La sala situacional como herramienta para el logro de equidad en salud
Autor: Dra. Daniella Padrón Malpica | Publicado:  24/09/2009 | Otras Especialidades , Medicina Preventiva y Salud Publica , Gestion Sanitaria | |
La sala situacional como herramienta para el logro de equidad en salud.4

·         La salud es una de las condiciones más importantes de la vida humana y un componente fundamental de las posibilidades humanas. Sin embargo, es importante hacer la distinción entre el logro y la posibilidad de la misma, y por otra parte las facilidades ofrecidas para dicho logro, como lo es la atención sanitaria. Abogar por la equidad en salud no puede consistir simplemente en demandas relacionadas con la distribución de la atención sanitaria en particular. Los factores que pueden contribuir a los logros y fracasos en el campo de la salud van mucho más allá de la atención sanitaria e incluyen influencias muy distintas, desde las predisposiciones genéticas, los ingresos individuales, los hábitos alimentarios y los estilos de vida hasta el entorno epidemiológico y las condiciones de trabajo.

·         Se debe ir más allá de los logros de la salud y de las posibilidades de lograr la salud, en la medida que los procesos y la justicia procesal tienen una importancia ineludible para la justicia social.

·         La equidad en salud no puede únicamente preocuparse de la desigualdad en salud o en la atención sanitaria, sino debe considerar cómo se relaciona la salud con otras características a través de la asignación de recursos y de acuerdos sociales. (16)

 

Reflexionando sobre las consideraciones planteadas por Sen, se razona que no es que la desigualdad en salud carezca de interés, sin embargo no se pueden identificar las desigualdades en salud con la inequidad en salud, aunque indudablemente sean importantes para ésta, y por otro lado, reconocer que la medición e identificación de desigualdades represente un primer paso en la determinación de inequidades.

 

La reducción de la desigualdad no ha mejorado la equidad en salud, dado que ésta última necesita que se considere además de la desigualdad, la posibilidad de conseguir acuerdos para la asignación de recursos, las instituciones o las políticas sociales. La evaluación de la equidad en salud centrándose únicamente en las desigualdades es hacer un abordaje incompleto de la situación, obviando la multidimensionalidad de la equidad en salud. (17)

 

Sin embargo, para Pinedo, es de gran relevancia categorizar las desigualdades sociales ya que para él éstas representan un acercamiento a la realidad en la que vive la población, identificando las diferencias en los grupos poblacionales, lo cual configura las inequidades, además que mediante un proceso de problematización para la identificación de los determinantes, permite o facilita la búsqueda de soluciones definitivas a las necesidades, considerando también que las necesidades de la población se manifiestan en los Territorios Sociales como espacios idóneos de intervención y que mediante el proceso de análisis se direcciona la oferta de los servicios hacia las necesidades de la población, a través de proyectos que permitan el desarrollo humano con equidad. Además, agrega que con la aplicación de proyectos promocionales para el desarrollo de autonomía, se logra una mejor redistribución del poder y la riqueza, reduciendo las inequidades sociales. (18)

 

Así mismo, este autor argumenta que existen razones para preocuparse por las inequidades en salud entre las que menciona: la razón pragmática, considerando que la evidencia empírica enseña que en países en donde las diferencias o brechas son muy grandes, la situación sanitaria de la población es mala; la razón ética, la cual hace referencia a que si las brechas son evitables, entonces es injusto que persistan. La justicia social es buena para la salud; la razón social, esgrime que si se acepta que la situación de salud es un reflejo de influencias sociales macrodeterminantes, entonces las brechas en salud son una consecuencia de las diferencias o exclusiones de la sociedad en su conjunto.

 

Es del consenso de todos, aquellos países en el mundo, que han establecido y aplicado políticas sociales a largo plazo inclinadas a una distribución más amplia de los ingresos y beneficios sociales, brindando a sus poblaciones mejor acceso a la educación, a los servicios básicos de salud, a la nutrición y al saneamiento básico han logrado tasas de mortalidad bajas comparadas con los países de igual o aún mejor desempeño económico donde las grandes disparidades de ingresos y recursos persisten, como es el caso en América Latina de países como Cuba y Costa Rica.

 

Podemos decir con certeza que la inversión en salud es de las de mayor retorno posible; significa fortalecer el capital humano de la sociedad, base de la productividad, el progreso tecnológico y la competitividad.

 

La perspectiva de la OPS, para la promoción de la equidad en salud y desarrollo humano en la cooperación técnica en salud en las Américas establece áreas estratégicas para lograr mayor equidad en la salud de las personas de la Región de las Américas, entre estas se tienen:

 

Medición: se requiere avanzar en el desarrollo de instrumentos y métodos para medir las diferencias entre grupos sociales y económicos, por género y por otras categorías sociales, así como también, en la creación de herramientas para ayudar a los gerentes de programas y decisores políticos para que establezcan metas para medir el progreso hacia la reducción de las inequidades identificadas.

 

La modificación de los servicios de salud: no es suficiente tan sólo aumentar el acceso a los servicios existentes, sino que también se necesita modificar los servicios para que sean más sensibles y pertinentes a los problemas de salud de las personas pobres, las mujeres y los miembros de minorías étnicas.

 

El enfoque sobre los macrodeterminantes más amplios de la salud: es necesario extender la inquietud actual por alcanzar una mayor equidad en el acceso a los servicios de atención en salud por la del acceso a otros insumos sociales tanto o más determinantes de la salud colectiva, como la educación materna, el acceso al agua y al saneamiento y la seguridad alimentaria, de vivienda y empleo, a fin de identificar los enfoques más integrales y eficaces para mejorar la salud.

 

La abogacía y la promoción de la equidad en la salud: la aplicación de técnicas estadísticas complejas para la medición de las disparidades de salud entre grupos socioeconómicos, o por género, no tendrá mucha repercusión si no se generan medios eficaces para introducir esta información en el proceso político y técnico de la toma de decisión para la asignación de recursos, la conducción de programas, y la formulación de políticas orientadas al logro de una mayor equidad en salud. Esto implica ensanchar la interacción entre las instituciones del sector público con las instancias del sector privado y las organizaciones de la sociedad civil para que éstas puedan desempeñar una función de apoyo al monitoreo de la equidad y de vigilantes del impacto de las políticas públicas sobre la equidad en salud y desarrollo humano.

 

La identificación de los enfoques eficaces e intervenciones efectivas: en muchas localidades de la Región de las Américas, se han formulado e implementado políticas y proyectos locales exitosos, orientados a lograr la equidad de salud y el desarrollo humano con enfoques demostrados como eficaces y que necesitan ser reconocidos y difundidos por los gobiernos y los organismos de cooperación técnica y financiera. Esto requiere establecer una búsqueda sistemática de las mejores prácticas y de experiencias piloto aptas para la evaluación sistemática, a fin de promover su diseminación, adaptación y asimilación en otros contextos. (19)

 

III.- Legislación venezolana, políticas públicas y equidad en salud.

 

Los cambios que se están produciendo tanto a nivel mundial como regional y subregional y al interior de los países, indudablemente llevan a reflexionar sobre la actualización de los marcos jurídicos en todos sus aspectos.



Categorías
Buscar publicaciones:



 Búsqueda Avanzada



Siga diariamente todas las novedades de PortalesMedicos.com en


  Revista Electrónica de PortalesMedicos.com

Revista de Medicina y Ciencias de la Salud, de periodicidad quincenal, dirigida a los profesionales de la Salud de habla hispana. ISSN 1886-8924