El trasplante de membrana amniotica en un paciente gran quemado
Autor: Dra. Oana Roxana Apostu | Publicado:  10/07/2012 | Oftalmologia , Articulos , Imagenes de Oftalmologia , Imagenes , Casos Clinicos de Oftalmologia , Casos Clinicos | |
El trasplante de membrana amniotica en un paciente gran quemado .1

El trasplante de membrana amniótica en un paciente gran quemado

Oana Roxana Apostu. MD. Departamento de Oftalmología. Hospital Universitario Ludwig Maximilians
Mercedes Yolanda González Ruiz. MD. Departamento de Oftalmología. Hospital Universitario de Getafe (Madrid)
María Rosario Díez Villalba. MD. Departamento de Oftalmología. Hospital Universitario de Getafe (Madrid)

Trabajo presentado en el 24º Congreso de la Sociedad Española de Cirugía Ocular Implanto-Refractiva.

PALABRAS CLAVE: trasplante de membrana amniótica, gran quemado, quemaduras oculares, reconstrucción de la superficie ocular

KEY WORDS: amniotic membrane transplantation, severe burn injuries, ocular burn injuries, ocular surface reconstruction

RESUMEN

Los traumatismos por quemadura representan la agresión biológica más grave que puede sufrir el organismo y es necesario involucrar de una manera rápida al oftalmólogo en el manejo de estos pacientes. Presentamos el caso de un varón de 34 años de raza negra que ingresa en la Unidad de Grandes Quemados tras sufrir quemaduras por llama en el 18% de la superficie corporal total. El trasplante de membrana amniótica fue exitoso para la regeneración de la superficie ocular y se evitaron las consecuencias catastróficas de un daño visual bilateral severo.

ABSTRACT

The burn injury is the most serious biological injury that the human body may suffer and is necessary that an ophthalmologist became quickly involved in the patient's management. We report the clinical case of a 34 year-old black male referred to the Severe Burn Unit after suffering flame burns to 16 % of his total body surface area. The amniotic membrane transplantation was successful in the regeneration of the ocular surface and prevented the catastrophic consequences of a severe bilateral visual impairment.

INTRODUCCIÓN

Los traumatismos por quemadura representan la agresión biológica más grave que puede sufrir el organismo. Las quemaduras que afectan la superficie ocular son verdaderas emergencias oftalmológicas y pueden llegar a provocar daño permanente, severo y bilateral. Debido a la poca protección ocular en diferentes medios (p.ej: medio laboral), las quemaduras oculares se convierten en un problema por las secuelas graves que pueden presentar: adelgazamiento y opacificación corneal producidas por la necrosis isquémica que afecta las capas profundas del estoma o pannus en el caso de lesiones cerca del limbo.

El pronóstico visual del paciente está determinado por la prontitud y la forma de tratarlas. El control temprano del proceso inflamatorio augura un mejor pronóstico y por este motivo, es necesario involucrar de una manera rápida al oftalmólogo en el manejo de estos pacientes.

La membrana amniótica es la capa más interna de las membranas de la placenta (cara fetal), estando en contacto directo con el líquido amniótico y adherida a la lámina coriónica. Posee propiedades antimicrobianas, promotoras de la epitelización y también propiedades inhibitorias de la inflamación y de la angiogénesis. Evita la formación de opacidades en la córnea y se utiliza en oftalmología como cubierta biológica o como injerto para el tratamiento de diversas afecciones.

CASO CLÍNICO

Presentamos el caso de un varón de 34 años de raza negra que ingresa en la Unidad de Grandes Quemados de nuestro hospital tras sufrir quemaduras por llama en el 16 % de la superficie corporal total y con quemaduras faciales.

A la exploración oftalmológica mostró: buena oclusión palpebral, fenómeno de Bell ausente, hiperemia moderada sin quemosis ni secreciones, pérdida total del epitelio corneal, isquemia de casi la mitad del limbo y opacidad estromal en ambos ojos. La piel de los párpados se mantuvo integra, solo presentaba edema moderado e hiperemia (figura 1).

Se instauró tratamiento con pomada lubricante cada 4 horas, Aureomicina colirio cada 8 horas, Doxiciclina 100 mg cada 12 horas por el efecto anticolagenolítico y antiinflamatorio y Ácido Ascórbico 500 mg cada 12 horas para favorecer la síntesis de colágeno.

Después de 5 días se realizó en ambos ojos trasplante de membrana amniótica, manteniendo el mismo tratamiento tópico. Las membranas amnióticas fueron colocadas sobre la córnea con su epitelio hacia abajo y suturadas a la conjuntiva perilímbica con Vicryl 10/0 (figuras 2 y 3).

16 días tras el trasplante las membranas amnióticas estaban preservadas todavía y se retiraron (figura 4).
La exploración oftalmológica al alta fue la siguiente:

• Agudeza visual sin corrección: 0.6 en el ojo derecho y 0.7 en el ojo izquierdo
• Párpados: sin madarosis, bordes íntegros
• Conjuntiva: hiperemia moderada, sin isquemia límbica
• Cornea: fluo negativa, buena epitelización, discreta nubécula en el ojo izquierdo (figuras 5 y 6) 

trasplante_membrana_amniotica/quemadura_ojo_oftalmologia

trasplante_membrana_amniotica/quemaduras_ojo_oftalmologia



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924