Tornillos quirurgicos. Conceptos basicos en manipulacion, diferenciacion y utilizacion para el personal de Enfermeria
Autor: Salvador Saura Lucas | Publicado:  13/02/2012 | Enfermeria , Traumatologia , Articulos , Imagenes de Enfermeria , Imagenes de Traumatologia , Imagenes | |
Tornillos quirurgicos. Conceptos manipulacion, diferenciacion y utilizacion personal Enfermeria .1

Tornillos quirúrgicos. Conceptos básicos en manipulación, diferenciación y utilización para el personal de Enfermería.

Salvador Saura Lucas. Enfermero Área Quirúrgica del Hospital Rafael Méndez. Lorca, Murcia.
Noelia Pérez Gázquez. Enfermera Área Quirúrgica del Hospital Rafael Méndez. Lorca, Murcia.
Mª Mar Ruíz Moreno. Enfermera Área Quirúrgica del Hospital Rafael Méndez. Lorca, Murcia.
José Manuel Robles Brabezo. Supervisor de Calidad e Investigación de Enfermería del Hospital Rafael Méndez. Lorca, Murcia.
Rosa Mª Soto Martínez. Enfermera Área Quirúrgica del Hospital Rafael Méndez. Lorca, Murcia.
Mª Rosario García Plazas. Enfermera Área Quirúrgica del Hospital Rafael Méndez. Lorca, Murcia.
Lucía Tovar Aullón. Enfermera Área Quirúrgica del Hospital Rafael Méndez. Lorca, Murcia.

RESUMEN

La utilización de tornillos en el quirófano de traumatología es una actividad muy habitual para el tratamiento de diversos tipos de fracturas. La correcta utilización y diferenciación de este material adquiere una vital importancia para el personal de Enfermería que lo manipula constantemente.

Una de las funciones que recae sobre el personal de Enfermería de quirófano es la de anotar todos los tornillos utilizados en cada intervención para facilitar su correspondiente reposición y su posterior colocación. Para eso tenemos que disponer de unos conocimientos mínimos en osteosíntesis y ser capaces de diferenciar el material que estamos utilizando, sus características físicas y su adecuada manipulación.

Las técnicas y la instrumentación del material en osteosíntesis van avanzando constantemente. Es fácil entender la dificultad inicial del personal de nueva incorporación a la hora de desenvolverse en este tipo de intervenciones. Por eso es necesario formarlos inicialmente y facilitarles la información básica necesaria para no incurrir en errores, y ofrecer así una atención de enfermería de calidad a los pacientes que tenemos a nuestro cargo.

ABSTRACT

The use of screws in the operating theatre of orthopaedics is a very usual activity for the treatment of several types of fractures. The correct use and differentiation of this material becomes of great importance for the personnel of infirmary that manipulates it constantly.

One of the functions under infirmary staff at the operating theatre consists of taking note of all the screws used in each intervention to facilitate its corresponding replacement and its placing back. For this we must have some minimum knowledge in osteosynthesis as well as be able to differentiate the material we are using, their physical characteristics and their suitable manipulation.

Techniques and instrumentation of osteosynthesis materials are constantly advancing. It is easy to understand the initial difficulty of new staff to deal with this type of intervention. That is why it is necessary to initially train them and provide the basic information needed to prevent them from making mistakes, and therefore offering a high quality nursing care to patients who we are looking after.


La utilización de tornillos, ya sea de forma individual o a través de una placa, es un procedimiento muy frecuente en el tratamiento de fracturas de todo tipo. Para entender las diferentes funciones por las que puede necesitarse un tornillo y ser capaces de fijarlo correctamente, debemos saber las características morfológicas mínimas que definen este material y su composición.

En cuanto a la composición de los materiales que normalmente encontramos en este tipo de tornillos, podemos destacar el acero y el titanio, aunque existen otros, como los utilizados en la fijación del ligamento cruzado anterior (LCA) con propiedades reabsorbibles.

Figura 1. Acero 

tornillos_quirurgicos_enfermeria/figura_uno_acero

Figura 2. Titanio 

tornillos_quirurgicos_enfermeria/figura_dos_titanio

El acero empleado en la fabricación de estas piezas es habitualmente el conocido como 316L, donde el “316” corresponde a una aleación de acero clasificada por la American Society for Testing and Materials (ASTM) y la “L” nos indica su baja concentración en carbono. Entre las ventajas que destacan en este tipo de material encontramos su bajo precio, su maleabilidad y su ductilidad, entre otras. El mayor inconveniente del acero quirúrgico puede que sea la susceptibilidad a la corrosión por tensión.

En cuanto al titanio, podemos decir que la aleación más utilizada en este tipo de implantes es la de Ti-6Al-4V, donde encontramos junto al titanio concentraciones de aluminio y vanadio. A diferencia del acero inoxidable, este material cuenta con una gran resistencia a la corrosión, una excepcional biocompatibilidad y una buena integración ósea. Entre sus inconvenientes, podemos destacar su elevado precio y su baja resistencia a la fricción.

El personal de Enfermería debe conocer en todo momento la naturaleza de los implantes que manipula. Su desconocimiento puede conducir a errores como la implantación de diferentes materiales en un mismo sistema de fijación, esto puede provocar reacciones iónicas entre los distintos materiales y provocar el rechazo del implante. También es importante porque existen algunos pacientes que presentan sensibilidad a alguno de los componentes de estos materiales.

En un tornillo quirúrgico podemos encontrar como elementos básicos cabeza, longitud, punta y rosca. Cada uno de estos elementos tiene, en mayor o menor grado, una implicación sobre su función.

Figura 3. Partes de un tornillo 

tornillos_quirurgicos_enfermeria/partes_del_tornillo

CABEZA

La cabeza del tornillo tiene dos funciones. La primera es la de poder conectarlo al destornillador para su fijación o para su extracción. La segunda es la de detener el movimiento hacia adelante, por lo que el diámetro de la cabeza debe ser mayor que el diámetro del tornillo.

Existen diferentes tipos de cabeza, la de tipo hexagonal (figura 4) es la más común, pero también podemos encontrarnos con modelos con una sola ranura, tipo cruceta (figura 5), Philips, roscadas (figura 6) o estrelladas de seis puntas (figura 7). 



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924