La odontologia y la salud bucal del paciente con trastornos de la inteligencia
Autor: Dra. Patricia Di Nasso | Publicado:  25/11/2011 | Odontologia y Estomatologia , Articulos | |
La odontologia y la salud bucal del paciente con trastornos de la inteligencia .1

La odontología y la salud bucal del paciente con trastornos de la inteligencia.

PhD Patricia DI NASSO - Profesora Titular Efectiva cátedra Clínica del Paciente Discapacitado, Facultad de Odontología, Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, Argentina. Doctora en Salud Pública Atlantic International University (EEUU, 2009), Master en Atención Temprana (España, 2008), Magíster en Gestión de Organizaciones Públicas (Especialidad: Educación). Investigadora categoría 3, Especialista en Odontología Preventiva y Social. Especialista en Docencia Universitaria. Directora del Centro de Atención Odontológica al Discapacitado.

Od. Jonathan MORALES - Auxiliar de Docencia de la cátedra Clínica del Paciente Discapacitado, Facultad de Odontología, Universidad Nacional de Cuyo.

Srta. Gianina ARRU - Estudiante de quinto año de Odontología, Facultad de Odontología, Universidad Nacional de Cuyo.

Srta. Lucía BONAFEDE - Estudiante de quinto año de Odontología, Facultad de Odontología, Universidad Nacional de Cuyo.

Srta. Lucía CHALES - Estudiante de quinto año de Odontología, Facultad de Odontología, Universidad Nacional de Cuyo.

RESUMEN

Muchos pacientes con discapacidad concurren a la consulta odontológica por demanda de salud bucal, urgencias o tratamientos diversos. Por otro lado, un sin número de patologías discapacitantes cursan con trastornos de la inteligencia de severidad diferente.

Los odontólogos generalmente orientan sus prácticas teniendo como base la discapacidad que presenta el paciente. Hoy, es difícil la presencia de una sola patología, siendo frecuente un mix de signos y síntomas que deben ser tenidos en cuenta a la hora de proyectar un plan de tratamiento. Así mismo, tampoco es oportuno seguir una línea rehabilitadora ya que el pronóstico de la discapacidad basal muchas veces puede optimizar la planificación de las sesiones y las características del paciente hacen que no pueda fijarse una única alternativa de atención.

Esto ocurre cuando en paciente presenta trastornos de la inteligencia, o también llamados trastornos cognitivos y de la conducta adaptativa o algún tiempo atrás simplemente retraso mental.

Se presenta la descripción de la patología y algunos datos estadísticos de pacientes atendidos en la cátedra Clínica del Paciente Discapacitado en el año 2010 en la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Cuyo, en Mendoza, Argentina.

Palabras clave: Trastornos de la inteligencia, salud bucal y retraso mental, odontología, discapacidad, rehabilitación oral, pacientes especiales

ABSTRACT

Many disabled patients go to attending dental and oral health by care demand, emergency or different treatments. On the other hand, a number of disabling diseases disorders present different patologies with levels severe intelligence.

General dentists guide their practices on the basis of disability in the patient. Today, it is difficult to present a single disease, with frequent a mix of signs and symptoms that should be taken into account when designing a treatment plan. Likewise, it is not appropriate to follow a line as the rehabilitative prognosis of basal disability can often optimize the planning of sessions and patient characteristics that cannot be fixed are a unique alternative care.

This occurs when patient has intelligence impaired, or so-called cognitive and adaptive behavior or some time ago just mental retardation.

Descriptions are given of the pathology and some statistical data of patients admitted to the Chair Clinical for Disabled Patients in 2010 at the Faculty of Dentistry, National University of Cuyo in Mendoza, Argentina.

