Candidiasis y diabetes mellitus
Autor: Dra. Hussimy Marchena Morera | Publicado:  7/05/2007 | Medicina Interna , Endocrinologia y Nutricion , Enfermedades Infecciosas | |
Candidiasis y diabetes mellitus.

RESUMEN
La candidiasis es una afección muy frecuente en nuestro medio y fundamentalmente en pacientes diabéticos. Se produce por el crecimiento excesivo de la Candida en la boca, el tracto digestivo, la vagina y otros tejidos. El mal control metabólico es el responsable de que los pacientes diabéticos presenten  más infecciones micoticas que el resto de la población. El diagnóstico clínico muchas veces es evidente; el tratamiento se hace con medicamentos antifúngicos a los que estos gérmenes responden bien. 

 

Las micosis superficiales constituyen una importante causa de morbilidad en nuestro país. La candidiasis es una afección muy frecuente en nuestro medio y fundamentalmente en pacientes con compromiso inmunitario como los diabéticos.


Son afecciones cutaneo - mucosas, y en ocasiones sistémicas, producidas por el género Candida (de ellas la más frecuente es la Candida albicans).


La diabetes es un importante problema de salud con elevada morbimortalidad. Existen infecciones que prácticamente son exclusivas de diabéticos; otras que se dan con mayor gravedad y complicaciones. Varios estudios apoyan la idea de una mayor susceptibilidad y frecuencia para las infecciones bacterianas, mientras que otros hacen hincapié en la mayor gravedad para las infecciones por organismos raros, incluyendo los hongos.

 

Las infecciones por hongos son causadas por el crecimiento excesivo de un tipo de hongo llamado Candida, también conocido como levadura. En la vagina, la boca y el tracto digestivo, normalmente hay cantidades pequeñas de levadura y de otros organismos.

 

La cándida es un hongo común que el sistema inmunitario consigue generalmente controlar. Sin embargo, en las personas inmunodeprimidas, estas pueden multiplicarse en las membranas mucosas o en otras partes del cuerpo y provocar la aparición de síntomas de una infección que se conoce como candidiasis.

Se sabe que la inmunidad está alterada en los pacientes con Diabetes Mellitus. La disminución del poder fagocitario de los leucocitos podría estar directamente relacionada con el grado de hiperglucemia, sobre todo si existe desnutrición, trastornos de la hidratación o del pH sanguíneo. El quimiotactismo y el poder bactericida de los linfocitos también están muy disminuidos en los diabéticos.


De ahí que se planteen varias razones por las que los pacientes diabéticos podrían presentar  más infecciones en relación al resto de la población:


- Los niveles elevados de glucemias pueden estimular el crecimiento de algunas bacterias y levaduras.

- La hiperglucemia puede limitar la capacidad de las células blancas de combatir las infecciones.

- El flujo de sangre reducido en miembros inferiores puede limitar la capacidad del sistema inmunitario de combatir las infecciones a este nivel.


El diagnóstico clínico muchas veces es evidente, no obstante, en ocasiones es necesario coordinar con el laboratorio correspondiente para su confirmación.

 

Es fácil diagnosticar la aparición de candidiasis en la boca o el esófago con una simple inspección de las lesiones. Los médicos podrán decidir tomar una muestra de tejido o realizar un frotis para examinar el hongo cuando otras partes del cuerpo están afectadas.

La candidiasis en las encías, en la lengua, en la parte interna de la mejilla y/o en la parte superior de la garganta, conocida como candidiasis orofaríngea, ocurre cuando sobrecrece la cándida. Se manifiesta bajo la forma de placas blancas que se remueven fácilmente al rasparlas, y a veces provocan manchas enrojecidas denominadas eritemas.

 

La candidiasis genital puede aparecer en la vagina en las mujeres y debajo del prepucio en los hombres. La vulva y la vagina se afectan con muchísima frecuencia, observándose enrojecimiento muy pruriginoso de estas áreas, y la presencia de leucorrea blanquecina con pequeños grumos; asimismo se presentan anitis y anoproctitis, balanitis, y causa picor o dolor leve.

