Eficacia de los peloides en el acne vulgar
Autor: Yanier Serrano García | Publicado:  31/01/2012 | Dermatologia y Venereologia , Articulos | |
Eficacia de los peloides en el acne vulgar .1

Eficacia de los peloides en el acné vulgar.

Yanier Serrano García. Estudiante de 5to año de Medicina. Instructor no graduado en Dermatología. Universidad de Ciencias Médicas Dr. “Carlos Juan Finlay”. Hospital Universitario Manuel Ascunce Doménech. Camagüey. Cuba.

Dra. Maricel Sucar Batista. Especialista de 1er grado en Dermatología. Profesor Asistente. Máster en Medicina Natural y Tradicional.

Dra. María Teresa Díaz Renón. Especialista de 1er grado en Dermatología. Profesor Auxiliar. Máster en Medicina Natural y Tradicional.

Est. Taimí Miranda Vergara. Estudiante de 3er año de Medicina. Alumna Ayudante en Medicina Interna.

Dr. Isidro Nápoles González. Especialista de 2do grado en Prótesis. Profesor Instructor. Máster en Medicina Natural y Tradicional. Máster en Urgencias Estomatológicas.

Resumen

Introducción: el acné vulgar es una enfermedad muy frecuente en la etapa de la adolescencia.

Objetivo: determinar la eficacia terapéutica de los peloides en el acné vulgar en la Clínica de Medicina Natural y Tradicional del Hospital Universitario “Manuel Ascunce Domenech” durante el período de septiembre del 2008 a febrero del 2009.

Diseño metodológico: se realizó un ensayo clínico, abierto y secuencial. Se contó con un universo de 60 pacientes al utilizarse un muestro aleatorio simple. La muestra quedó constituida por 40 pacientes, esta se dividió en 2 grupos: grupo I (peloides y dieta restringida) y grupo II (peloides). Se operacionalizaron variables como edad, sexo, raza, evolución acorde al tiempo, reacciones adversas y eficacia. Para el procesamiento de los datos se utilizó el paquete estadístico SPSS para Windows.

Resultados: predominó el sexo femenino con 24 mujeres (60%) y el grupo de edades de 15 a 19 años. Los blancos predominaron con 31 individuos (77,5%). Se evidenció que del grupo I tratado con peloides y dieta restringida en chocolate, grasa animal y saturada se curaron 16 pacientes (80%) y 4 mejoraron. Del grupo II tratado con peloides, 13 pacientes se curaron (65%) y 7 mejoraron (35%).

Conclusiones: teniendo en cuenta los resultados obtenidos, se concluyó que predominó el sexo femenino y el grupo etario de 15 a 19 años. Los resultados de curados seguido de los mejorados fueron los que prevalecieron en ambos grupos. No se identificaron efectos adversos asociados al empleo de peloides.

Abstract

Introduction: Vulgar Acne is a very frequent disease in the stage of adolescence.

Objetive: To determine the therapeutic effectiveness of the peloides in Vulgar Acne, thenatural and traditional Medicine Clinicof the University Hospital Manuel Ascunce Domenech during the period from Septembre 2008 to February 2009.

Methodologic design: A clinical, open tests wasmadeon a sequential,counting universe of 60 patients anda t randomsample. The samplewas constituted by 40 patients, it wasdivided into 2 groups: Group1 ( peloides and restricted diet), Group II (Peloides). The operated variable like: age, sex, race, agreed evolution to time, averse reactions, effectivenes. For processing the data statistical package SPSS for Windows was used.

Results: There predominated femimne sex with 24 women (60%) and the group of ages of 15-19 years. The targets predominated with31 idividals (77.5%). It was demonstrated that group I dealt with peloides and diet restricted in chocolate,fat animal and saturated cured 16 patients (80 %) and 4 improved. Group II dealt with Peloides 13 patients (65%) were cured and 7 improved (35%).
Conclusions: Considering the obtained results, it is concluded that there predominated feminine sex and the etaeal group of 15-19 years. The cured results followed the imponed ones and were tose that prevailed in both groups. Asóciate adverse effects to the use of peloides were not identified.

