Comportamiento del Consumo de Drogas Legales entre los Profesionales de la Salud
Autor: Dra. Tania María González Vázquez | Publicado:  13/06/2008 | Medicina Laboral , Medicina Preventiva y Salud Publica , Gestion Sanitaria , Medicina Forense y Legal | |
Comportamiento del Consumo de Drogas Legales entre los Profesionales de la Salud.1

Comportamiento del Consumo de Drogas Legales entre los Profesionales de la Salud del Policlínico “Mártires de Corynthia”.

 

Dra. Tania María González Vázquez, Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral Policlínico “Mártires de Corynthia” Ciudad de la Habana Cuba. Profesora Auxiliar de la Escuela Latinoamérica de Medicina.

 

Dra. Jilian Acebal Matarama, Especialista de Primer Grado en Medicina General Integral, Metodóloga de la Vice dirección docente Policlínico “Mártires de Corynthia” Ciudad de la Habana, Cuba. Profesora Asistente de la Escuela Latinoamérica de Medicina.

 

José Arnaldo Barnés Domínguez, Especialista de Primer Grado en Medicina Interna Instituto Nacional de Angiología, Ciudad de la Habana Cuba. Profesor Auxiliar de la Escuela Latinoamérica de Medicina.

 

Resumen

 

En todas las sociedades han existido y existen drogas, se han usado de distintas maneras y fines (terapéuticos, desinhibidores sociales, estimulantes del rendimiento intelectual y físico, tranquilizantes, etc.). Además existen drogas asociadas a la cultura de determinados pueblos (el alcohol en la cultura mediterránea, el hachís en el norte de África, la coca en países andinos, etc.). Por eso es importante para comprender mejor todo lo relacionado con las drogas, conocer el contexto y el medio social en que se da el consumo de las mismas; dado el incremento de este mal en el mundo contemporáneo y constituir un problema de salud donde se involucra el individuo, la familia y la sociedad, en diferentes países del mundo se han creado programas y tomado medidas en los servicios de salud y organizaciones sociales para luchar con este flagelo social, “las drogas”.

 

Se realizó un estudio descriptivo de corte transversal, de tipo cuantitativo entre los profesionales del Policlínico Docente: “Mártires de Corynthia”. Aplicándose una encuesta anónima a 151 profesionales del Policlínico. La misma fue confeccionada por los Autores según los Objetivos a tener en cuenta en el trabajo y se contó con el consentimiento informado de los encuestados, a los que se les aplicó el objetivo del trabajo y se les aseguró el carácter confidencial de los datos por ellos aportados. Las drogas de mayor consumo resultaron el café y el tabaco; el 67% inició en el consumo de alguna de estas drogas en las edades comprendidas entre los 11 y los 20 años. Las mujeres primaron en el consumo, aunque se debe tener en cuenta que también fueron la mayoría de la muestra. Las edades de mayor consumo se mantuvieron entre los 41 y 50 años. La frecuencia del consumo es alta ya que la mayoría de la muestra consume alguna droga con frecuencia diaria. El 100% de la muestra considera que su ingestión es perjudicial y a pesar de ello continúan con su hábito.

 

Palabras clave: Drogas legales, las más consumidas y grupo etáreo más afectado.

 

El consumo de sustancias que afectan la conciencia y el comportamiento se remonta a los albores de la Humanidad cuando el hombre primitivo en su etapa de recolector comenzó a interesarse por el efecto de las plantas y logró mediante ensayo y error acumular rudimentarios conocimientos que pronto se hicieron exclusivos de una “élite” de chamanes, brujos, hechiceros y sacerdotes, cuyos “poderes” en gran parte se buscaban en la supuesta comunicación con fuerzas sobrenaturales durante sus viajes alucinóticos, experiencias generalmente transmitidas a sus descendientes en forma directa desde muchos miles de años antes que apareciera la escritura.

 

“Las primeras referencias escritas sobre la utilización del opio como medicamento aparecen en unas tablillas de arcilla sumerias cuya antigüedad es de 5000 años y unos mil años después se registraron el vino, la cerveza, la mandrágora y los derivados de la cannabis sativa (marihuana). Ya desde esta época se reportan hojas de coca en enterramientos peruanos como testigo de la ancestral costumbre.” (1)

 

La cocaína, alcaloide obtenido a partir de las hojas de Erithroxilium Coca, arbusto de América, en la conquista española se generalizó su uso y en el Siglo XIX ya se utilizaba en Europa. En 1860 se aisló su principio activo, la cocaína, empleándose como anestésico local y vasoconstrictor en cirugía de otorrinolaringología (ORL). Además formó parte de vinos y licores y de la fórmula genuina de la Coca Cola hasta 1903 en que fue sustituida por cafeína. (2)

 

Las anfetaminas se sintetizaron por primera vez en 1887; en principio se utilizaba para el asma y la congestión nasal, luego se emplearon en la Guerra Civil española y masivamente por los ejércitos contendientes en la II Guerra Mundial. Posteriormente en 1950 se comienza a utilizar para combatir el sueño y en 1960 como estimulante en la población estudiantil. En la actualidad su utilización terapéutica está reservada para casos muy bien delimitados (narcolepsia, hiperactividad infantil, déficit crónico de la atención).

 

El tabaco (hierba nicotiana) la droga más extendida y venerada de América y de casi todo el planeta, fue el oro encontrado por los conquistadores en Cuba cuando a principios del Siglo XVI el Rey Fernando V insistió en su búsqueda en este territorio.

