Transporte y movilizacion del paciente en quirofano
Autor: Ruth Toledano Blanco | Publicado:  2/01/2008 | Enfermeria , Neurocirugia | |
Transporte y movilizacion del paciente en quirofano


Transporte y movilización del paciente en quirófano.

 

Ruth Toledano Blanco. DUE quirófano de Neurocirugía.

 

 

Resumen

 

Como enfermeras del quirófano de neurocirugía nos surge la necesidad de conocer los cuidados de enfermería en las distintas posiciones habituales en dicho quirófano sobre todo para la prevención de lesiones por mal posicionamiento. Para ellos vamos a hacer un repaso anatómico y consideración fisiológica de cada posición así como las diversas lesiones que pueden ocasionarse  por un mal posicionamiento.

 

Palabras clave

 

Neurocirugía, posicionamiento, lesiones, cuidados de enfermería, prevención.

 

 

Summary

 

As nurses of the neurosurgery operating room arise the necessity to us to mainly know the cares infirmary in the different habitual positions in this operating room for the prevention from injuries by bad positioning. For them we are going to make a review and physiological consideration anatomical of each position as well as the diverse ones injuries that can be caused by badly a positioning.

 

Key words

 

Neurosurgery, positioning, injuries, taken care of of infirmary, prevention.

 

 

 

Introducción

 

Antes de movilizar un paciente, debemos disponer de suficiente personal capacitado para colocar el paciente, para disminuir riesgos tanto para él como para los responsables de moverlo. Normalmente el paciente es anestesiado y luego se coloca en la posición deseada, de manera pausada, metódica y coordinada; protegiendo vías respiratorias, catéteres y sondas.

Criterios a la hora de posicionar al paciente para evitar:

 

.- Problemas respiratorios

 

Para ello cuello, tórax y abdomen estarán libres de compresiones, teniendo en cuenta que los mecanismos de compensación con la anestesia general se ven disminuidos

(Pérdida de reflejos somáticos, prioceptivos), que junto con las alteraciones de las presiones pulmonares por compresiones, puede complicar el mantenimiento del equilibrio ventilatorio del paciente.

 

.- Problemas circulatorios

 

El cambio de la distribución del volumen sanguíneo por el efecto de la gravedad sobre el mismo, junto con compresiones ocasionado por el mal posicionamiento puede dar lugar a embolias, trombosis, descompensación cardiaca, hipotensión arterial, todo esto agravado por la disminución de los mecanismos compensatorios del sistema nervioso central que trae consigo la anestesia general.

 

.- Lesiones nerviosas

 

La presión sobre nervios periféricos o la posición forzada de las extremidades pueden dar lugar a pérdidas sensitivas y motora graves. El paciente anestesiado no percibe la compresión nerviosa, hormigueo, entumecimiento…; no habrá aviso de posibles lesiones. En un paciente despierto en posición supina suele resultar muy dolorosa la abducción del brazo de más de 90º (no lo toleraría). Prestando especial atención a las zonas de mayor riesgo: ramas del plexo braquial, cubital y radial; colocando los brazos y piernas correctamente en sus soportes previamente almohadillados. Dichos soporte quedarán bien sujetos a la mesa quirúrgica, evitando lesiones por caída.

 

.- Lesiones de la piel

 

Posturas mantenidas pueden lesionar la piel, para ello:

 

  • Almohadillaremos las zonas de la piel en contacto con la mesa quirúrgica, cambiando los puntos de apoyo cada dos o tres horas.
  • Evitaremos arrugas en las sabanas en las cuales descansa la piel.
  • Evitaremos zonas húmedas a consecuencia de lavado previo.
  • Eliminar cualquier presión mecánica: no nos apoyaremos sobre la piel del paciente ni colocaremos material, mesas auxiliares sobre él.

 

A continuación vamos a estudiar las distintas posiciones quirúrgicas más habituales en neurocirugía, los posibles efectos fisiológicos y los cuidados para evitar lesiones relacionadas con la posición.

 

Decúbito supino

Paciente acostado sobre su espalda, los brazos a lo largo del cuerpo, cabeza alineada mediante soporte enclavada en cráneo con pins. Se utiliza para el abordaje de la columna cervical anterior.

 

Consideraciones fisiológicas:

 

.- A nivel circulatorio

 

Efectos poco importantes, hay un aumento del retorno venoso al disminuir el volumen de sangre en las extremidades inferiores, aumento del trabajo cardiaco, aumento de la frecuencia cardiaca, aumento de la tensión arterial. En poco tiempo los barroreceptores captan estos cambios poniendo en marcha mecanismos compensadores a nivel central dando lugar a una vasodilatación y tanto la frecuencia cardiaca como la tensión arterial se normalizan.

 

Sólo destacar que en pacientes obesos, pacientes con ascitis o embarazadas si habría un aumento de la compresión de la vena cava inferior por el propio abdomen, con el consecuente aumento del gasto cardiaco (esto lo evitaremos lateralizando hacia la izquierda unos 10º).

 

.- A nivel ventilatorio

 

Elevación del diafragma hacía el cráneo, dando lugar a alteraciones de las presiones pulmonares, pudiendo da lugar a atelestasias: cierre  de las pequeñas vías respiratorias.

 

.- Lesiones nerviosas

 

Las lesiones nerviosas tienen una incidencia del 25% sobre todo de las extremidades superiores, siendo por el orden de frecuencia: el nervio cubital (58%), seguido del plexo braquial y el nervio radial. El paciente anestesiado puede adoptar posturas que en estado de vigilia no la toleraría.

 



Revista Electrónica de PortalesMedicos.com. ISSN 1886-8924

Revista Electrónica de PortalesMedicos.com – ISSN 1886-8924 – 

Revista de periodicidad quincenal dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana interesados en mantener sus conocimientos científicos al día y cultivar una formación continuada en las diversas especialidades en que se divide el Conocimiento Médico actual.

Leer el último número publicado