Ingesta de refrescos -de cola- y riesgo de osteoporosis
Autor: Dr. Guillermo Murillo-Godínez | Publicado:  12/07/2012 | Endocrinologia y Nutricion , Articulos , Divulgacion Medica | |
Ingesta de refrescos -de cola- y riesgo de osteoporosis


Ingesta de refrescos -de cola- y riesgo de osteoporosis

Guillermo Murillo-Godínez. Medicina Interna

Introducción

En 1994, Méjico ocupaba el segundo lugar mundial (superado por los EUA) en consumo de refrescos embotellados, con un promedio de 142 litros/persona/año. Se estima que de los 14,000 millones de litros de refresco que se consumieron en Méjico en 1993, 55% correspondieron a Coca-Cola ® y 30% a Pepsi-Cola ® (1). Las cifras promedio de consumo de envases de refresco de 355 ml., por persona, por año, fueron de: 306 en 1993, 333 en 1994, y 322 en 1995; en 1996, la firma Coca-Cola ® tuvo una participación de 60% en las ventas globales de refrescos y de 77% en los de cola, contra un 23% de Pepsi-Cola ®; en el grupo de refrescos dietéticos, Diet Coke ® participó con 77%, y Pepsi light-Pepsi Max ®, con 15% de las ventas (2). Uno de los tantos efectos perniciosos de la ingesta de éstas bebidas, es la osteoporosis.

Fisiopatología

Un ingrediente importante en la elaboración de estas marcas de refresco es el ácido fosfórico. La ingestión excesiva de fosfato puede causar hiperparatiroidismo secundario, con resorción ósea (1,3). Otro mecanismo propuesto es que la ingesta de la cafeína contenida en éstas bebidas (de cola), disminuye la densidad ósea (4,5), lo cual sucede, sobretodo, en las mujeres que tienen una pobre ingesta diaria de calcio (5), en las delgadas (6), y en las ancianas (7).

Hallazgos clínicos

En varios estudios (excepto en uno –(11)-), se ha podido corroborar la asociación entre la ingesta de refrescos de cola y el desarrollo de osteoporosis (8,9,10). Cabe señalar que en el estudio que hace la excepción, éste fue realizado en mujeres bien nutridas y con baja exposición a los refrescos de cola (sólo 60 de las 1,000 mujeres incluidas en el estudio, bebían con regularidad éstos productos) (12). Incluso, los hallazgos se han encontrado aún en estudios a corto plazo (13).

Hallazgos experimentales

Los datos clínicos señalados, también han sido corroborados en animales de experimentación (14,15).

Conclusiones
Como dice un autor (12): Llama la atención que, por lo menos hasta 1998, ningún investigador fuera del grupo de trabajo que realizó la observación pionera (1), había confirmado o refutado el hallazgo del efecto hipocalcémico de los refrescos de cola, a pesar del enorme consumo de éstos productos en los EUA y en México. Concordante con lo señalado, desde entonces a la fecha, buscando en la base de datos PubMed la frase hypocalcemia and soft drinks, sólo se encuentra un solo artículo, el cual fue también realizado por los investigadores del IMSS, de Durango, Méjico (16).

Referencias bibliográficas

1. Mazariegos-Ramos E, Rodríguez-Morán M, Guerrero-Romero JF, Paniagua R, Amato D. Alteraciones en el metabolismo del calcio y fosfato secundarias a la ingestión de refrescos fosforados. Bol Med Hosp Infant Mex 1995 ene.; 52(1):6-10
2. Amato D, Maravilla A, García-Contreras F, Paniagua R. Los refrescos y la salud. Rev Invest Clin (Mex) 1997 sept.-oct.;49(5):387-395
3. Massey LK, Strang MM. Soft drink consumption, phosphorus intake, and osteoporosis. J Am Diet Assoc 1982;80:581-583
4. Rapuri PB, Gallagher JC, Kinyamu HK, Ryschon KL. Caffeine intake increases the rate of bone loss in elderly women and interacts with vitamin D receptor genotypes. Am J Clin Nutr 2001;74(5):694
5. Harris SS, Dawson-Hughes B. Caffeine and bone loss in healthy postmenopausal women. Am J Clin Nutr 1994;60(4):573
6. Korpelainen R, Korpelainen J, Heikkinen J, Väänänen K, Keinänen-Kiukaanniemi S. Lifestyle factors are associated with osteoporosis in lean women but not in normal and overweight women: a population-based cohort study of 1222 women. Osteoporos Int 2003;14(1):34
7. Tucker KL, Morita K, Qiao N, Hannan MT, Cupples LA, Kiel DP. Los refrescos de cola, pero no otras bebidas carbonatadas, se relacionan con baja densidad mineral ósea en mujeres ancianas: estudio de osteoporosis Framingham. Revista del climaterio 2007;10(56):50-59 (traducido de: Am J Clin Nutr 2006;84:936-942)
8. Wyshak G, Frisch RE, Albright TE, Albright NL, Schiff I, Wistchi J. Nonalcoholic carbonated beverage consumption and bone fractures among women former college athletes. J Orthop Res 1989;7:91-99
9. Wyshak G, Frisch RE. Carbonated beverages dietary calcium/phosphorus ratio, and bone fractures in girls and boys. J Adolesc Health 1994;15:210-215
10. Petridou E, Karpathios T, Desaypris N, Simou E, Trichopoulus D. The role of dairy products and non alcoholic beverages in bone fractures among school age children. Scand J Soc Med 1997;25:119-125
11. Kim SH, Morton DJ, Barrett-Connor EL. Carbonated beverage consumption and bone mineral density among older women: the Rancho Bernardo study. Am J Public Health 1997;87:276-279
12. Amato D. Hipocalcemia por consume de refrescos de cola. Bol Med Hosp Infant Mex 1998 nov.;55(11):696-698
13. Kristensen M, Jensen M, Kudsk J, Henriksen M, Mølgaard C. Short-term effects on bone turnover of replacing milk with cola beverages: a 10-day interventional study in young men. Osteoporos Int 2005 dec.;16(12):1803-1808. Epub 2005 May 11.
14. Martínez AD, Maravilla A, Montoya C, Gajá O, Revilla C, Guerra R. y col. Acute effects of soft drink intake on calcium and phosphate metabolism in immature and adult rats. Rev Invest Clin (Mex) 1998;50(3):185-189
15. García-Contreras F, Amato D, Martínez I, Paniagua R. Consumo de refrescos de cola y osteoporosis en ratas ooforectomizadas. Rev Fac Med UNAM 1997;40 Supl 1:32
16. Fernando GR, Martha RM, Evangelina R. Consumption of soft drinks with phosphoric acid as a risk factor for the development of hypocalcemia in postmenopausal women. J Clin Epidemiol. 1999 oct.;52(10):1007-1010



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924