 

Del Mississippi hasta la Patagonia el tabaco intervino en las ceremonias religiosas, ritos y uso cotidiano de las comunidades aborígenes (bebido, comido, inhalado o fumado), como estimulante para espantar insectos y en sahumerios mágicos. (3)

 

“Ni opio, ni coca, ni cannabis, ni ninguna otra planta con características alucinógenas aparecen mencionadas en los escritos de los Cronistas de Indias cuando se refieren a Cuba. Tampoco los estudios antropológicos más recientes sobre los primeros pobladores de la Isla se refieren al uso de otras drogas que no sean el tabaco y la Pitademia Peregrinma, considerados los posibles componentes de los polvos utilizados en el rito de la Caoba; ceremonia en la que el behique, médico hechicero o sacerdote, muy cercano al cacique, absorbía un polvo que hasta no hace mucho tiempo se pensó que era extraído de hojas de tabaco mediante un inhalador de madera en forma de “Y”, acción que repetía el cacique y todos los asistentes hasta lograr un estado de éxtasis y entonces el behique contestaba preguntas sobre aspiraciones o necesidades que tuvieran.”(4)

 

El alcohol considerado como otra droga, palabra que proviene del árabe ALKUHL (esencia o espíritu) es el producto de la fermentación de sustancias vegetales. Su utilización por el hombre en forma de brebaje data de los albores de la Humanidad, quizás sea la más antigua de las drogas.

 

La ingestión inicial con finalidades religiosas dio paso a su consumo colectivo con fines festivos en ocasiones muy especiales y finalmente alcanzó mayor potencialidad dañina cuando su utilización dependió de la decisión personal. (5)

 

Hoy día el alcoholismo es considerado la toxicomanía de mayor trascendencia social en el mundo entero y la productora de mayor número de conductas violentas familiares, laborales y sociales, aunque es la droga más consumida y cuya valoración económica en países desarrollados, equivale a la determinada por la suma de todas las drogas ilegales conocidas hasta hoy. (6)

 

Tóxicos o drogas: Son las sustancias naturales o sintéticas, médicas, legales o ilegales, que cuando son consumidas producen algún efecto sobre las funciones psíquicas y determinan además, tolerancia y dependencia, así como diferentes acciones perjudiciales que pueden dañar la Salud en sus aspectos Físicos, Mentales, Espirituales y Sociales. Las personas enfermas necesitan un tratamiento, seguimiento y rehabilitación, así como la sociedad demanda un trabajo de prevención y promoción de salud para la eliminación de las adicciones, reinsertar los afectados a la sociedad y disminuir la violencia social asociada a este mal mundial.

 

En Cuba se trabaja fuerte para incrementar la salud y el bienestar de todos los cubanos; el Sistema Nacional de Salud prioriza la salud mental de la población como uno de los objetivos a alcanzar en este esfuerzo y está orientado hacia la profilaxis para eliminar los factores de riesgo, tanto individuales como sociales, que puedan asociarse al consumo y adicción de drogas legales e ilegales, que aunque no es un problema con alta incidencia, sí puede motivar la necesidad de atención de casos individuales y poner a prueba la pericia y conocimientos de los Equipos Básicos de Salud sobre el diagnóstico especialmente precoz del problema y su manejo.

 

Por todo esto nos motivamos a realizar este trabajo donde analizaremos el impacto bioético social de las drogas en la sociedad contemporánea. Cualquier tipo de droga puede resultar fatal especialmente si se usa en exceso, así como el tabaco, café y el alcohol. Los riesgos se incrementan si se mezclan entre sí o con licor, pues este potencia los desórdenes y aumenta los efectos de cualquier droga ya que produce reacciones químicas extrañas en el cuerpo. Si se sufre de antemano hipertensión, problemas del corazón, epilepsia, asma o se está en estado de embarazo las consecuencias suelen ser de altísimo riesgo e incluso letales.

 

Lo más trágico de las adicciones es que la posibilidad de convertirse en drogadicto está presente en cualquier persona, con independencia de su nacionalidad, región de procedencia, medio sociocultural, edad, sexo, estado civil, color de la piel, grado escolar, desarrollo intelectual, nivel socioeconómico, ideología, proyección política, religión y hasta desarrollo de su espiritualidad, siempre que por alguna razón se ponga en contacto con las drogas.

 

Desde el punto de vista epidemiológico, el fenómeno implica factores causales múltiples (socioeconómicos, psicofísicos, culturales e históricos). Entre los múltiples factores que influyen en el consumo de drogas, se consideran las crisis sociales y la declinación de los valores morales. Ello evidencia que la falta de identidad y rebeldía, propias de cada individuo, y el encuentro de los jóvenes con su entorno, constituyen factores que pueden ser desencadenantes.

 

Es así como la farmacodependencia surge y se multiplica en condiciones de anomia social y de rompimiento de valores, puesto que el adicto se retrae de la sociedad y llega a manifestar incluso acciones en contra de sus valores afectando a su persona y a la sociedad. El fenómeno de la drogadicción no es exclusivo de un grupo o estrato social, económico o cultural determinado, sino que afecta a toda la sociedad en su conjunto. En general el uso de drogas corresponde a un afán de huir de la realidad. Las drogas proporcionan una vía de escape, un alivio temporal a los problemas personales, familiares o sociales. También son una puerta de salida frente al vacío existencial presente en el interior de la persona que lo llevan a volcarse en búsqueda de salidas que llenen ese espacio (8)

 

Existen factores favorecedores del fenómeno de la drogadicción en el mundo de hoy; factores sociales, familiares y de tipo individual. El consumo de drogas legales de indicación médica y no médica, se ha ido incrementando en los últimos decenios hasta convertirse en un problema de salud en algunos países. Entre las drogas de mayor circulación legal de consumo en nuestro país se encuentran el café, el tabaco y el alcohol, los cuales constituyen drogas porteras para el consumo de otras.

 


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924