La formacion del tecnologo de la salud en el perfil servicios farmaceuticos
Autor: Lic. Felicia Margarita Llerena Bermúdez | Publicado:  23/04/2012 | Formacion en Ciencias de la Salud , Farmacologia , Articulos | |
La formacion del tecnologo de la salud en el perfil servicios farmaceuticos .1

La formación del tecnólogo de la salud en el perfil servicios farmacéuticos

Lic. Felicia Margarita Llerena Bermúdez *
Lic. María Cristina Núñez Martínez *
Lic. Lourdes González Pérez *
Lic. Carmen Díaz Dorado *
Lic. Grisell Menéndez Rodríguez *

* Filial de Ciencias Médicas de Cienfuegos

LA FORMACIÓN DEL TECNÓLOGO DE LA SALUD EN EL PERFIL SERVICIOS FARMACÉUTICOS

RESUMEN.

Los Servicios Farmacéuticos han de rebasar el marco de la unidad de Farmacia propiamente dicha, para integrarse al resto del equipo de salud en la atención directa de los pacientes y a la comunidad de forma activa. En este contexto, la Atención Farmacéutica es la actividad fundamental del profesional, y está identificada como uno de los problemas actuales a resolver en el servicio. La presente revisión bibliográfica responde a la necesidad de abordar el problema desde la superación de los profesionales implicados en el mencionado servicio.

Se plantea como objeto de la investigación: el proceso de formación y de superación post graduada de los profesionales de la carrera Licenciatura en Tecnología de la Salud, perfil Servicios Farmacéuticos y como campo de acción: la organización del proceso de superación de los profesionales de la carrera Licenciatura en Tecnología de la Salud, perfil Servicios Farmacéuticos con énfasis en la relación objetivo-contenido-forma; a partir de lo cual, se aconseja diseñar una Estrategia de Superación que favorezca el logro de un mejor desempeño profesional. Para lograr que este material bibliográfico cumpla con el objetivo de aportar un documento apropiado que resulte útil para ser consultado críticamente, en diversas investigaciones que se realizan en este campo, se emplearon los métodos teóricos analítico-sintético, inducción-deducción e histórico-lógico y entre los métodos empíricos se utilizó el análisis de documentos y la observación, a través de los cuales fue posible determinar las tendencias y regularidades actuales del tema revisado.

PALABRAS CLAVE: Servicios Farmacéuticos, Atención Farmacéutica, Estrategia de Superación Posgraduada.

INTRODUCCIÓN.

Abordar el presente tema no sólo obedece a la lógica interna del proceso investigativo; es éste un tema poco sistematizado en la bibliografía, al considerar que las concepciones actuales de la formación universitaria de este profesional están asociadas a las transformaciones que desde el 2000 tienen lugar en la Educación Superior y en las actividades de salud.

La formación universitaria de los profesionales de la salud representa una de las más importantes transformaciones que suscribe el proceso revolucionario en Cuba. Esta concepción se sustenta en dos aspectos esenciales: la limitada formación académica de estos profesionales durante la República y la tendencia a considerar la Salud una actividad de amplia importancia social en el proyecto revolucionario.

Hace más de medio siglo, en Cuba sólo existía la carrera universitaria que formaba al profesional como Doctor en Farmacia en la Universidad de La Habana y su perfil de egresado estaba enmarcado en las farmacias dispensariales ubicadas en ciudades. En particular la formación de los recursos humanos para la especialidad de Farmacia con calificación de Técnico o Auxiliar Técnico, se realizaba de forma empírica. Esta situación y la necesidad de extender los servicios de salud a todo el país, constituyeron las premisas para que el Estado cubano presentara y desarrollara una política de formación acelerada de técnicos medios y auxiliares. (1, 4)

Este proceso se caracterizó por la descentralización de la docencia a los puestos de trabajo, la formación en corto plazo de personal auxiliar, cumpliendo un principio que se mantiene en la actualidad de vincular el estudio con el trabajo e integrar los servicios con la docencia.

La primera etapa del programa de desarrollo de formación de estos profesionales, acentúa la diversificación de acciones sobre todo vinculada a la formación técnica. En los primeros años de la década del 60, surgen las Escuelas de Técnicos del MINSAP, que inicialmente formaron Auxiliares con nivel de ingreso de 6to grado en un período de seis meses y con 9no grado los Técnicos en Farmacia, primero con una duración de dos años y luego de tres.

