Ecografia de las afecciones inflamatorias agudas de las glandulas salivales mayores
Autor: Dr. Ronald Gavilán Yodú | Publicado:  9/03/2012 | Cirugia Maxilofacial , Articulos , Imagenes de Radiodiagnostico y Radioterapia , Imagenes de Cirugia Maxilofacial , Imagenes | |
Ecografia de las afecciones inflamatorias agudas de las glandulas salivales mayores .2

De nuestros pacientes, 22 (61.1%) tuvieron la sialoadenitis viral como diagnóstico clínico, seguida de la sialoadenitis obstructiva como segundo diagnóstico de mayor frecuencia, con 12 pacientes (33.3%).

La localización más frecuente, en sentido general, fue en la parótida (55.6%). La sialoadenitis viral afectó en el mayor por ciento de los casos esta misma glándula (81.1%) mientras que el 100% de los casos de sialoadenitis obstructiva se observó en la submaxilar.

Los estudios ecográficos practicados mostraron el predominio del aumento de tamaño de las glándulas afectadas (55.6%) particularmente en las sialoadenitis bacteriana (100%) y viral (54.5%). En ninguno de los casos se constató disminución del tamaño de las glándulas afectadas.

La disminución difusa de la ecogenicidad fue la alteración que se observó en el mayor número de pacientes (44.4%), tanto en las sialoadenitis virales (50.0%) como en las obstructivas (41.7%). En lo referente a las alteraciones focales de la ecogenicidad las lesiones hipoecogénicas se constataron en 7 pacientes (19.4%). Todos los pacientes estudiados (100%) mostraron glándulas de contornos definidos.

La totalidad de las sialolitiasis y las dilataciones del conducto excretor vistas durante la realización de las ecografías, correspondieron a pacientes con sialoadenitis obstructiva.

No se encontró la presencia de adenopatías cervicales ni afección de más de un par de glándulas. En 4 casos (11.1%) se afectaron de forma bilateral las glándulas salivales, correspondiéndose con casos de sialoadenitis viral.

De los 36 pacientes estudiados, solamente 7 (19.4%) mostraron una evolución clínica post-tratamiento valorada de mala. De ellos, 5 con el diagnóstico de sialoadenitis viral y 2 de sialoadenitis obstructiva litiásica, representando el 22.7 y 16.7% respectivamente del total de pacientes con estos diagnósticos.

La localización glandular de las afecciones que no evolucionaron de forma satisfactoria se repartió de forma homogénea (p>0.05) entre la parótida y la submaxilar, con 4 y 3 casos respectivamente, lo que significó el 20.0 y el 18.7% del total de estas localizaciones.

Los pacientes con alteraciones difusas (aumento o disminución) o focales de la ecogenicidad del tipo ecogénicas o ecolúcidas, así como sin alteraciones de la misma, evidenciaron una evolución clínica post-tratamiento buena en el 100% de los casos. Llama la atención el hecho que de los 7 pacientes diagnosticados con lesiones hipoecogénicas, 6 de ellos (85.7%) evolucionaron mal después del tratamiento.

No se presentaron diferencias en cuanto a la evolución de los pacientes con afección glandular bilateral (p>0.05) ya que el 50.0% evolucionó de forma favorable y el 50.0% restante mostró una mala evolución clínica post-tratamiento. Por otra parte el 84.4% de los pacientes con afección unilateral de las glándulas salivales evolucionó satisfactoriamente.

Cuadro I. Distribución según asociación de criterios ecográficos y evolución clínica post-tratamiento. 

inflamacion_glandulas_salivales/asociacion_eco_evolucion

** Con respecto al total de fila

El aumento de tamaño de la glándula afectada asociado a la aparición de lesiones hipoecogénicas estuvo presente en 6 pacientes, de los cuales el 100% presentó una mala evolución clínica después de aplicado el tratamiento (Figura 3). En contraposición con lo anterior, los 10 pacientes (100%) con aumento de tamaño de la glándula asociado a una disminución difusa de la ecogenicidad de la misma (Figura 4), mostraron una evolución clínica favorable después del tratamiento. Cuadro I) 

inflamacion_glandulas_salivales/eco_lesiones_hipoecogenicas

Figura 3. Patrón ecográfico de aumento de tamaño de la glándula asociado a lesiones hipoecogénicas 

inflamacion_glandulas_salivales/eco_dism_difusa_ecogenicidad

Figura 4. Patrón ecográfico de aumento de tamaño de la glándula asociado disminución difusa de su ecogenicidad

Discusión

La mayor morbilidad por afecciones de las glándulas salivales está representada por las afecciones inflamatorias agudas, tanto virales como bacterianas, así como las sialolitiasis (9-10).

Al igual que en nuestra serie otros autores que observaron un predominio de las afecciones inflamatorias agudas de las glándulas salivales mayores en todos los grupos de edades por encima de los 40 años, con predilección por el sexo femenino. Sólo algunos autores como Santamaría (11) informan mayor número de entidades benignas en el sexo masculino, aunque se ha comprobado que es el tumor de Warthin el que se presenta preferentemente en los hombres, y el resto de las afecciones se presentan con mayor frecuencia en las mujeres (12-15).

Las infecciones virales de las glándulas salivales son las más frecuentes; siendo el virus de las paperas y el citomegalovirus, los causantes del mayor numero de estas (10,16-19). Las parótidas son la glándulas más afectadas, excepto en las sialoadenitis obstructivas litiásica en las que predomina la localización submaxilar. Esta situación se justifica por la posición anti gravitatoria del conducto excretor submaxilar y la composición química de su saliva, abundante en sales de calcio y otros minerales (1,14-15).

El predominio del aumento de tamaño de las glándulas manteniendo la regularidad de sus contornos y la disminución de su ecogenicidad, se debe a que se estudiaron afecciones agudas que generalmente se acompañan de fenómenos tisulares y vasculares que provocan la aparición de edema en las estructuras glandulares, lo que ecográficamente se traduce en una disminución difusa de la ecogenicidad con aumento de tamaño de la misma; siendo más frecuente la disminución del tamaño en los procesos crónicos asociados a fenómenos atróficos y degenerativos. Iguales resultados fueron encontrados por otros autores en sus investigaciones (14-19).

La presencia de adenopatías se observa con mayor frecuencia en las patologías tumorales malignas de las glándulas salivales, en las que existe afección metastásica de los ganglios linfáticos cervicales (19).

En el mayor porcentaje de los casos solo se afecta un par de glándulas, no obstante las sialolitiasis se forman generalmente en más de una glándula salival, al ser una enfermedad multifactorial relacionada por algunos autores con factores de índole metabólica, aunque es raro que un episodio agudo de sialoadenitis obstructiva litiásica involucre más de una glándula.

Las afecciones inflamatorias agudas de las glándulas salivales están generalmente asociadas a una evolución favorable o buena, ya que pertenecen al grupo de las llamadas enfermedades benignas (9-10).



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924