Introducción

En pleno siglo XXI, el hombre se preocupa no solo por cuidar de su salud, sino también por mejorar su apariencia física. Cada vez más nuestros pacientes se exigen a sí mismos a tener una mejor imagen y acuden a consultas de Dermatología en busca de la solución a sus problemas por mejorar la estética facial y corporal. (1)

Nuestra especialidad no está al margen de estas preocupaciones, ya que trabajamos para mejorar la calidad de vida de aquellos que presentan cualquier enfermedad dermatológica, pero también tenemos intenciones de aliviar y resolver aquellos trastornos cutáneos que afectan la estética facial. (1)

Una afección que por su repercusión estética es de interés del dermatólogo es el acné vulgar. Las lesiones pueden padecerse desde muy joven y es preocupación tanto de los propios pacientes como del médico por la alteración que producen en la fisonomía del individuo, que lo limita en su desenvolvimiento social. (1)

El acné vulgar es una enfermedad inflamatoria crónica de la unidad pilosebácea que afecta principalmente a los adolescentes y se caracteriza por un polimorfismo clínico compuesto por lesiones no inflamatorias (comedón) e inflamatorias (pápulas, pústulas, nódulos, quistes) y residuales (cicatrices). (2)

Las lesiones de acné presentan un gran polimorfismo, aunque puede predominar algún tipo de lesión. El asiento inicial del acné por lo general es la cara y en menor grado la espalda, el pecho y los hombros. En el tronco, las lesiones tienden a ser más numerosas cerca de la línea media. Las lesiones pueden ser no inflamatorias o inflamatorias. Las lesiones no inflamatorias son los comedones; estos pueden ser de 2 tipos: abiertos (puntos negros) o cerrados (comedón blanco). El comedón negro es claramente visible y está obstruido por un tapón de queratina oscura debido a la melanina allí depositada. El comedón blanco o comedón cerrado es una pápula de tamaño pequeño y color pálido, a veces más claro que la piel circundante; estas lesiones son precursoras de las formas inflamatorias. (2)

Las lesiones inflamatorias comprenden las pápulas, las pústulas y los noduloquistes. Las pápulas son lesiones superficiales, pequeñas, con areola inflamatoria. Las pústulas presentan un cúmulo central de pus y pueden ser superficiales y profundas. Los nódulos son lesiones de mayor tamaño, profundas, que en ocasiones tienen tendencia a la supuración y exudación serosanguinolenta. Estos, cuando muestran supuración, se denominan quistes, pero no se trata de verdaderos quistes epidérmicos. Dentro de las lesiones residuales se incluyen las máculas hiperpigmentadas postinflamatorias que pueden persistir por varias semanas o por largo tiempo después que se resuelven las lesiones de acné. Las lesiones cicatrizales pueden estar constituidas por cicatrices deprimidas, redondeadas, queloideas o atróficas. Las formas inflamatorias nodulares tienen mayor tendencia al desarrollo de cicatrices y a la formación de trayectos fistulosos. (2)

Las lesiones de acné son generalmente asintomáticas, a pesar de que las pápulas inflamatorias y los nódulos pueden ser dolorosos. (2)

El acné es la dermatosis más frecuente, pues afecta al 80% de la población mundial en algún momento de su vida. Es inconcebible que muchos no le den a esta patología la importancia que merece y apelen generalmente a tratamientos hogareños, muchas veces con resultados negativos y hasta catastróficos. (3)

En nuestro planeta hay un núcleo de silicatos (conjunto de minerales), una corteza de carbono, una atmósfera constituida por nuestra mezcla gaseosa bajo el efecto de radiación solar ultravioleta; estas moléculas alrededor del planeta se quiebran en fragmentos y forman elementos más complejos, las primeras moléculas orgánicas (4). Lagos, pantanos, montañas rocosas, restos fósiles petrificados, fósiles vegetales, animales. En donde surgen estas formaciones hay cuarzo y arcilla, en donde las largas cadenas de moléculas van a quedar atrapadas y asociarse unas con otras. (4)

Desde los orígenes de la Medicina, han tenido utilidad diferentes terapias físicas que aun hoy siguen vigentes, entre ellas se destacan el agua y las variables térmicas. (5)

El concepto de Termalismo implica la utilización de aguas a temperaturas variables y con características naturales, físicas químicas y biológicas que dependen del terreno de origen y del recorrido hasta su zona de emergencia. Estas aguas pueden favorecer el desarrollo de fangos o barros (si el lecho de las fuentes no es absolutamente rocoso), vapores (en caso de altas temperaturas) y diversos organismos vivos, como algas (productoras de sustancias biológicamente activas) y bacterias (liberadoras de minerales al medio), entre otros. (5)

Los peloides (del griego “pelos” = fango) son productos naturales formados por la mezcla de un agua mineral y un componente sólido, resultantes de procesos geológicos y/o biológicos que se utilizan con fines terapéuticos. En su composición contienen componentes orgánicos e inorgánicos que le confieren propiedades antiinflamatorias, sedantes, bactericida, entre otras, motivo por el cual lo empleamos en el acné vulgar, entidad que requiere para su tratamiento de estas acciones. (5,6)

El uso de estos en la Medicina se remonta a épocas remotas. Se tiene conocimiento tan antiguo como el papiro de Karoum, en el cual se refiere el uso de los fangos del Nilo en afecciones ginecológicas. Posteriormente surgen los baños termales en la antigua Grecia. (7)


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924