Prostatectomia radical laparoscopica. Caso clinico
Autor: Dra. Enriqueta Jiménez Cuadra | Publicado:  10/02/2012 | Urologia , Articulos , Imagenes de Urologia , Imagenes , Casos Clinicos de Urologia , Casos Clinicos | |
Prostatectomia radical laparoscopica. Caso clinico .1

Prostatectomía radical laparoscópica. Caso clínico.

Dra. Enriqueta Jiménez Cuadra (Centro Salud Antequera)

RESUMEN:

Se presenta caso clínico, de un cuadro prostático, con una próstata adenomatosa volumen 1, y un PSA DE 4,63 ng/ml, con un porcentaje de PSA libre/total del 11%. Se solicita una ecografía transrectal con biopsia que identifica una próstata de 25cc con adenocarcinoma de próstata, recomendándose una prostatectomía radical laparoscópica. Se describe en este artículo los diferentes pasos de la prostatectomía radical laparoscópica. Así como los diferentes tipos de prostatectomía radical que hay.

Palabras clave: laparoscopia, paciente, prostatectomía

Caso clínico:

Paciente de 62 años, que tras un episodio de hemospermia, presenta un cuadro clínico en el que se observa una una próstata, volumen uno adenomatosa. Con un PSA de 4,63 ng/ml. Se solicita una ecografía transrectal, con biopsia sextante (1) que identifica una próstata de 25 cc. con adenocarcinoma de próstata. Se recomienda una prostatectomía radical.

JUSTIFICACIÓN DE ESTE ESTUDIO:

Por su importancia en urología, vamos a describir los tipos de prostatectomía radical, y los diferentes pasos de la prostatectomía laparoscópica.

PROSTATECTOMÍA RADICAL:

Es la cirugía (2) para extirpar toda la glándula prostática, al igual que algunos tejidos que se encuentran alrededor de ésta, con el fin de tratar el cáncer de próstata.

TIPOS:

Existen cuatro tipos principales de prostatectomía radical:

Prostatectomía retropúbica radical: el cirujano hará una incisión empezando justo debajo del ombligo y llegando al hueso púbico. La cirugía completa debe demorar entre 90 minutos y 4 horas.

Prostatectomía laparoscópica asistida por robot: a veces, la cirugía laparoscópica se realiza utilizando un sistema robótico. El cirujano mueve el brazo robótico mientras está sentado al lado de un monitor de computadora cerca de la mesa de operaciones. No todos los hospitales pueden hacer cirugías robóticas.

Prostatectomía perineal radical: el cirujano hace un corte en la piel entre el ano y la base del escroto (perineo). Dicho corte es más pequeño que el que se realiza con la técnica retropúbica, lo cual hace que sea más difícil para el cirujano preservar los nervios alrededor de la próstata o mover los ganglios linfáticos cercanos. La cirugía perineal regularmente dura menos que la retropúbica y también hay menos sangrado.

PROSTATECTOMÍA RADICAL LAPAROSCÓPICA:

Es la que vamos a describir aquí por el gran auge que ha alcanzado hoy día. El cirujano realiza varios cortes pequeños en lugar de un corte grande. 

prostatectomia_radical_laparoscopica/posicion_trocares

Posición trócares

Dentro de los cortes se ponen herramientas largas y delgadas. El cirujano coloca un tubo delgado con una cámara de video (laparoscopio) al interior de los cortes, lo cual le ayuda a observar dentro del abdomen durante el procedimiento.

En (3) los últimos años la técnica de la prostatectomía radical laparoscópica se ha convertido en el estándar reproductible y eficiente. Virtualmente elimina la presión física y emocional de la cirugía radical de la próstata y reduce la pérdida de sangre, tiempo en el hospital y costo. Las series publicadas hasta ahora demuestran resultados oncológicos y funcionales comparables con y tal vez mejores que los que se han visto en la prostatectomía radical abierta. Es la técnica quirúrgica estándar en un número creciente de centros médicos.

En la figura de abajo observamos la introducción del material de laparoscopía.

Figura 2

prostatectomia_radical_laparoscopica/introduccion_material_laparoscopio

El enfermo debe ser colocado correctamente de manera que durante la intervención el cirujano se encuentre lo más cómodo posible. En un primer momento se vendan ambos miembros inferiores y se aproximan los brazos al tronco. Luego colocamos al enfermo en posición de Trendelenburg a 25 grados, fijando los hombros para impedir el desplazamiento del cuerpo. El campo operatorio estéril debe incluir el ombligo y los genitales externos.

Se introduce una sonda vesical del número 20, que nos permite variar el contenido de la vejiga según el tiempo operatorio. La introducción del primer trócar se hace a través de una pequeña incisión infraumbilical bajo visión directa.

Colocación de trócares:

A continuación se insufla el dióxido de carbono, inicialmente a flujos bajos, objetivando en el registro del insuflador aumentos lentos y progresivos de la presión intraabdominal, para posteriormente pasar a flujos altos, hasta conseguir una presión de 12 mm de Hg. Así mismo, comprobamos con la cámara la correcta posición del trócar. Para la colocación del 2 trócar de 10 mm., hacemos una pequeña incisión a nivel de la fosa ilíaca izquierda, comprobando por medio de transiluminación que se trata de una zona vascular. La introducción del mismo se controla con videocámara para minimizar el riesgo de lesiones vasculares e intestinales.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada




  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924