El desarrollo psicomotriz en el primer año de vida.
Autor: Pablo Alberto Carrara | Publicado:  24/04/2006 | Pediatria y Neonatologia , Neurologia | |
El recien nacido.

Gesell y McGraw consideran a un bebé recién nacido hasta las cuatro o seis primeras semanas. El término designa de esta forma a un ser esencialmente gobernado por reflejos innatos cuya sensibilidad es ante todo interno y propioceptiva, y cuyo tono está constituido por una mezcla de hipo o hipertonía. El recién nacido es un ser subcortical.

Cráneo

El perímetro cefálico suele ser de 36 cm. Se apreciará el estado de las fontanelas y de las suturas. Esta simple inspección del cráneo permite efectuar cierto número de diagnósticos (hidrocefalia, microcefalia, anencefalia, acrocefalia, mongolismo).

Motilidad espontánea

Se distingue una actividad de masa y una actividad segmentaria. La primera engloba toda la musculatura y se caracteriza por la irradiación difusa del movimiento. Es anárquica, explosiva e inadaptada. Es difícil sistematizarla pues parece responder a estímulos interoceptores (Ej. distensión intestinal) y va siempre acompañada del grito. La actividad segmentaria es bilateral y asimétrica. Entre los movimientos observados con mayor frecuencia encontramos la extensión y flexión de los miembros, el cruce y descruce de los pies.

Posturas

Las posturas de recién nacido están regidas por dos características: la asimetría y a tendencia a la flexión. En decúbito supino, la cabeza está vuelta de lado y los miembros asimétricos. Gesell afirma que la rotación de la cabeza lleva consigo la extensión de los miembros nucales. La actitud en flexión es neta, los miembros inferiores están en rotación externa moderada. Un recién nacido que se halle en extensión de manera contínua es un hipotónico patológico. La misma observación se aplica a las manos si están permanentemente abiertas.

El recién nacido, colocado en decúbito ventral, adopta una actitud característica. La cabeza está vuelta de lado, la mejilla aplastada, permitiendo sí la respiración. El resto del cuerpo encogido, doblados los codos, los brazos pegados al cuerpo y los muslos doblados sobre la pelvis.

La posición sentada deja caer la cabeza hacia delante, su tronco tiende a la incurvación, es una cifosis global que va de la región cervical a la sacrolumbar.

Suspendido por los pies, cabeza abajo, sólo extiende la espalda, los miembros quedan doblados y la actitud general es la de una flexión anterior.

Reflejos arcaicos

El reflejo de Moro está completo. El reflejo de caminar es más difícil de destacar. Este andar es notablemente monótono, que no va acompañado de movimientos coordinados de los otros segmentos del cuerpo, ya que los miembros superiores permanecen pegados al cuerpo. Es un andar sin equilibrio propio y sin facultad de detención.

El pie se posa por el talón, un recién nacido que hace puntas es anormal. Algunos niños hipotónicos se caen cuando se les quiere poner en posición de enderezamiento.

El grasping reflex es normalmente muy vigoroso en el recién nacido. Es rigurosamente simétrico, aunque puede desaparecer durante el sueño profundo.

Con respecto al reflejo de succión, conviene señalar una curiosa aptitud de orientación, llamada reflejo de los puntos cardinales.

Tono muscular

La fórmula tónica del recién nacido está señalada por un predominio de los músculos flexores. Es lo que se llama el tono fetal, apropiado a las condiciones de vida intrauterina. Es este un tono subcortical, es decir que la hipotonía de ciertos músculos corresponde a la hipertonía de sus antagonistas.

Tono de la cabeza

Esta se balancea y sigue las inclinaciones del cuerpo con mayor amplitud en el sentido anteroposterior que lateralmente. Al tomar al niño por las manos y llevarlo de la posición de decúbito dorsal a la posición sentada, la cabeza se va completamente hacia atrás. No dejará de explorarse la amplitud de la rotación pasiva de la cabeza la cual ha de ser rigurosamente igual de un lado a otro.

Tono de los miembros superiores

Señalamos la resistencia ofrecida a las tentativas de extensión del antebrazo sobre el brazo y la movilización del tronco cuando se practica la maniobra de la bufanda.

Tono de los miembros inferiores

El ángulo poplíteo es inferior a los 90°. El ángulo de los aductores se halla comprendido entre los 30° y 50°.

Mímica facial

En el recién nacido no existe una mímica facial voluntaria, si bien hay una motilidad. El niño puede dar la impresión de sonreir. Toda la motilidad facial está inadaptada, participa en la actividad en masa. Sólo existe un grupo muscular que escapa de esta regla de anarquía, y es el piso de la boca.