 

Es muy frecuente en pacientes diabéticos que las uñas sean afectadas por Candidas. En estos casos, el reborde ungueal aparece inflamado y enrojecido (perionixis), pudiendo ser doloroso, y se puede constatar la salida de una secreción de color blanco amarillenta viscosa rica.

 

La esofagitis por cándida aparece en el esófago. Aunque con menor frecuencia, se puede constatar en estos pacientes otitis por Candida, y en no pocos casos conjuntivitis.

 

Tratamiento
Lo más importante es controlar la diabetes. Se afirma que el buen control glucémico mejora la función inmune.

 

Las candidiasis responden bien a los agentes antifúngicos. Las lesiones en la piel inicialmente (forma aguda con eritema y exudación) serán tratadas con fomentos, preparaciones alcalinas de bicarbonato de sodio o biborato de sodio, así como violeta de genciana acuosa, medidas muy efectivas que en muchas ocasiones erradican la infección. Cuando el estado de la piel lo permita se podrán usar cremas o pomadas como la nistatina, la natamicina, la ciclo-piroxolamina, el miconazol, el clotrimazol y el ketoconazol, aplicándolas 2 ó 3 veces al día suavemente sobre las áreas afectadas.


En las mucosas afectadas se realizarán embrocaciones y/o colutorios con violeta de genciana, bicarbonato de sodio o biborato de sodio los que resultan muchas veces curativas.


En las infecciones genitales como vulvovaginitis y colpitis se usan comprimidos tipo óvulos vaginales de nistatina (Nystan) y clotrimazol.  Para las uñas se recomiendan las cremas y pomadas mencionadas y se insistirá en la importancia de evitar la humedad de las manos.


Varios fármacos están disponibles bajo la forma de pastillas, tales como ketoconazol (Nizoral), itraconazol (Sporanox) y fluconazol (Diflucan) los cuales se usarán cuando las medidas tópicas fallen. Estos tratamientos pueden provocar efectos secundarios como náuseas, vómitos y erupciones cutáneas.

 

Se desaconsejan el uso de fármacos antifúngicos como terapia preventiva (profilaxis) pues la exposición prolongada a estos podría favorecer  la aparición de resistencias.

El yogur bio contiene bacterias que pueden detener el sobrecrecimiento de los organismos de la cándida por lo que se recomienda consumir yogur con bifidus activo (yogur bio) o aplicarlo en las áreas afectadas para tratamiento de esta micosis.

 

BIBLIOGRAFIA

Infecciones Vaginales por Hongos (Candidiasis). En http://www.youngwomenshealth.org/spcan.html    (Fecha de acceso:20 de enero del 2007)

Jara Albarrán A. Endocrinología. Ed. Med.  Panamericana. 2001

Suzanne E, Ronald P, Marielle J. L, et al: Risk factors for symptomatic urinary tract infection in women with diabetes. Diabetes Care 2000; 23: 1737-1741

Farreras Rozman. Medicina Interna. vol.II.14ªEd. 2000

La Diabetes. En: http://www.healthsystem.virginia.edu/UVAHealth/adult_diabetes_sp/oral.cfm (Fecha de acceso: 08 de enero del 2007)

Diabetes y la salud oral. En: http://ada.org/public/espanol/patient/diabetes.pdf  (Fecha de acceso: 03 de febrero del 2007)

Diabetes – Perspectiva Médica . En: http://www.urbanext.uiuc.edu/diabetes_sp/0212.html  (Fecha de acceso:20 de enero 2007)


Autores: 


Marchena Morera H*,
Reyes Rodríguez ID**.

*Especialista I Grado en Pediatría. Verticalizada en Endocrinología Pediátrica. Profesor instructor. Hospital Pediátrico Universitario “Paquito González Cueto”.

** Especialista I Grado en Microbiología. Profesor instructor. Centro Provincial Higiene y Epidemiología.


A continuación, presentamos una selección de los vídeos que ya pueden ver en la sección Vídeos de Medicina y Enfermería

>>ENTRAR EN VÍDEOS DE MEDICINA Y ENFERMERÍA

Categorías

Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924