La continuidad de la formación de estos profesionales tuvo lugar, a partir de las acciones de sistematización que se desarrollaban en cada territorio o se vincularon a otras carreras universitarias afines, entre ellas Ingeniería Química o carreras pedagógicas por dedicarse a la docencia. En estos casos al concluir, muchos abandonaban la actividad de farmacia, para desempeñarse en su nueva profesión.

Por tanto los estudios universitarios de Farmacia se relacionaron con la actividad científica e industrial a partir de la carrera universitaria Licenciatura en Ciencias Farmacéuticas. En este caso en muy limitado número estos profesionales accedían a empleos relacionados con la atención farmacéutica directa, sobre todo porque las plazas de ingreso también eran limitadas y respondían más a su perfil científico-industrial. Con el inicio del nuevo milenio, los programas de perfeccionamiento y el desarrollo de los recursos humanos del Sistema Nacional de Salud, se declara la necesidad de la formación de profesionales universitarios para los servicios técnicos en un interés expreso de elevar el desempeño de estos profesionales y conseguir los objetivos de salud y bienestar de la población.

De esta manera, se responde también a una de las implicaciones que a nivel mundial se lleva a cabo, en relación a la calidad de la formación y superación de los recursos humanos, ante el desarrollo social de la ciencia, la técnica, la práctica y la investigación científica, que exige aplicar los conceptos de eficiencia, calidad y exigencia en los procesos educativos que realizan las universidades, cada vez más comprometidas y en interacción con la sociedad.
El proyecto -que incluyó 21 especialidades o perfiles- insiste en la formación de profesionales de perfil amplio, que trabajen con el individuo sano o enfermo, la familia y la comunidad, que propongan nuevos estilos de vida, promuevan salud y eviten enfermedades, un profesional de sólidos conocimientos científicos, dominio de técnicas de comunicación humana y de grandes cualidades morales.

El modelo pedagógico de formación, aprovechó la infraestructura del sistema educativo creado y combinó la realización de importantes actividades sociales y del estudio con la actividad laboral. En general, las características del modelo aluden a su flexibilidad, estructura centrada en el estudiante, sistema de actividades presenciales (tutorías, clases, consultas, estancias concentradas, prácticas laborales, talleres y laboratorios de computación), estudio independiente y servicios de información científico-técnica y docente.

Aun así las especificidades del proceso de formación inicial que se ha diseñado para cada carrera deja planteada -desde su concepción- la necesidad de una formación continua.

DESARROLLO.

1. Particularidades de la Licenciatura en Tecnología de la Salud, en el perfil Servicios Farmacéuticos: los retos de la formación continua.

A partir de septiembre del 2004 se generalizan en todo el país los estudios universitarios en Tecnología de la Salud, perfil Servicios Farmacéuticos; carrera que sustenta la formación de un licenciado vinculado a la Atención Farmacéutica dentro del programa de salud integral que se lleva a cabo en todo el país.

Esta carrera define que el egresado debe ser un profesional con gran dominio de los aspectos farmacológicos y fármaco-terapéuticos de los medicamentos, capaz de identificar problemas relacionados con estos, tales como reacciones adversas medicamentosas, interacciones, intoxicaciones y otras; alude a la tarea relacionada con la búsqueda de soluciones; las buenas prácticas de elaboración y de dispensación de medicamentos. Para este fin el egresado deberá lograr el dominio de los métodos de dirección científica, de la metodología de la investigación de los servicios y en general en el Sistema Nacional de Salud, con un gran nivel de responsabilidad y compromiso con el trabajo que realiza. (2) Asimismo deberá desarrollar la capacidad de comunicación, percepción y psicología para interrelacionarse con pacientes familiares y con los restantes miembros del equipo de salud; dominio del trabajo grupal; atención a la diversidad, con un profundo sentido de pertenencia con el servicio, actitud ética demostrada en su quehacer cotidiano, poseedor de valores morales: honestidad, honradez, humanismo, patriotismo, incondicionalidad, antiimperialismo, responsabilidad, laboriosidad, solidaridad. (3)

De acuerdo con las precisiones del perfil de egreso, se insiste en que el proceso formación en que se desarrolla el profesional que se gradúa llegue a poseer una cultura general integral, lo cual incluye el uso y manejo de la nuevas tecnologías, el dominio de la lengua materna, hablar y escribir correctamente, sin faltas de ortografía y demostrando comprensión de lo que lee y escucha; el desarrollo del gusto estético y la apreciación de la literatura, la plástica, la música, la danza, el cine y de otras manifestaciones de la cultura.


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924