Nutricion parenteral.
Autor: Mª Cristina Diaz Fernandez | Publicado:  20/04/2006 | Enfermeria , Cuidados Intensivos y Cuidados Criticos , Endocrinologia y Nutricion | |
INTRODUCCION.

La administración intravenosa de calorias, nitrógeno y otros principios nutritivos en cantidades suficientes para obtener síntesis de tejidos y anabolismo se denomina nutrición parenteral total (NPT).
La demostración de la prevalencia de malnutrición en poblaciones hospitalarias y del beneficio de la reposición nutricional en estos pacientes impulsó el desarrollo de un nuevo campo en la medicina, el soporte nutricional clínico. La investigación en este área ha progresado aceleradamente en los últimos años y la nueva ciencia se ha convertido en una importante especialidad de la medicina.
Dudrick desarrollo la técnica de administrar líquidos para nutrición parenteral total por la vena subclavia hasta la vena cava superior, donde la solución es diluida rápidamente por el gran volumen de sangre circulante y se reduce al mínimo la hipertonicidad de la solución. La NPT esta indicada en pacientes que no pueden ingerir alimentos.
La NP es una técnica de asistencia nutricional de alto costo y con riesgo de complicaciones graves, por lo que está reservada para casos especiales.
Cuando se ha decidido optar por la alimentación artificial como medida complementaria al restablecimiento de la salud de una persona, es necesario tener presente que estas fórmulas nutricionales especiales contienen múltiples componentes los cuales tienen un potencial de interacción entre cada una de ellas generalmente indeseables.
El adecuado funcionamiento de la unidad de soporte de nutrición parenteral exige que exista un área específica en el hospital donde esta funcione. Esta unidad debe incluir zonas apropiadas para la preparación de la nutrición parenteral.
Debe tener una serie de características en su diseño y construcción para reducir al mínimo la contaminación microbiana durante la preparación de estas soluciones, como son, circulación restringida donde solo accederá a ellas el personal destinado a preparar las mezclas, vestimenta adecuada y utilizada únicamente para este fin que incluyen: bata, gorro, mascarilla y guantes estériles. No se pueden almacenar en ellas ningún elemento, excepto los de preparación de cada día.

CABINA DE FLUJO LAMINAR HORIZONTAL.
Para disponer de una superficie de trabajo estéril que no ponga en peligro la esterilidad de las NP se usan las cabinas de flujo laminar horizontal.
Una cabina de flujo laminar horizontal es un receptáculo en forma generalmente
prismática con una única cara libre (la frontal) que da acceso al interior, donde se
localiza la superficie de trabajo. La esterilidad de la zona de trabajo se consigue
porque se hace circular a través del interior de la cabina una corriente de aire que
previamente ha sido microfiltrada para eliminar toda partícula extraña. Para evitar
que el aire del exterior pueda entrar en la cabina de flujo sin pasar previamente por los filtros se procura que la presión interior sea ligeramente superior a la presion exterior, con lo cual el aire siempre circula de dentro hacia fuera y nunca al revés.

La cabina puede disponer además de elementos accesorios como son: fuente de luz, lámpara de esterilización por U.V., contador de horas de funcionamiento, indicador de presión interior, etc.

Limpieza de la cabina
La cabina se ha de conectar al menos 15 minutos antes de comenzar la elaboración de las preparaciones. Previamente se puede realizar una limpieza con agua jabonosa (Agente no corrosivo, Clorhexidina 0,5%). Se limpiará con una compresa impregnada en alcohol 70º, siempre de dentro hacia fuera (de menor a mayor contaminación). No debe mojarse el filtro HEPA de la cabina al realizarse la limpieza. Por este motivo, la rejilla protectora del filtro únicamente se limpiará con una compresa ligeramente impregnada en alcohol 70º. Una vez finalizada la elaboración se procederá igualmente a la limpieza de la cabina.
Se debe desinfectar todo el material que se vaya a introducir en la cabina sumergiéndolo en un baño de alcohol al 70º por lo menos durante 5 minutos.

Normas de trabajo en las CFL.
La puerta del recinto debe estar cerrada durante la elaboración de las nutriciones para evitar corrientes de aire y mantener las condiciones de asepsia.
Se introducirá en la CFL todo el material estéril. La apertura del embalaje de jeringas se realizará por el extremo donde se sitúan las solapas. En el caso de las agujas se hará por el extremo opuesto al de las solapas, presionando por el lado de la punta de la aguja, y no por la base del cono, y apretando sobre al plástico para que se rompa el papel.
El material se dispondrá en los laterales de la zona de trabajo y alejados entre 10 y 15 cm, tanto del borde exterior de la cabina como de la rejilla protectora del filtro HEPA, hay que procurar no ocupar mas de un tercio de la superficie de la mesa de trabajo, dejando el área central libre para realizar manipulaciones.
Una vez introducido, colocado y preparado todo el material es recomendable dejar unos cinco minutos antes de empezar a trabajar, para que el flujo laminar retire la posible contaminación transportada del exterior.
Las operaciones se llevarán a cabo dentro del margen de seguridad (15 cm hacia dentro de la cabina), en el centro del área de trabajo. Durante el proceso de preparación de las mezclas el operador deberá tener en cuenta una serie de normas encaminadas a no alterar el flujo de aire y con ello la posible contaminación por partículas y /o microorganismos del ambiente de la cabina:
   • minimizar los movimientos dentro y fuera de la cabina ( no levantarse mientras no acabe la preparación de las mezclas, no sacar las manos de la cabina…).
   • evitar trabajar con lo codos apoyados en la superficie de la CFL.
   • mientras se este trabajando en la cabina, el operador no deberá comer, beber,
rascarse.
   • Si el operador tuviera alguna enfermedad leve deberá ser sustituido hasta su 
recuperación.
• Si el material se rompe dentro de la cabina se retirará cuidadosamente de la superficie de trabajo, evitando que queden restos y sin movimientos bruscos.
• Evitar la proyección de líquidos sobre el filtro HEPA, tanto cuando se abran las
ampollas como cuando se ajuste el volumen de las jeringas.
• Al finalizar el trabajo, limpiar nuevamente la superficie de la cabina de trabajo.

La preparación del manipulador se hará en la zona donde se encuentra la cabina, se vestirá con una bata limpia que le llegue hasta las rodillas, que no desprenda hilos y con puños elásticos,mascarillla, gorro y guantes estériles.
Desde el momento que el operador se coloca los guantes no deberá entrar en contacto con material o sustancias no estériles.
El asiento que se utiliza para trabajar deberá tener ruedas que permitan acomodarse, acercarse y alejarse de la zona de trabajo de la cabina sin necesidad del uso de las manos.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924