Key words
Disorders of intelligence, oral health and mental retardation, dentistry, disability, oral rehabilitation, special patients

INTRODUCCIÓN

La definición de retraso mental propuesta por la Asociación Americana (AAMR) en 2002 plantea que él: Retraso mental es una discapacidad caracterizada por limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y la conducta adaptativa tal como se ha manifestado en habilidades prácticas, sociales y conceptuales. Esta discapacidad comienza antes de los 18 años (Luckasson y cols., 2002)

Esta definición mantiene los tres criterios que venían siendo propuestos desde las anteriores definiciones de 1983 y 1992: limitaciones significativas en funcionamiento intelectual, en conducta adaptativa (concurrente y relacionada), y que se manifiesta durante el periodo de desarrollo.

Los trastornos cognitivos abarcan una variada serie de signos y síntomas con la presencia de capacidad intelectual no desarrollada lo suficiente para hacer frente a las necesidades del ambiente y poder, así, establecer una existencia social independiente.

Fundamentalmente es un compromiso con el desarrollo del cerebro, de una enfermedad o de una lesión cerebral que se produce durante o inmediatamente después del nacimiento, o es la consecuencia de un déficit en la maduración debido a que los estímulos ambientales provenientes de fuentes familiares, sociales o culturales han sido insuficientes para estimularla. Se muestra como una incapacidad o limitación, tanto psíquica como social, y generalmente es descubierta en la infancia.

Puede acompañarse de cualquier otro trastorno somático o mental. Además, el abanico de trastornos es variado, desde Los individuos con capacidad de inteligencia límite que presentan unas limitaciones escolares, sociales y laborales similares a las del retraso mental, aunque de menor grado hasta problemas severos (Artigas-Pallarés, J., et. Col. 2007).

En 1994 en los EEUU se definen los trastornos de aprendizaje como: Una deficiencia especial en el aprendizaje que se refiere a una alteración en uno o más de los procesos psicológicos básicos para la comprensión o en el uso del lenguaje escrito u oral que puede manifestarse en una falta de habilidad para escuchar, pensar, leer, escribir, deletrear o desempeñar cálculos matemáticos.

El término incluye condiciones tales como un fallo perceptual, daño cerebral, disfunción cerebral mínima, dislexia y la afasia del desarrollo. Este término no se aplica a niños que presentan problemas debidos principalmente a defectos visuales, auditivos o motores, retraso mental, trastornos emocionales, o situaciones de desventaja ambiental, cultural o económica (Kuljis, R.O., 2002).

En la práctica diaria, los trastornos del aprendizaje representan “islas” o áreas de ineficiencia cognitiva, de tipo y magnitud individualmente variable, que constituyen barreras y limitan el avance educacional o la adquisición de ciertas destrezas en un ambiente educacional convencional. Este aspecto debe ser tenido en cuenta por el Odontólogo cuando intenta enseñar una técnica de higiene oral a sus pacientes y comprender que debe recurrir a otras estrategias de enseñanza, insistir en ellas periódicamente y recurrir a colaboradores cuando sea necesario.

De forma característica, los pacientes exhiben un patrón de aptitudes desigual, en el cual ciertas funciones se desempeñan por encima del promedio, en tanto que algunas están más o menos a nivel promedio y otras por debajo del promedio. Este aspecto resulta importante entendiendo que no todos los pacientes con estos trastornos responderán a las mismas estrategias.

En el presente artículo se describe la situación de salud bucal de un grupo de sujetos con diagnóstico de retraso mental que concurren a la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza, Argentina. Además se describe la muestra en estudio y el tipo de asistencia odontológica proporcionada.

DESARROLLO

El Plan de Estudios de la carrera “Odontología” incorporó en 5to año, desde 1994 contenidos directamente relacionados con la atención del paciente con discapacidad más allá de la edad, enfermedad sistémica, complejidad del tratamiento. La filosofía de atención sobre la que se basa el dictado de esta obligación curricular es a través de un “modelo de atención” preventivo y rehabilitador dirigido a personas “especiales” y en base a una estrategia donde el respeto por el tiempo de tolerancia del paciente y la demanda de tipo espontánea y ambulatoria primaran sobre la anestesia general.

Por otra parte, la meta es proporcionar al futuro Profesional Odontólogo herramientas y competencias mínimas para la atención de estos pacientes, entendiendo que una familia puede contar con un miembro con este tipo de trastornos.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924