Cuando los pacientes con unas determinadas características son ingresados en una unidad diferenciada con personal especializado en el cuidado de estos, la calidad en su atención mejora sensiblemente.

Para la recuperación del paciente en el menor período de tiempo, es indispensable un alto grado de información y formación en educación sanitaria.

La comunicación bidireccional, personal sanitario-paciente y/o familia consigue que la vuelta temprana a su ambiente social sea con las máximas garantías y con un final favorable de la convalecencia posquirúrgica.

FUNCIONAMIENTO DE LA UNIDAD DE CORTA ESTANCIA

En la acogida postoperatoria del paciente, en la que interactúan siempre enfermeras y auxiliares, se siguen las siguientes pautas generales:

 Nivel de consciencia/actividad motora según tipo de anestesia.
 Toma de constantes.
 Estado de vías periféricas y apósitos quirúrgicos.
 Comprobación del funcionamiento de drenajes y/o sondas.
 Recogida de datos sobre:

 Tratamiento habitual
 Alergias
 Dieta
 Enfermedades coadyuvantes

 Información a pacientes y/o familiar sobre la situación de los elementos de la habitación (luces, baño, utensilios de aseo, timbre, etc.).
 Información acerca de la tolerancia oral de acuerdo a la cirugía y la anestesia.
 Información sobre reposo en cama y posterior movilización.

Durante la estancia hospitalaria, el paciente y/o familiar recibe toda la información sobre los cuidados de su proceso, tanto durante su ingreso como al regreso a su domicilio. Se procura en todo momento que el paciente pueda intervenir activamente en sus cuidados.

Al alta, habitualmente entre 24-72 horas, el paciente recibe por nuestra parte, además del informe médico, la continuidad de cuidados con la que el paciente acudirá a su ambulatorio a retirar las suturas y los cuidados postoperatorios de su patología específica, tanto por escrito como verbalmente, y se le aclaran todas sus dudas.

OBJETIVO PRINCIPAL

 Evaluar si la educación sanitaria dispensada por el personal sanitario al usuario y/o familiar es efectiva y suficiente para garantizar la buena evolución del postoperatorio.

OBJETIVO SECUNDARIO

 Conocer el grado de satisfacción del paciente en cuanto al trato por parte del personal de Enfermería durante la estancia en nuestra unidad.
 Conocer las características sociodemográficas de nuestros pacientes según su tipo de intervención quirúrgica.

MATERIAL Y MÉTODOS

Realizamos un estudio transversal a través de una encuesta telefónica durante un período de tiempo predeterminado de tres meses (del 1 de abril hasta el 30 de junio de 2008). En ella incluimos a los pacientes de aquellos procesos quirúrgicos con mayor prevalencia en nuestra unidad (unidad de corta estancia), los cuales son los siguientes: hernia inguinal y ventral, colecistectomía laparoscópica y quistes de ovario por laparoscopía.

Consideraciones éticas: el paciente da libremente su consentimiento para participar en dicho estudio y puede retirarse de este en cualquier momento.

El cuestionario se realiza un día antes de la retirada de las suturas con la intención de comprobar si realmente con la información aportada por el personal de Enfermería ha sido suficiente para que el paciente realice con autonomía sus cuidados sin precisar la intervención de ningún otro profesional.

La encuesta consta de 16 preguntas: 14 dicotómicas y 2 abiertas (se adjunta como anexo 1). Las variables analizadas en ella son generales de trato, profesionalidad y educativas en cuanto a posturas antiálgicas, deambulación precoz e higiene de la herida, entre otras.

RESULTADOS

Se realizan 107 encuestas con una respuesta del 100% de los encuestados. La cirugía más prevalente fue la hernia inguinal con el 40% del total (43 pacientes), seguido de la colecistectomía laparoscópica con un 38% (41 pacientes), quiste de ovario por laparoscopía con un 19% y hernia ventral con un 4%.

En cuanto al sexo, el 53% (56 pacientes) del total fueron mujeres, el 61% (25 pacientes) de los intervenidos de colecistectomía laparoscópica, el 50% de las hernias ventrales y el 100% evidentemente de los quistes de ovario por laparoscopía. Cabe destacar, sin embargo, el predominio de hombres en las hernias inguinales con un 91% (97 pacientes).

En cuanto a la edad media, el 33% (35 pacientes) del total de encuestados tenía más de 71 años y el 31% (33 pacientes) entre 51 y 65 años. El 37% (39 pacientes) de las pacientes intervenidas de quistes de ovario tenía entre 36 y 50 años. El 65% (69 pacientes) de las colecistectomías laparoscópicas tenía entre 36 y 65 años. El 53% (56 pacientes) de las hernias inguinales y el 90% (96 pacientes) de las hernias ventrales eran mayores de 71 años. Cabe destacar la edad media relativamente alta de gran parte de nuestros pacientes.

El resultado de las preguntas dicotómicas relacionadas con educación sanitaria osciló entre un 87-100% para la opción favorable. Se enseña al paciente cómo debe movilizarse para disminuir el dolor, se insiste en la necesidad de la deambulación precoz para evitar el encamamiento y disminuir el riesgo de trombosis, se aconseja una alimentación progresiva rica en fibra para evitar el estreñimiento y, por último, se informa de la importancia de realizar la higiene diaria de la herida quirúrgica, momento en el que se pueden detectar, si existieran, signos tempranos de alarma: exudado de herida quirúrgica, enrojecimiento de esta, fiebre, dolor, etc., por lo que deberían acudir a su ambulatorio.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924