Enfermeria, educacion y fundamentos del Curriculo
Autor: Lic. Dailene Leal | Publicado:  14/01/2011 | Formacion en Ciencias de la Salud , Enfermeria | |
Enfermeria, Educacion y Fundamentos del Curriculo .1

Enfermería, Educación y Fundamentos del Currículo. Fundacelac. Universidad de Carabobo. Valencia. Venezuela. 2010

Dailene Leal. Licenciada en Enfermería, Universidad Central de Venezuela. Magíster en Gerencia Administrativa, Universidad Rómulo Gallegos. Diplomatura en Educación, Fundauc. Diplomatura en Desarrollo Curricular, Fundacelac. Docente a Dedicación Exclusiva adscrito al Departamento Clínico de Enfermería Comunitaria y Administración de la Escuela de Enfermería “Dra. Gladys Román de Cisneros”, Facultad de Ciencias de la Salud. Universidad de Carabobo. Venezuela.

Luigina Pierantozzi. Licenciada en Enfermería, Universidad de Carabobo. Magíster en Gerencia de Salud Pública, Universidad Rómulo Gallegos. Diplomatura en Desarrollo Curricular, Fundacelac. Docente a Dedicación Exclusiva adscrito al Departamento Clínico de Enfermería Comunitaria y Administración de la Escuela de Enfermería “Dra. Gladys Román de Cisneros”, Facultad de Ciencias de la Salud. Universidad de Carabobo. Venezuela.

Introducción

La educación determina el desarrollo de un país, ya que se define como un proceso de vida que involucra conocimientos, habilidades, actitudes y valores que producen cambios de carácter social, intelectual, emocional, para preparar al individuo en su desarrollo exitoso en la sociedad, tiene que ver con la esencia del ser, ya que incluye los sentimientos, los sentidos y el significado propio de la vida. Sin embargo, para explicar esta concepción se requiere estudiar y comprender el currículo, el cual representa una vivencia llena de expectativas para las personas interesadas en esta disciplina, que interpretan y comprenden la educación y el currículo como resultado eficaz para mejorar la calidad de enseñanza a través de la planificación educativa aplicada en los diferentes niveles formativos para satisfacer las crecientes necesidades de la sociedad.

En este ensayo se presenta el producto final de reflexiones personales de las autoras durante el desarrollo del Diplomado de Desarrollo Curricular relacionado con Los Fundamentos del Currículo, donde se incluyen concepciones de educación y currículo, evolución de los términos a través de la historia, problemática de su concepción, interpretación y análisis, importancia de los fundamentos Filosóficos, Psicológicos, Pedagógicos, Andragógicos y Sociales que orientan el currículo, algunas Teorías del Aprendizaje y finalmente algunas consideraciones finales relacionadas con el currículo de la profesión de Enfermería.

Concepciones de Educación y Currículo

El concepto de educación y currículo contiene múltiples definiciones, ambos están asociados a dar respuesta de las necesidades de la sociedad, convirtiéndose en un fenómeno de compromiso que intenta determinar y englobar el campo de la Educación.

La educación puede definirse como el desarrollo integral de la personalidad y el logro de un individuo sano, culto, crítico y apto para convivir en una sociedad democrática, capaz de participar activamente en los procesos de transformación social, consustanciado con los valores de la identidad, el desarrollo de una conciencia ciudadana para la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente, calidad de vida y el uso racional de los recursos naturales y contribuirá a la formación y capacitación de los recursos humanos necesarios para el desarrollo de un país. En este sentido, la educación constituye un instrumento indispensable para que la humanidad pueda progresar hacia los ideales de paz, libertad y justicia social.

Ausubel (1), hace referencia que la educación es el conjunto de conocimientos, órdenes y métodos por medio de los cuales se ayuda al individuo en el desarrollo y perfeccionamiento de las facultades intelectuales, morales y físicas. La educación no crea facultades en el educando, sino que coopera en su desenvolvimiento y precisión.

Es por esto que la educación no se puede limitar solo al hecho de ejercer una influencia en los procesos del desarrollo, ya que reestructura de modo fundamental todas las funciones del comportamiento humano. La educación por lo tanto se convierte en el desarrollo mismo del ser, por lo que tiene fundamentalmente un sentido espiritual y moral, siendo su objeto la formación integral del individuo. Cuando ésta preparación se traduce en una alta capacitación en el plano intelectual, en el moral y en el espiritual, se trata de una educación auténtica, que alcanzará mayor perfección en la medida que el sujeto domine, auto controle y auto dirija sus potencialidades de deseos, tendencias, juicios, raciocinios y voluntad.

La educación la define Horkheimer (2), como “el proceso de creación y facilitación de orientación de las acciones y conocimientos mediante relaciones de interacción simétricas en un contexto de comunicación crítica y racional”. Entendiendo por crítica "el esfuerzo intelectual y en definitiva práctico por no aceptar sin reflexión y por simple hábito las ideas, los modos de actuar y las relaciones sociales dominantes; el esfuerzo por armonizar entre sí las ideas y metas de la época, los sectores aislados de la vida social; por investigar los fundamentos de las cosas, en una palabra, por conocerlas de manera efectivamente real".

También se puntualiza que la Educación es el proceso bidireccional (emisor-receptor, receptor-emisor), mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar; no sólo produciéndose a través de la palabra sino que también está presente en todas nuestras acciones, sentimientos y actitudes. De esta forma habilita una relación de vinculación y concienciación cultural, moral y conductual. Así, a través de la educación, las nuevas generaciones asimilan y aprenden los conocimientos, normas de conducta, modos de ser y formas de ver el mundo de generaciones anteriores, creando además otros nuevos, produciendo cambios de carácter social, intelectual, emocional, etc. en la persona que, dependiendo del grado de concienciación, será para toda su vida o por un periodo determinado, pasando a formar parte del recuerdo en el último de los casos.

En relación al concepto de currículo, su origen connota el educar para la utilidad, para la producción y para el empleo (3). Por lo cual, es importante remitirse a conceptos muchos más básicos para poder entender el por qué y para qué de su existencia. Hay que hacer referencia a la relación individual que existe entre el Hombre como “ser “ dentro de una cultura que requiere de un proceso educativo que lo ayude a preservar su especie, no tanto de sobrevivencia en los términos de tener comida, ropa y un hogar para vivir, sino en un aspecto de sobrevivencia que conlleva una trascendencia lograda gracias a la adaptabilidad al mundo en el que los individuos se enfrentan para conservar su existencia y aquellos valores que están inmersos se su cultura. De esta manera, se desea concebir al currículo a partir de lo que es el Hombre, cómo es su cultura y por ende qué mecanismos educativos utilizará para preservar sus ideales y asegurar su existencia.

Glazman (4) se refirió al currículo como plan de estudios y lo definió como un proceso dinámico de adaptación al cambio social en general y al sistema educativo en particular.

De la misma manera, Alba (5) “El currículo es una propuesta que está conformada por aspectos estructurales-formales y procesales-prácticos, así como por dimensiones generales y particulares que interactúan en el de venir de los currículos”. También el mismo autor refiere que el currículo es una síntesis de elementos culturales (conocimientos, valores, costumbres y creencias, etc.) que conforman una propuesta político-educativa pensada e impulsadas por diversos grupos y de sectores sociales cuyos intereses son diversos y contradictorios.

Es evidente, que el currículo contribuirá a formar al ser humano con conocimientos, habilidades, destrezas y valores necesarios para su formación individual y su participación social.

Evolución de los términos a través de la Historia

La conceptualización de currículo está relacionada desde la era antigua, pues en la medida que avanzan las civilizaciones, estas han cumplido sus aportes que han sido llevados en las prácticas educativas y pedagógicas. La historia de currículo se inicia en 1918, y hasta la actualidad lo han considerado en tres connotadas corrientes llamadas: la concepción nacional tecnológica, la concepción interpretativa simbólica y la concepción crítica; que siempre han dependido de las posturas económicas, políticas ideológicas del mundo y los autores.

El término currículo designa el marco general de planificación, actuación y evaluación en el ámbito de la enseñanza y aprendizaje; su objetivo principal es facilitar la integración y coherencia de las decisiones que se adoptan y de las actividades que se llevan a cabo. Comprende la fijación de unos fines y objetivos, la selección de unos contenidos, la opción por una metodología y el establecimiento de unos criterios de evaluación; estos cuatro componentes del currículo derivan de una determinada comprensión de la naturaleza de la lengua, de su aprendizaje y de los principios básicos educativos y culturales predominantes. La coherencia es el principio fundamental del currículo, puesto que existe una dependencia mutua entre los distintos factores que intervienen en la situación de enseñanza y aprendizaje.


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924