Aparato de la visión

En el nacimiento se hallan presentes el reflejos fotomotor, el ciliar y el córneo. Los ojos del recién nacido tienen un color grisáceo, ya estén inmóviles o animados de pequeños movimientos, que se han asimilado, equivocadamente, al nistagmo: el globo ocular se dirige irregularmente hacia una fuente luminosa viva, luego regresa con otra sacudida a su posición primera. Señalaremos el fenómeno de movimiento de muñeca japonesa.

Audición

Parece como si durante los primeros días no existiese transmisión aérea y es verosímil que las reacciones observadas, reflejo de Moro o reflejo cócleopalpebral, sean la respuesta de una sensación vibratoria transmitida por vía ósea o quizás por desplazamiento de aire.

Reflejos.

Primer mes

Reflejo de enderezamiento cervical

Al volver la cabeza a un lado, su cuerpo comienza a rodar en la misma dirección.

Reflejo de puntos cardinales

Cuando se estimula una mejilla, gira la cabeza hacia el lado estimulado.

Reflejo de Moro

Reacción corporal masiva que sigue a un sobresalto brusco con extensión de cabeza y abducción y elevación de los miembros, seguido del retorno a la posición normal.

Reflejo de succión

El niño succiona ante el roce de los labios por el dedo del examinador. El acto de alimentarse requiere de la acción combinada de la respiración, succión y deglución. La acción sincrónica de estas funciones es adecuada para la alimentación oral a las 28 semanas y el hociqueo vigoroso a esta edad es un rasgo auxiliar de importancia.

Reflejo tónico cervical asimétrico

Producido por los cambios de postura de la cabeza en relación con el tronco. La cabeza vuelta hacia un lado (derecho), brazo extendido y el izquierdo flexionado.

Incurvación del tronco

Con el niño en decúbito prono, se raspa la piel del flanco y se observa la incurvación del tronco hacia el lado estimulado. Este reflejo desaparece normalmente al segundo mes.

Reflejos cutáneos abdominales

En el recién nacido, son difusos. Estimulando en forma horizontal y rápida con el dedo o un objeto de punta roma en cualquier parte del abdomen provoca una respuesta masiva. Con la maduración se va focalizando y se limita al cuadrante estimulado alrededor de los seis meses de vida.

Reflejo de búsqueda

Se desencadena ante un estímulo táctil perioral y la respuesta es la lateralización de los labios y estiramiento hacia el estímulo. Desaparece al segundo mes de vida.

Reflejo de ojos de muñeca japonesa

Las pupilas se encuentran en el centro de los ojos y no acompañan el movimiento de la cabeza. Desaparece a los 10 días y es reemplazado por el de fijación ocular.

Reflejo de mano - boca

Al hacer presión en las palmas de las manos gira la cabeza hacia la línea media abriendo la boca.

Reflejo de prensión plantar y palmar

Al estimular tiende a cerrar el puño o a arquear el pie sobre la zona estimulada.

Reflejo de enderezamiento laberíntico

Sirve para mantener la cabeza en posición normal con el espacio y le permite levantar la cabeza. En decúbito ventral levanta la cabeza pocos segundos.

Segundo mes

Todos continúan todos los reflejos del mes anterior a excepción del reflejo de ojos de muñeca japonesa.

Tercer mes

Reflejo tónico cervical simétrico

Se produce al llevar el niño sus manos a la línea media del cuerpo.

Desaparecen los siguientes reflejos

puntos cardinales, prensión plantar y palmar y el de tónica cervical asimétrico.

Cuarto mes

Desaparecen los reflejos de succión y deglución. El reflejo de Moro se va debilitando.

Quinto mes

Se mantienen los mismos reflejos que nombramos

Sexto mes

Extensión de brazos

Para protegerse de las caídas. Al tomar tomar al niño por sus axilas, impulsarlo hacia delante debiendo él extender sus brazos.

Reflejo de Landau

Suspendido el niño del vientre, flexiona los miembros y la cabeza. Colocado dorsalmente hay extensión de cabeza y miembros.

Séptimo mes

Reflejo de enderezamiento corporal

Permite la rotación del cuerpo entre hombros y pelvis. Sosteniéndolo por el abdomen hay extensión de todo el cuerpo.

Noveno mes

Reflejo de enderezamiento corporal
Permite el pasaje de decúbito a de pie.
Reflejo rotativo de columna
Disociación de cintura escapular y pelviana. Gira en posición sentado.



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado