Ulceras ¿son todas iguales?
Autor: Montserrat Prado Rodríguez-Barbero | Publicado:  28/04/2009 | Cirugia Plastica Estetica y Reparadora , Enfermeria , Cirugia Cardiovascular , Angiologia y Cirugia Vascular , Imagenes de Enfermeria , Imagenes de Cirugia Plastica Estetica y Reparadora , Imagenes de Angiologia y Cirugia Vascular , Imagenes de Cirugia Cardiovascular | |
Ulceras ¿son todas iguales?.1

Úlceras ¿son todas iguales?

 

Montserrat Prado Rodríguez-Barbero. D.U.E. del servicio de cirugía vascular y neurocirugía del Hospital General de Ciudad Real.

 

Resumen

 

Con este artículo, se quiere dar a entender a los lectores, que no todas las úlceras son iguales, y que por lo tanto tampoco se puede aplicar un mismo tratamiento para hacer frente a ellas. Para ello, en primer lugar es necesario tener claro el concepto de úlcera y a continuación realizar una descripción de cada uno de los distintos tipos de heridas con las que nos podemos encontrar para así poder realizar un buen diagnóstico diferencial y aplicar un buen tratamiento tanto preventivo como curativo.

 

Summary

           

With this article, we want to suggest to readers, ulceration, not all are equal, and therefore can not apply the same treatment to deal with them. To do this, first we need to be clear about the concept of ulcer and then make a description of each of the different types of injuries with which we can find, so we can make a good diagnosis and proper treatment while implementing a preventive as curative.

           

Palabras clave: Úlcera, piel, presión,  diagnóstico diferencial.

 

Key words: Ulcers, skin, pressure, differential diagnosis.

 

Introducción.

           

A veces, cuando nos referimos al término úlcera, caemos en el error de tratarla la mayoría de las veces como una herida cutánea causada únicamente por sufrir una presión excesiva y no caemos en la cuenta de que existen otros tipos de úlceras debido a la existencia de diversos factores individuales que pueden potenciar o no la aparición de este tipo de heridas. Por ello, el objetivo de este articulo, es dar a conocer los tipos de úlceras con las que nos podemos encontrar, sus características y los posibles tratamientos preventivos.

 

¿Qué es una úlcera?

 

Una úlcera o llaga, “es toda lesión abierta de la piel o membrana mucosa con forma crateriforme (con forma de un cráter, al perderse parte del tejido) y con escasa o nula tendencia a la cicatrización espontánea”. Con la definición anterior, podemos comprobar que el término úlcera se puede aplicar a distintos campos como: odontológico (úlcera de la mucosa bucal), digestivo (úlcera de la mucosa péptica), dermatológico (úlcera cutánea), entre otros.

 

En este caso, me centrare en las úlceras cutáneas, por lo que creo más conveniente el definir el término úlcera del siguiente modo: como una pérdida de la integridad de la piel en una zona determinada que puede ser secundaria a un déficit de riego sanguíneo venosos, arterial o de ambos. En la actualidad se considera una patología de gran importancia al repercutir en ciertos grupos de la población que son considerados grupos de alto riesgo para padecer esta patología como: los pacientes encamados, pacientes con alteraciones arteriales o venosas periféricas, los diabéticos, individuos pertenecientes al grupo de la tercera edad.

 

Su importancia se debe a que al producirse la rotura de la piel el individuo queda expuesto al medio ambiente, estando indefenso el organismo ante los rozamientos, los rayos ultravioleta, las acciones de diversos microorganismos patógenos que provocarán infecciones, etc. Además también se verán alteradas las funciones propias que cumple la piel, como son las funciones sensoriales y la termorregulación corporal.

 

Tipos de úlceras

 

A continuación se describirán los distintos tipos de úlceras que nos podemos encontrar. El saber diferenciar un tipo de úlcera de otro es muy importante a la hora de elaborar un diagnóstico, un tratamiento y un plan de cuidados.

 

Úlceras vasculares: se originan debido a un trastorno circulatorio que origina una disminución del aporte sanguíneo del sistema arterial o un déficit del retorno sanguíneo venoso. Suelen ser crónicas y recidivantes además la causa que la originó suele mantenerse después de la cicatrización. Existen varios tipos:

 

Úlceras vasculares arteriales o isquémicas: su aparición se debe a procesos isquémicos crónicos (interrupción permanente o transitoria del riego sanguíneo a una parte del cuerpo) (Imagen 1)

 

Úlceras venosas o de éxtasis: son las más frecuentes. Se originan debido a la pérdida de la capacidad del sistema valvular venoso a la hora de realizar el retorno sanguíneo venoso o a la existencia de algún elemento que oblitere el conducto venoso. Nos podemos encontrar con úlceras varicosas (superficiales, redondeadas, únicas) y ulceras postflebíticas (profundas, irregulares, múltiples, de peor pronóstico). (Imagen 2)

 

Úlceras mixtas: en estas coinciden tanto la patología venosa como la arterial.

 

Úlceras por presión (UPP): es debido al aplastamiento de los tejidos entre dos planos duros, las prominencias óseas del propio paciente y una superficie externa, que son sometidos a una presión o fricción durante un periodo de tiempo prolongado, aproximadamente de unas dos a cuatro horas (imagen 3,pág. 2). Existe una clasificación de este tipo de úlceras que nos permite ubicarlas dentro de unos estadios según su evolución, así nos podemos encontrar con una úlcera en:

 

Estadio I: el eritema o irritación bien delimitada y de color rojo que se mantiene a pesar de retirar la presión. Es debido a la isquemia por compresión que puede ser más o menos reversible.

Estadio II: aparece una flictena o ampolla que afecta a la parte superficial de la piel (dermis) que puede desaparecer con el roce o fricción dejándonos ver la subdermis produciendo un dolor importante.

Estadio III: aparece una escara gruesa y negruzca existiendo debajo una ulceración que puede infectarse. Se encuentra afectada la dermis y el tejido subcutáneo pudiendo incluso llegar al músculo. Es una lesión más profunda e importante, aunque el dolor es mínimo.

Estadio IV: llega a afectar al músculo, huesos y estructuras de alrededor ya que puede tener un recorrido cavernoso. Aunque no existe dolo, son graves, producen gran cantidad de exudado, puede tener olor desagradable y producirse hemorragias. Tienen un elevado riesgo de infección.

 

Úlceras neuropáticas o neurotróficas: su origen reside en la falta de sensibilidad que el paciente tiene en sus tejidos. Existen ciertas afecciones que condicionan el que aparezcan con mayor frecuencia este tipo de afecciones como son: la diabetes, las lesiones nerviosas periféricas, la espina bífida. (Imagen 4)

 

Úlceras yatrogénicas: son las que aparecen debido al roce o presión derivados de la utilización de algún tipo de material, como pueden ser sondas vesicales, gafas de oxígeno, etc. Suelen ser pequeñas y de escasa gravedad. (Imagen 5)

 

Úlceras tumorales o malignas: están asociadas a algún tipo de tumor. No suelen cicatrizar y además afectan al tejido circundante ya que suelen verse afectadas por la acción de la quimioterapia y radioterapia.

 

Imágenes

 

1. Úlcera Vascular

 

tratamiento_ulceras_presion/ulcera_vascular_arterial

 

2. Úlcera Vascular Venosa.

 

tratamiento_ulceras_presion/ulcera_vascular_venosa

 

3.Úlcera por presión (glútea)

 

tratamiento_ulceras_presion/ulcera_por_presion_UPP

4. Úlcera Neuropática

 

tratamiento_ulceras_presion/ulcera_neuropatica




Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924